¿Cómo puede afectar a Colombia la difícil situación financiera de sus vecinos?

COLPRENSA – EL NUEVO DÍA
Mucho se ha hablado en las últimas semanas sobre la eventual crisis en la economía mundial que podría provocar la guerra comercial entre China y Estados Unidos y cómo esta podría llegar a afectarnos.

En Alemania ya se habla de una posible recesión por el bajo rendimiento de las exportaciones y en Gran Bretaña la inminente llegada del Brexit, con todos los problemas que va a generar, los tiene con los nervios de punta.

Pero los fantasmas de la crisis están mucho más cerca de nosotros de lo que acostumbramos pensar. En Latinoamérica la situación no es nada alentadora, al punto de que Colombia tiene actualmente uno de los mejores desempeños de la región.

Las dos economías más grandes de nuestra parte del continente han venido atravesando circunstancias complejas que, en términos de expertos, han terminado por contagiar a los países vecinos.

Brasil apenas pudo escapar del fantasma de la recesión con el más reciente informe de su PIB, en el que presentó un crecimiento del 0,4%. A pesar de lo bajo de este indicador, resultó ser mayor de lo que esperaban para el segundo trimestre del año en el gigante suramericano.

Argentina, por su parte, vive uno de sus peores momentos en la historia de su economía, con una inflación que no para de crecer (25% en agosto) y unas elecciones presidenciales marcadas por la polarización, lo que genera aún más incertidumbre sobre el futuro.

México, a pesar de las expectativas que existían sobre su nuevo presidente Andrés Manuel López Obrador, no ha logrado crecimientos significativos y se calcula que a lo mucho la economía crecerá un 0,7% en 2019.

Y en materia de crisis económica, nuestro vecino más cercano, Venezuela, está fuera de concurso.

En contraste, además de Colombia, que podría crecer un poco más de 3% según los cálculos, Chile y Perú son los países que al menos presentan crecimientos relativos.

Esta semana, como medida de prevención ante las contingencias presentadas por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el presidente chileno Sebastián Piñera elevó hasta 3.000 millones de dólares el monto de la financiación de su Agenda de Aceleración Económica y Perú continúa confiando en su fuerte capacidad exportadora y su bajo déficit de cuenta corriente.

 

¿Qué significa este escenario para Colombia?

Para los expertos, las afectaciones que las economías de los países vecinos puedan tener sobre Colombia son relativas, pues en realidad el factor preponderante a nivel internacional es la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Sin embargo, la situación de Colombia tampoco es ajena a la coyuntura latinoamericana ya que desde afuera el continente es visto como un todo y la situación de nuestros vecinos afecta la confianza que los inversionistas tengan en nuestro país.

Sobre este punto, Jorge Restrepo, director del Cerac, afirma que este efecto, sin embargo, es limitado porque los inversionistas cada vez tienden más a observar la situación específica de cada país.

El mayor aspecto a considerar según los analistas es el volumen de los vínculos comerciales que se tienen con cada país. En general, los de Colombia con los demás países latinoamericanos son bajos.

Nuestro mayor socio comercial es Estados Unidos, país al que le exportamos 5.966 millones de dólares en junio de 2019. Luego vienen la Unión Europea y ya en el tercer lugar, la Comunidad Andina (CAN). Entre estos destinos se llevaron el 50% de las exportaciones de Colombia en junio.

En contraste, Colombia exportó a Mercosur 886 millones de dólares, mientras que a México y Chile (países con los que comparte la Alianza del Pacífico), la suma asciende a 801 y 493 millones de dólares, respectivamente.

Así, más que un factor de riesgo para nuestra economía, una mayor relación comercial con nuestros vecinos podría ser una oportunidad ante una eventual recesión en Estados Unidos.

Javier Díaz, presidente de Analdex, considera que lo que debe buscarse es una ampliación de los mercados. Como ejemplo, Díaz resaltó la oferta agrícola de países como Perú y Chile hacia el Pacífico.

“Lo que está viviendo la región no le es ajeno a Colombia. Cuando uno mira la región, se da cuenta que aquí se exportan productos básicos. Pero, ¿cómo lograr que la región vaya mucho más allá? ¿Cómo lograr que se convierta en un abastecedor más grande?”, dijo el presidente de Analdex.

Por otra parte, Javier García Estévez, profesor de economía de la Universidad de Los Andes, resalta que lo que conecta a los países de Latinoamérica más que el comercio es la política. “Cuando al presidente de Venezuela le iba bien, la izquierda colombiana ganaba votos y preferencia y así ocurría con cada país”. Y lo que pasa en la política tiene repercusiones en la economía.

Otro factor en el que nuestros vecinos pesan es en el de la devaluación. Para Jorge Restrepo, el solo hecho de que el peso colombiano valga menos frente al dólar (que esta semana se acercó a los $3.500) no es un síntoma de alarma, mientras la moneda colombiana se mantenga en equilibrio frente a las divisas de la región.

“Uno no debe exagerar ni entrar en pánico porque haya una devaluación del peso colombiano. La valoración de nuestra moneda debe verse teniendo en cuenta la variación de las demás monedas latinoamericanas y los países con los que competimos”, concluye el analista.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios