ss

Menor de edad pudo escuchar por primera vez

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
María Alejandra Jiménez, una niña de 12 años, quien tiene problemas auditivos, pudo volver a escuchar, gracias a la gestión de un subcomandante de la Policía que llegó a laborar a la vereda La Vega de los Padres, de Coello, donde reside la menor.

El policía Adolfo Durán llegó al territorio con la misión de implementar actividades comunitarias y de acercamiento de la población de los diferentes barrios y veredas.

Dentro de su labor, conoció a la familia de María Alejandra, quien tiene una hermana gemela, y el hogar es sostenido por la mamá.

La niña ha presentado problemas de aprendizaje y motricidad por la discapacidad auditiva, que tiene desde que nació. A esto se suma la condición económica del hogar, por la que no habían podido adelantar procedimientos o tratamientos. Por este motivo, Durán decidió poner su empeño para mejorar la calidad de vida de María Alejandra.

El subcomandante tocó puertas y conoció a una sicóloga residente en Bogotá y originaria de la vereda, quien ayudó en la causa. De esta manera, lograron conseguir la ayuda de una Fundación que trata a niños con discapacidad auditiva de la ciudad de Bogotá. El uniformado se trasladó con recursos propios acompañado de la madre de la menor y la niña en varias ocasiones a la capital del país, para la realización de los exámenes correspondientes que permitieron que se identificara con exactitud la enfermedad.

El diagnóstico indicó que había pérdida total del oído izquierdo, pero podría recuperarse el derecho.

Con conocimiento de los exámenes, se empezó la gestión de la Fundación, el Policía y la sicóloga, quienes consiguieron el dispositivo, con el que la niña pudo escuchar por primera vez.

Actualmente, se encuentra adaptándose a los equipos y agradecida con quienes la ayudaron. María Alejandra podrá tener un desarrollo cognitivo y motriz adecuado, lo que incide en una mejor calidad de vida.

“Ver la sonrisa en su rostro es incomparable, ya que soy padre también de una niña y María Alejandra me la refleja, es una satisfacción personal e institucional, doy gracias al apoyo del Comando del departamento, que me permitió contar con el tiempo y espacio para acompañar la niña”, indicó Durán.

EL NUEVO DÍA

Comentarios