¿Sufrimos de xenofobia y aporofobia?

Crédito: VANGUARDIA - EL NUEVO DÍA
Aunque la ley castiga la xenofobia, escenas como las que registró el video contra dos venezolanos, se viven a diario en diversas ciudades de Colombia.
PUBLICIDAD

De acuerdo con Migración Colombia este año la cifra de migrantes venezolanos podría alcanzar los dos millones, que han entrado por los diferentes pasos fronterizos y muchos de ellos en condición de irregularidad.

La odisea para muchos comenzó hace aproximadamente dos años y medio y tras caminar largos trayectos pasando hambre, frío y con los pies llenos de ampollas en busca de nuevas y mejores oportunidades, en muchas ocasiones, también se han tenido que enfrentar a insultos y humillaciones.

El episodio más reciente se dio a conocer en redes sociales, en un video de aproximadamente dos minutos, cuando una mujer lanzaba frases como “¿usted no sabe que esto es zona residencial y aquí no se puede hacer?” o “venezolanos invasores atrevidos” y muchas otras.

Ante el episodio que se ha hecho viral, este medio preguntó a expertos ¿son los colombianos xenófobos?

Víctor De Currea Lugo, profesor universitario, argumenta que el nivel de xenofobia se mide en acciones y adicionalmente está ligada a la aporofobia, es decir, el rechazo hacia los más pobres.

Algunos estudios, dice De Currea Lugo, demuestran que la xenofobia no está relacionada tanto con la cantidad de migrantes como con el nivel de desempleo local.

Explica, que por ejemplo, en Cúcuta o en Pereira, ciudades con alto nivel de desempleo, la presencia de venezolanos es percibida más como una amenaza que en otras regiones donde puede haber un mayor empleo.

Y, además, considera el profesor universitario, que las personas de estrato más bajos son más xenófobas porque ven mayor amenaza laboral en la mano de obra venezolana.

 

La retrotopia

Fabián Sanabria, doctor en Sociología, dice que la xenofobia se presenta cuando “ese individuo se siente en retrotopia, es decir, en una vuelta a un pasado idílico que nunca existió y surgen todas las ideologías de tradición como familia y propiedad”, tal como lo definió el célebre sociólogo Zygmunt Bauman.

Y lo que está revelando el video, argumenta el Doctor en Sociología, tiene que ver con ese no querer salir hacia el otro y deja ver la profunda precariedad humana y existencial con respecto a la otredad y eso se da sociológicamente cuando hay condiciones retrotópicas y eso es lo que está ocurriendo en Colombia.

Para Sanabria, tanto el homófono como el xenófobo, son seres muy precarios que se encierran en sí mismos porque no ven más allá de sus propias narices, entonces evidentemente el otro es “fuchi”.

Sin embargo, considera que no se puede hacer una generalización que los colombianos sean xenófobos, sino que se presenta bajo ciertas condiciones y en este caso es la retrotopia.

Agrega que justamente el hecho que desde el alto gobierno se desvíe la atención y se culpe a Venezuela de todo lo malo que ocurre en Colombia contribuye a nutrir ese imaginario de repudiar al otro.

 

También nos insultan

Alba Pereira, directora de la Fundación entre dos tierras, que se encarga de brindar ayuda a los migrantes venezolanos, contó que también ha sido víctima de ataques de xenofobia y aporofobia.

“La xenofobia más difícil la hemos vivido nosotros como organización porque fuimos amenazados, nos pusieron panfletos frente a la fundación pidiendo que desalojáramos en 48 horas”.

Relató que “cuando la sede funcionaba en el barrio San Alonso (fue sellada el año pasado) con los vecinos tuvimos una situación compleja, porque ellos no aceptaron que la fundación funcionara en el barrio, porque según ellos se alteraba el orden público y todo lo malo que pasaba era culpa de los venezolanos”.

“Fueron dos años aguantando insultos y vejámenes por parte de algunas personas, improperios a más no poder y donde quedó demostrado que no importa de dónde tu vengas... sino que tengas plata… porque cuando tenía el restaurante (a pesar que era un restaurante de comida venezolana) conmigo nadie se metía, pero cuando empezaron a llegar los venezolanos todo cambio”.

Recuerda que “hace pocos días salió una nota en un canal de televisión entrevistando a un vecino que siempre nos ayudó, pero el día de la entrevista dijo que le molestaba la “pestilencia”, esa palabra tan grande y lo que significa para referirse a un ser humano”. La directora de la Fundación dice que las mujeres sufren más aunque no haya un solo golpe porque una chica que vendía empanadas, en una oportunidad, me contó que un tipo le dijo “si caminas media cuadra y la mueves bien te compro una empanada”, es muy duro porque ninguna mujer venezolana se ha escapado de las propuestas a cambio de dinero.

 

Ley antidiscriminación

Colombia aprobó la Ley 1482 de 2011, que tiene por objeto garantizar la protección de los derechos de una persona, grupo de personas, comunidad o pueblo, que sean vulnerados a través de actos de racismo o discriminación.

De esta manera, se da desarrollo al Estado Social de Derecho, con el cual pretendemos identificarnos en medio de la diferencia, a través de los principios constitucionales fundamentales del pluralismo artículo 1, el principio de la diversidad étnica artículo 7 y el multiculturalismo del artículo 70 de la Constitución Nacional.

 

Dato

Actualmente la aporofobia es socialmente aceptada y definida como el miedo, odio o rechazo a la pobreza y a las personas pobres.

 

Destacado

Según Naciones Unidas cada día aumenta el número de migrantes y refugiados venezolanos que reportan haber sufrido discriminación en países de Suramérica. Por ejemplo, en Perú se registraron 500 incidentes en dos semanas.

NELLY VECINO PICO

Comentarios