Ordenan libertad de hija y odontólogo de Merlano

Colprensa - el nuevo día
La Procuradora del caso señaló que los argumentos de la Fiscalía para enviar a Merlano hija y a Cely Barajas a prisión fueron “escasos”.

Una jueza con función de control de garantías dejó en libertad ayer a la hija de Aida Merlano.

Aida Victoria Merlano Manzaneda, la hija de Merlano, y el odontólogo que atendió a la excongresista el día de su fuga, Javier Guillermo Cely, fueron dejados en libertad por la juez, por considerar que la Fiscalía General no logró demostrar las pruebas para enjuiciar a ambas personas.

La jueza, además, destacó que las pruebas no fueron lo suficientemente sólidas para demostrar que ambas personas son un “peligro para la sociedad”.

Los dos estaban siendo procesados por el presunto favorecimiento en la fuga de la excongresista, quien saltó de un centro odontológico la semana pasada y se voló en una moto.

El abogado Iván Cancino, sobre el caso, manifestó en sus redes sociales que “no había otro camino que la libertad para la hija de Merlano, esperemos que la Fiscalía rápidamente ponga en su página la libertad de ella y pida disculpas y preclusión rápidamente”.

Asimismo, indicó que lo que estaba haciendo la jueza es una “lección de garantías” y deseó que el fiscal “sea retirado de inmediato, al menos de la argumentación de las audiencias”.

La Procuraduría, al inicio de la audiencia, había solicitado libertad para ambos, al destacar que “la Fiscalía no argumentó los fines constitucionales de la medida de aseguramiento”.

 

Antecedentes

Durante la audiencia del sábado anterior, que se extendió durante todo el día, el ente acusador expuso que Merlano Rebolledo se valió de la ayuda de sus hijos y del dentista para escapar de una altura de 4.5 metros deslizándose por una cinta de rapel desde la ventana del consultorio 318 de Centro Médico La Sabana, ubicado en el norte de Bogotá.

Por esa supuesta colaboración les imputaron cargos por uso de menores en la comisión de delitos y complicidad en fuga de presos, delitos que no aceptaron ante el despacho judicial.

Para el fiscal del caso estos delitos son de “la mayor gravedad”, en especial el de la fuga de presos porque necesita de muchos requerimientos y es un engranaje enorme en el que, además, involucraron a un menor de edad.

“Estamos hablando que la burla de la justicia con el fin de evadir una condena es también grave. En la Costa tenía un caudal electoral, era una persona reconocida y muchas personas confiaron en ella”, sostuvo el fiscal ante el estrado en la sesión del sábado.

 

Lo que dice la Fiscalía

Llama la atención, entre otras escenas, el abrazo que el odontólogo Javier Guillermo Cely, le da a Aida Merlano, lo que para los perfiladores da a entender que dicho gesto no es propio de quien únicamente mantiene una relación médico – paciente, sino que hay un vínculo más estrecho entre ambos.

Además, del hijo menor de Merlano, la Fiscalía dijo que tenía la función de ‘campanero’, es decir, que tenía la labor de estar en la puerta del consultorio y alertar ante cualquier movimiento de la guarda del Inpec que estaba a las afueras esperando que terminara el procedimiento de diseño de sonrisa.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios