Invierno deja veredas de Rovira y Murillo incomunicadas

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.
Contenido Exclusivo
El desbordamiento de fuentes hídricas y los derrumbes sobre corredores viales tras fuertes aguaceros, siguen siendo las mayores debilidades de estas dos poblaciones, que vuelven a enfrentar situaciones de emergencia.
PUBLICIDAD

Durante este fin de semana los habitantes de la vereda Puente Tuamo en Rovira, volvieron a afrontar una emergencia a causa del invierno. El balance, según datos entregados por la comunidad, es una casa colapsada y al menos 10 familias afectadas.

Testimonios de los residentes, señalan que el viernes hacia las 3 p.m. se registró un fuerte aguacero, que ocasionó la creciente de dos quebradas que están cerca de las viviendas. Uno de los afluentes que se ubica a aproximadamente 150 metros de distancia se desbordó y alcanzó a llegar hasta la vía principal, arrastrando consigo parte de la banca.

Y el segundo afluente que cruza por la mitad de la vereda, también se salió del cauce y logró llegar hasta las viviendas, es decir, que los habitantes prácticamente quedaron rodeados.

“Una familia lo perdió todo. Hay dos casas afectadas, gracias a Dios no hubo pérdidas humanas, sino materiales”, comentó un habitante. Además de ello, varias veredas quedaron incomunicadas a causa de los derrumbes sobre la vía.

Según conoció esta redacción, durante el domingo la Alcaldía desplazó maquinaria a la zona, sin embargo, hay veredas en las que el alto volumen de material caído, no permite abrir paso fácilmente.

En este caso la intervención se hizo sobre un corredor alterno que conecta las veredas La Plata, Pijao, Guaimaral y Puente Tuamo.

Y aunque existe una vía central, este tiene un taponamiento en la vereda La Florida, allí desde hace un tiempo considerable, desapareció la banca.

Además de este complejo y difícil panorama, también hay obstrucción vial en la ruta que conduce hacia el corregimiento Riomanso, a lo que se le suma un clima de frecuentes lluvias y suspensión en el servicio de energía desde el viernes.

 

Emergencia se repite

A mediados de 2020 el represamiento del río Tuamo y su posterior desbordamiento, también ocasionó daños en viviendas, cultivos y en la red vial, ante la magnitud de los daños la Administración municipal optó por declarar la calamidad pública.

En ese entonces, la vía que conduce a Riomanso perdió parte de la banca, por lo que la comunidad de forma artesanal junto a la Alcaldía, hizo una reparación de emergencia, al preguntar en qué condiciones está dicho corredor, los lugareños comentaron que pasado un año no hubo una solución de fondo.

“Nuevamente yo creo que se piensa en hacer el relleno, para habilitar rápido. En estos momentos la Gobernación no ha hecho presencia, solamente dicen que viene a hacer estudios. (Ha llegado) la Alcaldía con los bomberos”, expresó un habitante.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí: https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

Redacción Tolima.

Comentarios