Una mirada técnica a los problemas geológicos en Villarrica

Crédito: Suministrada – EL NUEVO DÍA
Mediante investigaciones y estudios científicos, la veeduría Revisar se refirió a los temas concernientes con la inestabilidad en el terreno en el oriente del Tolima, específicamente en Villarrica.
PUBLICIDAD

La Red de Veedurías del Tolima, Revisar, se refirió a los temas concernientes en Villarrica, entre ellos sus problemas geológicos y los estudios científicos ejecutados, la inestabilidad de sus terrenos y lo que podría ocurrir de realizar actividades de extracción de hidrocarburos.

En comunicado elaborado por la veeduría, luego de estudios elaborados durante seis meses por integrantes de la Red, se enuncian estos problemas originados por la formación geológica del terreno donde se fundó la población y que ha ocasionado daño en las viviendas.

Según Revisar, con datos y fotografías tomados en 1947, 1971, 1993, 1998 y 2014, relacionados con desastres naturales ocurridos en Villarrica, los cuales reposan en la biblioteca del Servicio Geológico Colombiano, se expusieron, entre otras, los problemas de sus terrenos.

“El informe 1588 de 1971, de Instituto Nacional de Investigación Geológica Mineros, hoy Servicio Geológico Colombiano, el municipio cuenta con grandes zonas de reptación con fracturas concoideas y sus consiguientes deslizamientos.

“Las causas de la reptación o creep tectónica, ya sea en  roca o suelo, es el producto de dos eventos tectónicos muy intensos generados por los sistemas bien marcados de fallas geológicas en la zona sur de la población, que desarrolló un diaclasamiento general en las rocas pertenecientes a los Grupos Villeta y Olini, que conforman la génesis geológica de la región”, reza el comunicado.

El documento elaborado en 1993 por la entonces Ingeominas, anota que el casco urbano está sobre un depósito de flujos de escombros formados por fragmentos y bloques de arenisca en matriz-arcilla – limosa, que origina suelos con gravas en matriz arcillosa.

Lo que genera que en condiciones de humedad baja, la matriz es dura y compacta, pero al saturarse de agua, tiene plasticidad moderada a alta y provoca movimientos lentos de terreno, que genera el proceso de reptación que afecta las líneas vitales como las redes de agua potable, gas, eléctricas, telecomunicaciones, sistemas de transporte y las viviendas.

“Con las informaciones científicas se concluye que grandes zonas del municipio tienen una inestabilidad geológica activa y que reviste caracteres de suma gravedad por los procesos de reptación o creep tectónica y sus consiguientes deslizamientos, socavaciones en los cauces de ríos, quebradas y roca fracturada”.

La Red toma un estudio elaborado en 1987 por la Universidad Francisco de Paula Santander Cúcuta, en la que indica que “a partir de datos geológicos sismológicos e históricos, es posible establecer la actividad relativa de una falla geológica y clasificarla en las categorías: activa, de actividad potencial, de actividad incierta, inactiva. 

“Las fallas activas están marcadas en el sentido geológico, por movimiento o rotura histórica o recientes, asociados con temblores muy perjudiciales, por un reptamiento o creep tectónico ya sea en roca o suelo o por indicación geodésica de movimiento”.

Esto lo toma además, para confirmar que la reptación o creep tectónico, ya sea en roca o suelo que afecta actualmente zonas de Villarrica, es de origen sísmico generado por las fallas geológicas activas localizadas al sur del municipio.

“Lo anterior nos indica la importancia de impedir cualquier actividad sísmica tipo industrial como la exploración de hidrocarburos en el Bosque de Galilea, u otra actividad minera en cualquier zona del municipio, ya que aceleraría el creep tectónico de origen sísmico causando posiblemente  un desastre natural en las zonas afectadas por el reptamiento debido a que la población está en una zona sísmica alta, de acuerdo con la Norma Sismo – Resistente 2010.

Finalmente dice el comunicado, que en los últimos años se ha acelerado el reptamiento por el mal uso de los suelos, sumados con las lluvias y deforestación, factores que ayudan a generar fenómenos de inestabilidad en el casco urbano.

 

--

 

Definiciones importantes de las cinco jornadas

El documento científico “Estudio de las Amenazas Naturales” presentado en las cinco Jornadas Geotécnicas de la Ingeniería Colombiana en 1987, el fenómeno de reptación o creep tectónico quedó definida así:

“La reptación se manifiesta como desplazamiento muy lento de la parte superficial del terreno, aún en taludes de pendiente moderada y con cobertura vegetal. El fenómeno puede pasar inadvertido puesto que tiene velocidad promedio cercana a un centímetro por año, puede ser prácticamente nulo en algunos periodos, por ejemplo, en veranos prolongados, y activarse en tiempos lluviosos hasta 3 a 5 centímetros por año, según el tipo de material que conforma la ladera.

El movimiento llega a evidenciarse por la deformación del terreno, la formación de arrugas y escalones, inclinación de árboles, separación del suelo en el contacto con grandes rocas, la migración de estas, el corrimiento de líneas férreas y vías, la tensión de cercas y raíces de árboles, etc.

Al contrario de los deslizamientos, en la reptación no hay una separación definida entre la masa de movimiento y la que permanece en su sitio estática; es posible que abarque grandes extensiones en la ladera de una montaña.

 

..

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios