emergencia

 

Zoocriadero Curazao, el refugio de los caimanes del Magdalena

Crédito: Jorge Cuéllar / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Unos 400 cocodrilos tienen su hogar en el oriente del Tolima. Allá los conservan con la intención de regresarlos en algún momento a su entorno natural.
PUBLICIDAD

A unos cuantos minutos del casco urbano de Carmen de Apicalá, en la vereda La Antigua, está el zoocriadero Hacienda Curazao, en la cual actualmente se encuentran unos 400 caimanes en proceso de conservación.

La historia de este sitio comenzó en el año 1995, cuando al patriarca de la familia Sierra le fueron entregados por Cortolima los primeros 8 animales como parte de un programa de conservación. Actualmente, el caimán sigue estando en vía de extinción, sin embargo, la Hacienda Curazao ha venido trabajando con su conservación.

El inicio de la conservación

El origen de este sitio se dio cuando la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena cerró un zoocriadero en Huila. La CAM cedió algunos animales a la Corporación Autónoma Regional del Tolima que a su vez se los dio a la Hacienda Curazao.

Desde ese instante comenzó una tarea tenaz y perseverante que ha llevado a este lugar a ser uno de los referentes de protección de especies amenazadas.

Un trabajo de dos generaciones

Desde el inicio de la conservación han pasado ya dos generaciones de animales. “En estos años nos han entrado algunos individuos, pero en su gran mayoría producto de la conservación. En cuanto al terreno dispuesto para los cocodrilos es más o menos una fanegada (6.400 metros cuadrados), además de otros encierros en cemento”, afirmó César Sierra.

Además de ello, la Hacienda tiene una incubadora para apoyar el proceso de conservación: “Ahí nacen los animales, se les da un probiótico, se les cura el ombligo con yodo y comienza la alimentación”.

La base de su alimentación es el pollo. En promedio, un cocodrilo adulto consume 50 kilos a la semana.

“La finalidad de nuestro programa de conservación es multiplicarlos para que después el Estado tenga animales disponibles para reintroducirlos en los sitios en los que ya se han extinguido”, dijo.

zoocriadero

Listos para reintroducir especies

El proceso final de la conservación está por cumplirse: “Estamos ad portas de que Cortolima nos diga en qué parte se deben reintroducir, porque ya hay un buen número listo para hacerlo. Unos 200 individuos ya estarían en condiciones de repoblar”, dijo César Sierra.

No obstante, el procedimiento es complejo pues en la mayoría de los sitios ya hay presencia de seres humanos, lo cual sería peligroso.

“Primero hay que hacer un trabajo con la población para evitar riesgos y para que se familiaricen y sepan cuidarlos y así los animales lleguen a ser exitosamente reproductivos. Las conversaciones ya se hicieron y los individuos están preparados”, agregó. 

cocodrilo

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

CAMILO JIMÉNEZ.

Comentarios