La comisión de la verdad

.

A propósito de este avance en los diálogos de La Habana, entré en mi libro: ‘El devenir de las ideas políticas’ (2008). La obra trae como epígrafe la cita bíblica: “La sabiduría es radiante e inmarcesible. Se deja ver fácilmente por los que la aman y encontrar por los que la buscan. Se adelanta a manifestarse a los que la desean. Quien madruga a buscarla, no se cansa, pues la encuentra sentada a su puerta. Meditar sobre ella es sensatez consumada, quien se desvela por ella pronto se ve libre de preocupaciones, pues ella misma va buscando a los que son dignos de ella, se les muestra benévola por los caminos y sale al encuentro de todos sus pensamientos” (Sabiduría).

En la introducción digo: “Con la convicción de ser un buscador de la verdad y no su poseedor, y con base en los fundamentos de las ideas políticas expuestas por pensadores reconocidos, analizo aspectos sobre la política, esto es, acerca del ejercicio del poder a lo largo de la historia, con el fin de estimular el estudio y el ejercicio de la política hacia el futuro”.

Interpretando el pensamiento de Santo Tomás de Aquino continúo: “La filosofía no consiste en repetir y convencerse memorísticamente de lo que otros han dicho, sino en avanzar siempre, buscando sin descanso nuevas soluciones, impulsadas por el arriesgado amor a la sabiduría. Por ello es útil proseguir en un permanente devenir de la teoría a la práctica, al análisis de la realidad, y viceversa, de la realidad a la teoría”.

Y en palabras de Mao Tse-tung: “Un antiguo proverbio chino dice: ‘Si uno no entra en la guarida del tigre, ¿cómo podrá aprovecharse de sus cachorros?’ Este proverbio es verdad tanto para la práctica del hombre como para la teoría del conocimiento. No puede haber conocimiento al margen de la práctica”.

Sí, caminar por los senderos de la paz tiene subidas y bajadas.

LUIS PINILLA PINILLA

Comentarios