Las huellas que puede dejar el Covid-19 y cambiar la vida en algunos pacientes

Crédito: Colprensa – EL NUEVO DÍAEn medio del desarrollo las evidencias muestran que sin importar la edad, el riesgo es igual, para personas con patologías previas o sin ellas, en cuanto al desarrollo de la enfermedad y sus efectos posteriores.
Diariamente se registra el número de pacientes que deja el coronavirus con sus diferentes variantes, pasado el tiempo se pudo determinar que la enfermedad en algunos casos, genera dificultades que dan un completo giro a la cotidianidad. EL NUEVO DÍA indagó con expertos y pacientes qué hay después de superar el Covid-19.
PUBLICIDAD

A cerca de cumplir dos años desde que se conoció el primer caso de Covid-19 en el país, son varios los retos afrontados  en el campo médico, además de luchar con un ‘enemigo invisible’ que se desconocía en su totalidad. La siguiente parte de esta historia que continúa, es tratar con los síntomas poscovid o efectos posteriores, con los que quedan algunas personas  y que pueden ser de corto o mediano plazo.

Lo que se ha evidenciado hasta el momento, es que una vez se supera la enfermedad y sin importar si se manifestó de forma sintomática o asintomática, en personas jóvenes o adultas mayores, hay casos en los que quedan huellas que terminan cambiando la vida y obligando a dejar a un lado, esas actividades que eran un hábito o a las que se estaba acostumbrado.

Expertos en el tema también precisaron que se considera síntoma poscovid, a aquellas dificultades  que prevalecen pasadas 12 semanas, tiempo que se cuenta desde el momento en que se confirma la enfermedad.

 

Limitación de actividades físicas

Tolima.

Juan Pablo Escobar Tovar, médico Pediatra, especialista en Enfermedades Infecciosas del hospital Federico Lleras Acosta, dijo que a pesar de los dos años que se lleva luchando en contra del virus, cada día es de aprendizaje, innovación y conocimiento.

“Claramente vemos como la vacunación si impactó bastante en el tema de la carga de enfermedad en la pandemia y como tuvimos un descenso significativo de complicaciones, de muertes muy posiblemente (debido) a la utilización de la vacuna”.

En cuanto a los efectos poscovid, explicó que los daños más frecuentes están en el sistema pulmonar, “hay un síndrome que se llama síndrome de Covid prolongado, que produce fatiga crónica, que es un desvanecimiento y cansancio crónico que puede tener una persona.

“También vimos casos de fibrosis pulmonar con complicaciones respiratorias que pueden llevar a los pacientes a una limitación en las actividades físicas, por el componente restrictivo que deja en el pulmón”.

A modo general, una conclusión es que a las personas “les cambia la vida en el sentido, que para hacer algunas actividades de la cotidianidad, van a tener limitación por la fatiga que pueden presentar”.

Agregó, que a pesar de todo lo ocurrido hay quienes tienen el pensamiento que las diferentes variantes no generan complicaciones, pero no es así, pues todos tienen el riesgo de padecer una enfermedad severa y llegar a una UCI.

En cuanto a los actuales contagios “creo que se juntaron muchos componentes a enero de 2022 para ver como los casos están en aumento exponencial día a día, uno de estos son las actividades de diciembre, las reuniones familiares y sociales, contribuyeron.

“Dos, la confianza que se tenía en que el Covid se había ido o estaba disminuido, y tres la llegada de la variante ómicron. Sabemos que ya tenemos circulación en Colombia, Tolima e Ibagué no creo que sea la excepción”.

Mencionó que el ómicron produce síntomas como una gripe tradicional, pero puede llegar a desencadenar una neumonía o la necesidad de una UCI.

El profesional aclaró que “uno vacunado tiene el mismo riesgo de infectarse, pero posiblemente las complicaciones disminuyen considerablemente, por eso siempre, la recomendación que se dio con el Plan Nacional de Vacunación es que aparte de la dosis, siempre se debía continuar las medidas de bioseguridad, distanciamiento, lavado de manos y uso de tapabocas permanente”.

Escobar Tovar dejó algunas predicciones como que debido al aumento significativo de pacientes por Covid, habrá ausentismo laboral y se pueden presentar brotes en las escuelas, colegios, oficinas y demás conglomerados en los próximos dos meses, igualmente, se espera una menor proporción de hospitalizados y fallecidos. “Va haber muchísimo paciente sintomático respiratorio con síntomas leves, todo eso debido principalmente a las vacunas”.

 

“La vida de antes no vuelve”

Tolima.

Óscar Villanueva, director del canal local Ángeles Televisión, vivió un 2021 muy difícil pues a pesar de que acató todas las recomendaciones y restricciones que se impusieron en su momento, para evitar el contagio, no logró escapar del virus.

“Me cuidé muchísimo en casa y creo que una vez que salí al Centro por fuerza mayor, tuve contacto con un taxi y no tuve la precaución de asepsia en mis manos. A los tres días empecé a sentir malestar, no quise ir al médico, pensé que era algo pasajero, trate de decir mentiras para no llegar a un hospital”.

Sin embargo, con el paso de los días la situación empeoró y tras una revisión médica en casa, la recomendación fue ir a consulta y allí le confirmaron que era positivo.

En total fueron 14 días hospitalizados, de los cuales siete estuvo en una UCI, de este tiempo recuerda que lo más complicado fue depender de la ayuda de otras personas para poder moverse, pues así intentara dar unos simples pasos, la baja capacidad respiratoria no se lo permitía.

Además de ello, el no poder estar acompañado de su familia, fue otra prueba difícil, “el ahogo es horrible, afortunadamente, no me alcanzaron a intubar pero si es algo que no se lo recomiendo a nadie, no sé porque la gente no se cuida, piensan que ya pasó y es una realidad, ahora estamos en otro ‘pico’”.

En este punto se pensaría que ser dado de alta es sinónimo de que todo volverá a la normalidad, sin embargo, para Óscar no fue así, “seguí con tratamiento en casa, el cuidado de una enfermera por 25 días y 15 terapias de respiración en un centro de rehabilitación. La vida de antes no vuelve, la de poder hacer cosas normales como el deporte, no es igual, hay gran parte de la memoria que se pierde, hay cosas que se olvidan, es algo que queda”.

Ya pasaron nueve meses desde que él fue paciente positivo, sin embargo, a hoy no puede jugar un partido de fútbol o ping pong completo, “es muy difícil el cansancio, el dolor en las piernas, el dormir poco…”, a pesar de las dificultades, insiste en no dejar que el virus le arrebate la práctica de estos hobbies.

Otra lucha personal, es lograr volver a tener buena memoria o retener recuerdos a corto plazo, “cosas tan elementales como dejar un objeto en un lugar y al momento no tener ni idea donde quedó y cuando ves donde los dejaste dices yo no los puse ahí, es totalmente en blanco, es muy frustrante”.

Tras esta experiencia, el profesional indicó que una enseñanza positiva es valorar más a las personas que lo rodean, como seres queridos, amigos y colegas, por ello, indicó que se debe dejar una huella positiva en esta vida y una forma de hacerlo es amando a la familia, también, lo que se hace diariamente y hacer las cosas cuando se pueden.

 

Una temida fibrosis pulmonar

Tolima.

El médico intensivista y neumólogo, Harold Trujillo, mencionó que con el paso de los días se van conociendo las complicaciones, independientemente de la variante que está circulando. Igualmente, comentó que en la fase inicial del primer ‘pico’ epidemiológico que se tuvo en la región, al igual que ahora, se recibieron varios pacientes con fibrosis pulmonar.

“Algunos con fibrosis muy severas, otras moderadas, otras leves y complicaciones asociadas al proceso postinfeccioso viral respiratorio.

“Estas secuelas en algunos pacientes no han mejorado en su totalidad, quedan con una capacidad, por ahora permanente, con algo de disfunción desde el punto de vista pulmonar, y (si dado) el caso tuvo algún proceso de miocarditis, han tenido algunas presencias de arritmias temporales, otras permanentes y compromiso básicamente de la capacidad funcional de su corazón”.

