Capturan en Curumaní a presuntos asesinos de concejal de Cunday

En desarrollo de las operaciones de control en la zona, la Policía y el Ejército detuvieron a dos sujetos señalados de darle muerte el pasado 11 de febrero al concejal Geovanny Oliveros en medio de un atraco.
PUBLICIDAD

En desarrollo de los controles en las carreteras del Cesar frente al constreñimiento armado del ELN, la Policía y el Gaula Militar capturaron este domingo en el municipio de Curumaní a los dos presuntos asesinos del concejal y comerciante del municipio de Cunday, Tolima, Geovanny Oliveros Mayorga, en medio de un atraco en su vivienda en esa localidad el pasado 11 de febrero.

El coronel Jesús Manuel De Los Reyes, comandante de Policía en el Cesar, indicó que los detenidos fueron identificados como Omar Restrepo Perdomo y Bryan David Quintero Castro, requeridos por la Fiscalía 11 seccional del Tolima por estos hechos.

 

Lea: --> Repudio general por el asesinato de concejal de Cunday

“En el perímetro urbano de Curumaní personal de la Sijín y el Ejército logra la captura de estos sujetos que serían los responsables del homicidio de Geovanny Oliveros, concejal del partido Verde en el municipio de Cunday, cuando ingresaron a la residencia de la víctima donde robaron 5 millones de pesos, dándole muerte con arma de fuego al oponerse al atraco”, indicó el oficial.

Dijo que en el operativo fueron recuperados tres millones de pesos que llevaban en su poder los dos hombres, que al ser requeridos por las unidades del Gaula y la Policía, tras su actitud sospechosa, indicaron no tener documentos de identidad, para evitar ser capturados.

No obstante, fueron trasladados hasta la estación de Policía donde tras verificación de antecedentes los uniformados se percataron que se trataba de dos presuntos delincuentes solicitados por la muerte del comerciante y concejal del Tolima.

 

El atraco

El atraco en el que perdió la vida el concejal Oliveros ocurrió a las 9:00 de la noche del 11 de febrero anterior, cuando dos hombres armados ingresaron por un lote a la casa de este y lo esperaron a que entrara luego de atender junto a su esposa dos panaderías de su propiedad.

Los delincuentes lo despojaron de cinco millones de pesos producto de sus negocios y luego lo impactaron con dos balazos, causándole la muerte, mientras huían hacia una zona montañosa.

La Alcaldía de Cunday había ofrecido una recompensa de 20 millones de pesos por los responsables de la muerte del concejal. Alexander Tovar, secretario de Interior de ese municipio, señaló que tras el crimen se desarrolló un consejo de seguridad, donde se confirmó que el concejal Geovanny Oliveros no tenía amenazas.

EL HERALDO

Comentarios