Fiscalía destapa el cartel de los medicamentos falsos en el Tolima

Fiscalía destapa el cartel de los medicamentos falsos en el Tolima
Los 10 detenidos por la investigación del ‘cartel del cáncer y la hemofilia’ en Ibagué, aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía por falsificar y distribuir medicamentos de alto costo adulterado, los cuales eran traídos de Venezuela y Ecuador.
HÉLMER PARRA / Q'HUBO - EL NUEVO DÍA
Los hermanos Bedoya Moreno, Basto Granada, Collazos Sanabria y Castellanos Montoya, ante el Juzgado Quinto de Garantías.
Foto: HÉLMER PARRA / Q'HUBO - EL NUEVO DÍA
22 Mar 2019 - 3:01am

Así se conoció en las audiencias ante los juzgados Quinto y Octavo de control de garantías, donde fueron presentados Marco Antonio Ramírez Varón, dueño y gerente de Fundasalud; Mónica Liliana Ovalle Páez, secretaria de Ramírez Varón; Carlos Julio Moncada Pinto, también funcionario de Fundasalud; Yesid Wilches Machado, representante legal de Distrimedical, y Germán Humberto Pinto, quien distribuiría medicamentos en el ‘mercado negro’. Además, los hermanos Sergio Andrés y Luis Alejandro Bedoya Moreno; Arcenio Collazos Sanabria, Guillermo Andrés Castellanos Montoya y Juan Gabriel Basto Granada.

Los hechos son investigados desde noviembre de 2013 y hasta marzo de este año. La investigación partió de una denuncia anónima por la muerte de un usuario con hemofilia. Los medicamentos eran falsificados, les alteraron las fechas de vencimiento, y su cadena de frío y conservación no se respetaba. Refirió la Fiscal de Bogotá, que cuenta con elementos materiales probatorios, con seguimiento e interceptaciones legales.

 

Así operaban

El dueño y gerente de Fundasalud, Ramírez Varón, contrataba con las EPS Tolihuila, Pijao Salud, entre otras. Su secretaria Ovalle Páez era la encargada de contactar a los demás miembros de la organización. Y Moncada Pinto era el encargado de adquirir los medicamentos de alto costo y estipular los precios de los mismos. Por su parte, Germán Humberto Pinto estaría montando una distribuidora de medicamentos también del ‘mercado negro’.

 

Lea: -->CTI se ‘tomó’ sede de Tolihuila para investigar denuncia de posibles medicamentos adulterados

Yesid Wilches Machado, quien tenía la distribuidora Distrime-dical, tenía empleados encargados de reclutar personas, entre ellos, habitantes en condición de calle, a quienes hacían pasar como usuarios enfermos de cáncer que reclamaban los medicamentos que volvían a su distribuidora y así ganaba dinero.

También llamaba a las Secretarías de Salud del Tolima e Ibagué y decía que tenía los medicamentos para que direccionaran todos los contratos de medicinas de alto costo con ellos. De igual manera, tenía una fundación, cuyo nombre no se reveló, con la cual supuestamente ayudaba a los enfermos con cáncer. Refirió la delegada del ente acusador, que por estos hechos habría incurrido en una estafa de mil millones de pesos.

 

Traídos de la frontera

Indicó la Fiscalía, que en el caso de los hermanos Bedoya Moreno, tenían contacto con personas en Bogotá, Medellín y Cúcuta. Desde allí, en la frontera venezolana y ecuatoriana, traían los medicamentos de alto costo y de dudosa procedencia, que pasaban de persona a persona, algunos vencidos. Las medicinas eran transportadas a través de empresas de servicio interdepartamental.

Basto Granada tenía contacto con los hermanos Bedoya Moreno para la distribución de las medicinas. Con ellos hablaban acerca de que las cajas no estuvieran arrugadas, además de tutelas de desacato y el cambio de pilas para no perder la cadena de frío, la cual no se puede vulnerar. Además había dos personas en Cúcuta, que en la frontera colombovenezolana ingresaban los medicamentos al país y otra en Bogotá, que ya fueron capturadas y judicializadas, y harían parte de la organización.

 

Los allanamientos

Los agentes del CTI de la Fiscalía adelantaron 11 allanamientos en Ibagué, entre ellos a las oficinas de Fundasalud, Tolihuila, que es manejada por la Clínica Tolima y Sociedad Clínica Emcosalud. También, en viviendas en El Totumo y los apartamentos Palos Verdes de la calle 93. De igual manera, efectuaron operativos en Medellín, Neiva, Manizales, Cali e Ibagué, donde capturaron a varios de los investigados.

En el carro de Guillermo Andrés Castellanos Montoya hallaron 13 millones de pesos en efectivo. Y en los vehículos inspeccionados encontraron cuatro cheques por sumas de 28, 47, 32 y 34 millones de pesos de los bancos Davivienda y de Occidente.

 

Los delitos imputados

En el caso de los hermanos Bedoya Moreno, y los detenidos Collazos Sanabria, Castellanos Montoya y Basto Granada, fueron imputados por los delitos de corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico; usurpación de derechos de propiedad industrial y derechos obtentores de variedades vegetales; concierto para delinquir, y enajenación ilegal de medicamentos.

 

Lea: ---> CTI se ‘tomó’ sede de Tolihuila para investigar denuncia de posibles medicamentos adulterados

Wilches Machado fue imputado por las conductas punibles de corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico, concierto para delinquir, estafa agravada y tráfico de influencias.

A Marco Antonio Ramírez Varón, su secretaria Mónica Liliana Ovalle Páez y a Carlos Julio Moncada Pinto, les endilgaron los delitos de corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico, concierto para delinquir, enajenación ilegal de medicamentos y favorecimiento y facilitación de contrabando.

Por último, a Germán Humberto Pinto, le achacaron los cargos por concierto para delinquir y corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico.

Todos los detenidos aceptaron los cargos durante la diligencia de imputación y todos fueron beneficiados con la detención domiciliaria.

 

¿Quién es Marco Antonio?

Con Fundasalud, es un contratista de los más poderosos del sector de la salud en el Tolima e Ibagué, y muy cercano a políticos de la región.

 

Pronunciamiento

Jorge Acosta, gerente Tolima de Emcosalud, señaló que los allanamientos efectuados el martes a Tolihuila eran para verificar la idoneidad de los medicamentos.

“Ningún funcionario de Emcosalud y Tolihuila fue detenido, y al día siguiente se reinició la entrega de medicamentos y consultas”, dijo el funcionario. Y señaló que el pasado 31 de enero terminaron la relación comercial con Fundasalud y no tienen medicamentos entregados por ellos. Y tuvieron un contrato desde el 1 de mayo de 2014, el cual terminó por decisión de la empresa.

 

Dato

Algunas marcas usurpadas, según la Fiscalía, son de los laboratorios de Roche, Novartis, Bayer, Yacón, entre otros, que tienen medicamentos de alto costo.

 

Dato

mil millones de pesos es la estafa por los dudosos medicamentos.

Publicada por
IBAGUÉ