Fuertes lluvias dejan tres muertos y estragos en zona rural de Ibagué

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Dos menores de edad y una adulta mayor perdieron la vida a causa de las emergencias provocadas por el torrencial aguacero que cayó en la madrugada del sábado en el corregimiento de Tapias.
PUBLICIDAD

En la vereda Los Naranjos, un alud de tierra sepultó dos viviendas, en una de ellas residían dos de las víctimas fatales, mientras que la creciente súbita del río Bermellón, arrebató de las manos de una madre a una pequeña de tan solo tres años de edad, quien también falleció.

Según el reporte preliminar entregado por César Gutiérrez, Secretario de Ambiente y Gestión de Riesgo, los habitantes de la vereda Los Naranjos, ubicada en el corregimiento de Tapias, reportaron sobre la 1 de la madrugada, el deslizamiento de un alud de tierra sobre dos viviendas de la zona.

De inmediato unidades de Gestión del Riesgo, con el acompañamiento de la Cruz Roja, y la Defensa Civil se movilizaron a la zona para atender la emergencia, pero de manera infortunada, la vía que conduce hacia este sector estaba bloqueada por deslizamientos, razón por la cual los socorristas y funcionarios de la Alcaldía tuvieron que caminar para llegar a la zona afectada.

Al transitar por la zona, los socorristas evidenciaron que las fuertes precipitaciones causaron daños en varias viviendas de las veredas Ortega, Porvenir y Los Naranjos, de igual manera se registró la pérdida de la banca en varios puntos de la zona.

Las víctimas

Este medio conoció que sobre la madrugada, debido a las fuertes lluvias que cayeron desde la noche del viernes en la vereda Los Naranjos, un alud de tierra se desprendió y de manera infortunada cayó sobre dos viviendas, una de ellas propiedad del señor Jhon Jairo Murillo, donde por fortuna toda la familia salió ilesa.

Pero, lamentablemente la familia Pinzón no contó con la misma suerte, pues varios de sus integrantes quedaron sepultados por la remoción en masa y dos de ellos perdieron la vida, mientras que dos jóvenes fueron remitidos a centros asistenciales de la capital tolimense.

Las personas que fallecieron, a causa del derrumbe fueron  Marleny Triviño, de 79 años de edad y el jovencito Joan Pinzón, de 14 años.

El otro hecho lamentable ocurrió en la vereda Porvenir, allí la creciente súbita del río Bermellón, segó la vida de una pequeña de tres años. Según la información suministrada por el director de la Defensa Civil, el Mayor Luis Fernando Vélez, se trata de la menor de edad Maira Alejandra Aguilera, quien caminaba en compañía de su padrastro, su madre y otra niña, cuando la corriente súbita arrastró a la pequeña, cuyo cuerpo sin vida  fue  encontrado horas más tarde por los socorristas de la Defensa Civil.

Al cierre de esta edición unidades de la Defensa Civil, Cruz Roja y funcionarios de Gestión de Riesgo, continuaban en la zona trabajando de la mano de los campesinos para evaluar los daños que dejó la grave emergencia.

EL NUEVO DÍA

Comentarios