PUBLICIDAD

Absuelto arquitecto señalado de estafa con proyecto de Monticello

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
El Juez Sexto Penal del Circuito absolvió al arquitecto Eladio Villalba Cortés, por el delito de estafa agravada, del cual era investigado por supuestamente construir unas torres de apartamentos del proyecto Monticello, en la avenida Ambalá.

El abogado Jorge Enrique Lozano Guarín, señaló que su defendido estuvo privado de la libertad por este proceso. “El Juzgado analizó muy bien todos los hechos y los aspectos jurídicos relevantes, para llegar a la conclusión que no se había cometido el delito de estafa agravada por el cual se había acusado señor Eladio Villalba”, dijo.

Según Lozano Guarín, “En razón de que la gran mayoría de declarantes que vinieron, señalaron no sentirse perjudicados, pues a la mayoría se les entregaron sus apartamentos y otro grupo que estaba inconforme, pues de todas maneras se tomó en cuenta que Eladio Villalba no tuvo la intención de estafar a nadie, porque él vendió el proyecto a unos inversionistas, que se comprometieron en dicho contrato a terminar el proyecto”, recordó el defensor del arquitecto.

Y agregó que él nunca tuvo la intención de defraudar el patrimonio de nadie, estuvo pendiente de que el proyecto culminara, pero quienes adquirieron el mismo no lo terminaron.

 

Así lo acusaron

 Refirió la Fiscalía, que para el 3 de diciembre de 2007 entre los hermanos José Humberto y Carlos Bonilla Cubillos, y la firma Villalba Jiménez y Compañía S. en C., la cual representaba Villalba Cortés, se conformó una sociedad de hecho con el objetivo de llevar a cabo el proyecto Monticello Apartamentos, el cual comprendía la construcción de tres torres de 14 pisos cada una, con un total de 135 inmuebles, de cuya ejecución y administración se encargaría Villalba Cortés.

La preventa del proyecto inició en 2008, así como la ejecución de obras de urbanismo y la construcción de la torre uno. Sin embargo, el proyecto tenía inconvenientes financieros que retrasaron la entrega de los apartamentos en la fecha inicialmente convenida. Ya para el 2011, Eladio Villalba Cortés decidió vender el proyecto a la firma Construcciones Andino, la cual era representada por William Hurtado, por lo que le cedió tanto los activos como los pasivos de la sociedad.

Según la Fiscalía, se terminó la construcción de la torre uno, haciendo entrega de los correspondientes apartamentos, pero no se levantaron las dos torres restantes, por lo que quedaron algunas personas perjudicadas sin que les entregaran el bien inmueble prometido, ni les restituyó el dinero pagado.

EL NUEVO DÍA

Comentarios