'Salvando vidas': dos años de prevención en Ibagué

‘Salvando vidas’
Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍALa parroquia Nuestra Señora de Chiquinquirá está ubicada en la carrera Cuarta bis #49-41
Piedrapintada alta, Ibagué.
Contenido Exclusivo
Un nuevo caso de suicidio ocurrió en horas de la mañana de ayer en el puente de la variante, cuando una mujer llegó al sitio en su automóvil, y sin pensarlo dos veces, cruzó la barrera de seguridad y saltó.
PUBLICIDAD

La víctima, quien trabajaba en la parte administrativa de la Universidad del Tolima, pasará lastimosamente a convertirse en un doloroso caso más que engrosa la lista de personas que han tomado la fatal decisión de dar por acabada su vida.


Es a raíz de estas circunstancias, que los esfuerzos de diversos sectores se han abocado a tratar de resolver este problema, al que no en vano muchos han llegado a denominar ‘la pandemia silenciosa’ provocada por la ansiedad y la depresión.


Entre las iniciativas encontramos una que, si bien no ha obtenido suficiente divulgación, ha logrado mostrar impactos positivos con relación a las personas que han acudido en búsqueda de ellos. Hacemos referencia a ‘Salvando Vidas’.


“Es muy satisfactorio ver la sonrisa de alguien que se iba a tirar del puente, agradeciendo y sintiéndose feliz por ver una transformación en su vida. Lo bonito es que al otro día, esa misma persona llega con alguien más que necesita ayuda, y a su vez, esta trae a otra y así sucesivamente”, cuenta entre risas Andrea Vargas, quien dirige la iniciativa.


‘Salvando vidas’, responde al llamado hecho en el marco del Día Mundial de la Prevención del Suicidio, celebrado el pasado 10 de septiembre, para que varios sectores de la sociedad oborden la temática de las autolesiones, tales como familiares, amigos, compañeros de trabajo, educadores, profesionales de la salud, funcionarios públicos, políticos y por supuesto, líderes religiosos.


‘Salvando vidas’ surgió en octubre de 2020 y nace de la necesidad de monseñor Orlando Roa de ayudar a las personas con pensamientos suicidas. Esta iniciativa empezó a coger cuerpo en el Santuario del Divino Niño con un consultorio improvisado.


La gente empezaba a llegar, pero no con la afluencia y el impacto que queríamos, por lo que decidimos movernos para Piedrapintada, y aquí sí empezamos a recibir más gente, pues estábamos al alcance de una comunidad más amplia”, relata Vargas.


Desde ese entonces, ha sido posible ayudar a más de 3.200 personas que se han acercado a la parroquia Nuestra Señora De Chiquinquirá, para dejarles el fundamental mensaje de que un mal día, no convierte todo en una mala vida.


¿Cómo ayudan a la gente?


Si bien algunos pretenden mitigar el problema instalando cámaras y vallas más altas en el puente de la variante, ‘Salvando Vidas’ le apuesta a un peculiar método para atacar la depresión y la ansiedad: el perdón.


“La reparación va fundamentada en que la persona crea consciencia de lo que ha vivido toda su vida y aprenda a perdonar a mamá y a papá, incluso por las cosas hechas desde el mismo vientre, puesto que a veces somos rechazados consciente o inconscientemente por ellos.


Pero luego comenzamos a caminar. Si la persona tiene 40 años, entonces caminamos todos esos años, para determinar cómo fue esa infancia y así perdonar a todas esas personas que estuvieron en nuestro entorno y que nos pudieron causar daño a través del maltrato”.   


Vargas explica que este mecanismo, que es desarrollado en un ambiente seguro donde se puede hablar y ser escuchado, ha logrado traer impactos positivos en la vida de las personas, puesto que aquellos que salen de estas sesiones afirman sentirse liberadas y sin un gran peso sobre sus hombros. Es por ello que la invitación es a dejar de temerle a la salud mental y buscar ayuda en caso de necesitarla .

 

La iniciativa responde al llamado de la OMS para que varios sectores tomen medidas para prevenir esta problemática. 

 

 

DATO

 

Si usted, o alguien que conoce, quiere entrar en contacto con ‘Salvando Vidas’, puede escribir a través del siguiente número: 321 313 7195.

Redacción Ibagué

Comentarios