21 de abril, reunión de Mancuso y Londoño

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA De manera virtual se realizó ayer el primer encuentro entre la Comisión de la Verdad y Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño.
El padre Francisco de Roux cerró el espacio insistiendo que no es para “acrecentar estigmatizaciones y venganzas”, sino para que la verdad tenga un espacio.
PUBLICIDAD

El exjefe paramilitar Salvatore Mancuso y el exjefe de las Farc, Rodrigo Londoño, se comprometieron de manera pública ante la Comisión de la Verdad a contar la realidad de los hechos que sucedieron en el marco del conflicto armado colombiano.

El presidente de la Comisión, Francisco de Roux, al presentar la ruta de la contribución y reconocimiento de responsabilidades, dijo que tanto Londoño como Mancuso tienen razones para querer contar la verdad. 

El primero de ellos bajo un compromiso por la paz y las víctimas y el segundo porque quiere mostrar que ellos no fueron los que iniciaron la guerra, además de contar las verdades perdidas en el proceso de Justicia y Paz.

Les dijo que este espacio será para poner en primer plano la dignidad de las víctimas, pero que no es “ni puede ser para glorificarse como actores de guerra, sino para mostrar la inmensa deuda que se tiene con todas estas personas que fueron asesinadas, mutiladas, secuestradas, arrebatadas de sus tierras, desplazadas y humilladas en el conflicto”.

 

Lo que se dijo en el primer encuentro 

 

Después de varias semanas de cruces de cartas, ayer se dio el primer encuentro en la Comisión de la Verdad entre Rodrigo Londoño, exjefe de las Farc y presidente del Partido Comunes, y Salvatore Mancuso, exlíder de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC.

La reunión se realizó de manera virtual por la pandemia y porque Mancuso está en una cárcel en Georgia, Estados Unidos. Luego de dificultades técnicas que interrumpieron la transmisión, se extendió por cerca de media hora. 

Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, aclaró que este fue solo el primero de una serie de encuentros que se realizarán y en los que se contará también con la presencia de las víctimas.

De Roux resaltó que tanto a Londoño como a Mancuso “los mueven intereses legítimos” para insistir en la realización de este espacio. 

En el caso del primero, dijo, por el compromiso del Partido Comunes con la paz. Y, del segundo, para “mostrar que las AUC no iniciaron la guerra”. También enfatizó en que la comisión no puede convertirse en un espacio para “acrecentar la estigmatización”.

Luego de esto, les cedió la palabra a los excombatientes. El primero en intervenir fue Londoño, quien inició contando cómo, en el proceso de paz en La Habana, se llegó a la formulación del Sistema Integral de Verdad, Justicia y Reparación.

Contó que, durante cerca de año y medio, discutieron, sin salida, sobre la reparación de las víctimas, asegurando que su preocupación es que esto no se convirtiera en un “intercambio de impunidades”. 

También, que fue con el hermano del expresidente Juan Manuel Santos, Enrique Santos, que se llegó a una solución: la conformación de una comisión de expertos que llevara una propuesta a la mesa de negociación. Fue esta la que planteó el mencionado sistema.

Mancuso aprovechó, por su parte, para asegurar que también debe conocerse la versión de las Autodefensas Unidas de Colombia, insistiendo que “nosotros no iniciamos la guerra”.

 

DATO

 

“Hemos asumido la corresponsabilidad que nos corresponde de retribuirle a la sociedad lo que nos imponga la JEP”, dijo Rodrigo Londoño.

RESUMEN AGENCIAS, BOGOTÁ

Comentarios