Las obras del Cruce de la Cordillera Central son una realidad

Crédito: JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA Un total de 30 kilómetros tiene la obra que en esta última entrega, pone al servicio el sentido Cajamarca (Tolima) - Calarcá (Quindío), 5 túneles y 7 viaductos, y en el sentido Calarcá - Cajamarca, un total de 15 túneles y 16 viaductos.
Contenido Exclusivo
Mañana se entregan en total 43 obras entre túneles y viaductos, que complementan todo el proyecto que fue esperado durante décadas por los colombianos. EL NUEVO DÍA recorrió el trayecto que ahora disminuirá el recorrido entre 90 a 120 minutos.
PUBLICIDAD

inviasUna nueva era en la movilidad de los colombianos comienza este lunes con la entrega oficial de las obras del Cruce de la Cordillera Central, que fueron finiquitadas por completo por el Instituto Nacional de Vías, Invías.

Un total de 30 kilómetros (km) de doble calzada en ambos sentidos, beneficiará a miles de colombianos que han hecho uso de este estratégico corredor vial entre el occidente y el centro del país durante décadas, y que tuvo una inversión de 2.9 billones de pesos.

Son 60 obras, 25 túneles, 31 viaductos y tres intercambiadores viales, de las cuales se conocerán en el sentido Cajamarca (Tolima) - Calarcá (Quindío), 5 túneles y 7 viaductos, y en el sentido Calarcá - Cajamarca, un total de 15 túneles y 16 viaductos, entre los que se incluyen el Túnel de la Línea y el piloto, así como el viaducto Los Yarumos con una extensión de 643 metros. 

Según el director General del Invías, Juan Esteban Gil, “este lunes comienza una nueva era en la movilidad del país, toda vez que la vía bidireccional que tenía más de 200 accidentes al año, más de 850 horas al año que se cerraba; la vía que se derrumbaba permanentemente, todo eso pasará a la historia gracias a esta doble calzada”. 

Este complejo de obras, que comenzará a generar beneficios tanto en la movilidad, en la seguridad vial y la economía del transporte, “en su ejecución tuvo muchos retos, pero hoy es una realidad”, agregó Gil. 

inviasUna obra ‘resiliente’

En contexto histórico, el director del Invías enfatizó en que esta obra “hoy está lista para los colombianos, que las generaciones hablaron por décadas y que comenzó su ejecución en el año 2009, pero que en esa ejecución de obra tuvo unas dificultades en 2016 quedando la obra totalmente abandonada, pero el gobierno del presidente Iván Duque la tomó en 2018 y hoy la pone al servicio.(...) Esta podría considerarse una obra resiliente; una vía que pese a las dificultades, a las adversidades se reponga de manera inmediata”. 

Aseguró que ahora no hay trancones en el alto de La Línea, y que la seguridad está garantizada, “porque hay sectores en donde se vara una tractomula, y pasa por el otro lado porque tenemos espacio para generar movilidad; eso es lo que va a suceder en el corredor”.

Sumado a ello, será la adecuación de la infraestructura la que garantiza que sea un corredor en óptimas condiciones y con toda la tecnología que lo hacen actualmente la obra con complejidades técnicas más importante desarrollada en la historia de la infraestructura vial colombiana. 

En ese sentido, los elementos de contención como los taludes, garantizarán que los derrumbes se minimicen y exista gracias a los equipos inteligentes de transporte, una comunicación de los usuarios con cada uno de los corredores viales. 

Así las cosas, “este reto era el más importante que teníamos por desarrollar en el país, y ahora estamos listos para ponerlo al disfrute de los colombianos”, agregó el director de Invías.

invias

Menos tiempo en el trayecto

Una de los atractivos de la obra además de la tecnología de punta que tiene en toda su extensión, es la garantía de acortar las distancias de desplazamiento, tanto para los vehículos livianos como para los de carga pesada.

Bien es sabido que era incierto el tiempo en que un usuario normalmente se tomaba para pasar ‘La Línea’ dadas las complejas situaciones ya conocidas; no obstante, con esta obra terminada en su totalidad, los tiempos se reducen.

“De Cajamarca a Calarcá era un recorrido de alrededor de dos horas, dos horas y media en condiciones normales, es decir cuando no había algún accidente (...) se espera que el recorrido sea de 50 a 55 minutos.

Mientras tanto, de Calarcá a Cajamarca se espera que sea entre 30 a 35 minutos. Vamos a tener ahorros de 90 a 120 minutos”, explicó Gil.

invias

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

ALEJANDRA CAVIEDES

Comentarios