El sector financiero y la Covid-19

Los economistas nos enseñan que la economía mundial se nutre, entre otros factores, del sistema financiero, específicamente de las tasas de interés, y de acuerdo con el artículo 335 de la Constitución Política de 1991, este sistema debe orientarse hacia a la democratización de crédito. He de resaltar que este sector económico influye en gran parte en el desarrollo, constituye en un factor de crecimiento y, por tal razón, se justifica la intervención del Estado para corregir sus disfuncionalidades.
PUBLICIDAD

Respecto de las tasas de interés, estas deben ser bajas con el fin de incentivar la inversión y el ahorro. Con intereses bajos los hogares constituirán sus pequeños negocios, los empresarios ampliarán sus industrias. Empero, se ha identificado que existe oligopolio dominante de la banca en Colombia y eso se refleja desde los hechos económicos, así como de las exageradas ganancias de sus operaciones. Lo anterior se debe, entre otras razones, a los intereses tan altos que cobran las entidades financieras (34% efectivo anual). Se evidencia que la concentración de riqueza está en manos de pocos y la Superintendencia Financiera ha revelado cifras dicientes sobre el lucrativo negocio.

Los intereses tan altos, por su parte, hacen que los hogares y empresarios no progresen (se les dificulta competir en el mercado), hasta pueden llegar a quiebra. De ahí que en estos tiempos de crisis el sector financiero debe apoyar a los pequeños inversionistas, dado que también hacen parte del motor de la economía, pero se ha identificado que no está ayudando en nada. Por ello se afirma que este ámbito económico no se está cumpliendo con la regla de la democratización de los créditos que señala el artículo 335 constitucional.

Consideramos que en estos tiempos de crisis el sector financiero debe acompañar y apoyar a los hogares y empresarios a través de incentivos, ofrecimiento y cobro de tasas de interés bajos, realizar acuerdos para que los planes de negocios sirvan como respaldo para el otorgamiento de los créditos, presentar productos y servicios con tarifas bajas, con el fin de democratizar el crédito y que la riqueza no se concentre en pocas manos.

CARLOS F. FORERO HERNÁNDEZ

Comentarios