Ante las posibilidades de secuelas, una vez la persona supera la enfermedad se hace un diagnóstico pulmonar y evaluación cardiaca completa, si se evidencia cualquier anomalía, inicia un proceso de rehabilitación “pulmonar o cardiaca, dependiendo del compromiso de uno o del otro órgano, o de ambos si así se presenta”, precisó Trujillo.

Otros síntomas poscovid detectados es anosmia o pérdida total del olfato. Algunas personas han tardado en recuperarlo entre seis y nueve meses, asimismo, la ageusia que es la desaparición del sentido del gusto. Igualmente, en pacientes con diabetes se ven serias implicaciones.

Además, debido a que la enfermedad lleva a algunos pacientes a necesitar apoyo con ventilación mecánica prolongada, es decir, pasar por una Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, se generan secuelas osteomusculares y por lo tanto síndrome de desacondicionamiento físico.

En los pacientes, “si se hace un trabajo adecuado, con medicamentos que nosotros recomendamos como neumólogos y rehabilitación pulmonar, muchos de ellos recuperan prácticamente su función pulmonar. Es un proceso que a algunos les toma tiempo, otros menos, pero si son juiciosos y disciplinados (se logra)”.

Trujillo comentó que alrededor de un 18% de los pacientes quedan con secuelas severas “e incluso con oxigenoterapia permanente, pero hace parte de algunos pacientes que tienen comorbilidades  previas, de patologías pulmonares como Epoc. Desafortunadamente, el Covid-19 ha dañado las pocas unidades funcionales que tenían los pacientes y quedan con este tipo de incapacidad”.

En cuanto a los grupos poblacionales, la fibrosis se ha evidenciado en pacientes jóvenes y adultos, sin embargo, llama la atención que predomina más entre los hombres que en las mujeres. Otro dato es que también lo han padecido personas entre los 35 y 55 años que no tenían ninguna comorbilidad previa o patología pulmonar.

En medio de la etapa poscovid, que creó la necesidad de acceder a servicios específicos de recuperación, las EPS también se vieron obligadas a ampliar la atención, aunque hay casos en los que acceder a ella es casi como ganarse la lotería.

A lo que se suma que a nivel de Ibagué y el Tolima, la disponibilidad de servicios de terapia de rehabilitación pulmonar es limitada y acceder a una subespecialidad como la neumología no es tan fácil. Lo que genera que haya casos en el que los pacientes tardan en llegar a los especialistas, hecho que ocasiona que el manejo de las secuelas se dificulte mucho más.

 

Lo positivo de la vacunación

Tolima.

La dinámica que trajo el virus generó una oportunidad al hospital Federico Lleras Acosta, especialmente, para la sede El Limonar en donde el equipo médico tuvo que aprender rápidamente cómo atender a los pacientes que ingresaban a través de la sala de emergencias y orientarlos en el proceso poscovid.

Hernán Moreno Herrán, subgerente Científico de la entidad comentó que a diferencia de hace un año, cuando hubo incremento de contagios, las complicaciones y requerimientos en cuidados intensivos para los pacientes no es de la misma magnitud.

“Lo que estamos logrando ver ahora, son los pacientes que no se han vacunado o que han tenido esas complicaciones, es muy evidente de lo que se logró en todo el año con la vacunación. Sí se están dando los resultados esperados”.

Recordó que inicialmente, los enfermos tuvieron estancias prolongadas en UCI y con las complicaciones propias de estar en un ambiente de paciente crítico. Moreno Herrán coincidió en la fibrosis pulmonar, asimismo, dijo que muchas de las personas  que tenían comorbilidades, fueron las más expuestos a sufrir desenlaces.

La “fibrosis pulmonar es el hecho de que el pulmón pierda la elasticidad para permitir el ingreso del oxígeno y el intercambio que se da. Entonces un pulmón al tener fibrosis es como si tuviera una cicatrización y no permite que el paciente tenga una fusión adecuada, son pacientes que algunos quedan dependientes de oxígeno u otros con una pérdida de la clase funcional muy importante”, precisó.

