Denuncian fallas en el suministro de energía

Varios sustos se llevan las personas que usan el ascensor cuando la electricidad se va, ya que este se pausa y deben esperar a que la planta empiece a funcionar.
Crédito: Jorge Cuéllar / El Nuevo Día Varios sustos se llevan las personas que usan el ascensor cuando la electricidad se va, ya que este se pausa y deben esperar a que la planta empiece a funcionar.
Contenido Exclusivo
La intermitencia del servicio de energía en el centro de Ibagué tiene desesperados a comerciantes, empresarios y habitantes, ya que su trabajo, al igual que enseres eléctricos se afectan y la respuesta que reciben por parte de Celsia no les parece la adecuada.
PUBLICIDAD

En el centro comercial Pasaje Real, en apartamentos aledaños a este, restaurantes, entre otros comercios alejados de las zonas que se afectaron directamente con el aguacero del 12 de septiembre es donde la comunidad reporta las fallas. 


El empresario Fernando Meléndez sostuvo, “desde hace varios meses tenemos este problema pero hoy (ayer) la situación se ha hecho inaguantable, ya van más de 15 apagones que duran segundos y todos los equipos con los que trabajamos son eléctricos entonces queda uno afectado, ya no se puede trabajar tranquilamente”.


En esta misma medida, Elizabeth Acosta comentó, “estamos trabajando por ‘retazos’, las labores no nos rinden, estamos muy perjudicados. Ya se nos dañaron dos computadores lo que hace la situación más caótica y cada vez que llamamos a Celsia hay evasivas. Además viene la luz extremadamente cara para un servicio tan malo”.


El Administrador del centro comercial Pasaje Real, Luis Eduardo Salgar, indicó que la falla del servicio no es algo nuevo pero desencadena otras problemáticas, como: dificultades para movilizarse en el ascensor y las constantes quejas de las personas de usan los 104 inmuebles con los que dispone el sitio.


“Desde el lunes tenemos cortes cada cinco minutos, va, vuelve, y eso está ocasionando daño en los equipos de cómputo y en la planta eléctrica que no cubre a todos los locales. Hace seis meses pasamos unos oficios porque hay días que nos pueden dejar prácticamente 5 a 6 horas sin servicio pero siempre contestan que son derivados de las fuertes tormentas”, relató Salgar.


Asimismo, comerciantes vecinos informaron que también se han visto afectados, hasta la música que ponen para atraer clientes se pausa cuando menos lo esperan.

 

Ante el servicio 


Esta redacción se comunicó con Celsia para conocer la causa del problema que afecta tanto a la comunidad pero indicaron que se debe revisar los radicados de las quejas que las personas instauraron en su momento.


Además, se conoció que la tormenta del pasado 12 de septiembre afectó la red eléctrica en varias zonas donde no se ha restablecido por completo el servicio y puede ser que ese daño afecte el circuito del centro.

Redacción Ibagué

Comentarios