Agregó que en la actualidad conoce dos casos de funcionarios del Hospital que llevan más de un año en proceso de incapacidad, por las huellas que les dejó el Covid-19.

 

Lo que trae el contagio

Tolima.

Por estos días, son más las personas que confirman que tienen Covid, por lo que sufren de síntomas que también llaman la atención, como narró una ibaguereña de 27 años, quien vivió recientemente el contagio en familia, “nos dio tos, los tres primeros días fueron bastantes difíciles por el tema respiratorio, me quedó mucho dolor en las articulaciones, cuando voy a escribir o hacer alguna actividad me molesta mucho, quedé con decaimiento, no se siente uno al cien por ciento”.

Indicó que la vacunación les ayudó tanto a los adultos como a los niños, pero que no tienen presente el momento en el que se contagiaron, pues no son de frecuentar eventos o reuniones gran cantidad de personas.

 

Demanda de servicios

EL NUEVO DÍA también consultó al especialista en medicina interna y neumología, Rodrigo Rubio, quien es médico asesor de la Nueva EPS, quien abordó como las entidades prestadoras de salud se adecuaron a las circunstancias.

Mencionó que los pacientes que tuvieron como secuela una fibrosis pulmonar pasan a engrosar la lista de usuarios dependientes de oxígeno, “por eso a finales de 2020 e incluso el año pasado se hablaba de que no había oxígeno, ese es otro elemento, la logística de ofrecer oxígeno a los pacientes que quedan con secuelas”.

Asimismo, se tuvo que fortalecer los servicios relacionados con la rehabilitación física, respiratoria y emocional de las personas con secuelas.   

“Es importante rescatar que se generó la necesidad en las entidades prestadoras de salud de ofrecer más terapias de las que normalmente se ofrecían, por el perfil clínico que el paciente iba generando”.

Sin embargo, el especialista mencionó que indiscutiblemente en este tema y a medida que evolucione la pandemia, lo más importante es la prevención con vacunación, igualmente, que los pacientes crónicos tengan el tratamiento adecuado y cumplan las recomendaciones médicas.

“Hay una palabra que no debe faltar y es autocuidado, es por ello que las entidades prestadoras de salud como Nueva EPS insiste en el autocuidado para que se incluya dentro de los hábitos saludables el lavado de manos, el uso correcto del tapabocas, distanciamiento y la vacunación correspondiente”.

 

Sin caer en exceso de confianza

Tolima.

Teniendo en cuenta que la pandemia generó una afectación general, son varios los testigos de lo que el virus puede ocasionar en una persona sin importar la edad o el género. Una estudiante de medicina, que actualmente hace su año de internado en el hospital Federico Lleras Acosta recordó que su primera asignación en 2021 fue el área Covid.

“Podía ver familias enteras infectadas y como médicos internos somos los primeros en tener contacto con los pacientes, somos los encargados de ampliar toda la historia clínica y saber cómo fueron los contagios y veíamos que eran por reuniones familiares”, narró.

Recordó que pudo ver en terreno la protección que genera la vacuna, pues en julio del año anterior una adulta mayor de aproximadamente 70 años, aunque se contagió no requirió oxígeno, mientras que enfermos de 30 a 40 años si lo necesitaron.

“Ahora vemos que en los pacientes ha disminuido la gravedad, pero no se reduce lo potencial que es la infección”.

Añadió, que el otro escenario es caer en una confianza excesiva en los biológicos, tanto así que se dejan a un lado las medidas mínimas de bioseguridad.

La médica indicó que los jóvenes deben ser conscientes de que el virus sigue existiendo y de que así se esté inmunizado hay el riesgo de contraerlo, “y generar enfermedad grave, la edad no es un factor protector, evitar asistir a eventos públicos, discotecas, amar a nuestra familia y como lo podemos hacer es utilizando las medidas de protección”.

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios