II encuentro virtual de semilleros de investigación de la UT del 22 al 24 de noviembre de 2021

La Universidad del Tolima, se prepara para el Segundo encuentro virtual de semilleros de investigación en las Universidades de los Departamentos de Tolima, Huila, Caquetá, Amazonas y Caldas y tiene abiertas las inscripciones.
PUBLICIDAD

El encuentro se propone socializar los procesos y resultados de las investigaciones desarrolladas en los semilleros seleccionados, configurándose en una posibilidad de ampliar las redes interinstitucionales con los departamentos invitados, fomentando las relaciones académicas y sociales mediante la puesta en común de la investigación con una visión transdisciplinar.

Los semilleros de investigación, se constituyen en espacios de reflexión, diálogo, debate, aprendizaje, consulta, constructos elaborados, transformaciones conceptuales, hallazgos, conclusiones, recomendaciones, que contribuyen al aprendizaje significativo, de acuerdo a los intereses de los estudiantes y a su inmersión en calidad de nóveles investigadores.

Los semilleros de investigación, contribuyen a procesos activos de aprendizaje que deben abrirse y presentarse, por el aporte novedoso que llena vacíos de conocimiento y que se convierten en posibilidad de ampliar el diálogo de saberes desde las diferentes disciplinas, presentando nuevas miradas que modifican conocimientos previos y transforman las opiniones en sustentos argumentados , debidamente soportados, con rigor científico, como producto de un problema que surge del interés por el conocimiento.

Los semilleros de investigación se presentan como una oportunidad para adquirir el espíritu científico del que habla Bacharach, hasta llegar a la praxis  desde la investigación formativa, dirigida a inducir en la metodología de la investigación, involucrando al estudiante en la mayoría de los casos,  por la apropiación del conocimiento, la transformación cognitiva, en desarrollo de la Teoría del  aprendizaje significativo, de Ausubel.

El espíritu científico, debe despertarse en el proceso de formación, justamente por la posibilidad de generar conocimientos, de transformar aquellos adquiridos desde la doxa, como   opiniones que van en contravía de los argumentos propios de la episteme, de la ciencia.

Porque en torno a la investigación educativa hay varios mitos que es necesario evadir. Existe la creencia de que realizar investigación científica es algo difícil y que sólo unos pocos profesionales con formación específica para ello, pueden hacerlo satisfactoriamente. Se tiene el imaginario del investigador de bata blanca ubicado en un laboratorio, como si sólo existiera la opción de la investigación de paradigma positivista, de aplicación de métodos y técnicas de corte cuantitativo. Siendo que hay otras opciones de investigación, entre ellas las de enfoque cualitativo interpretativo y paradigma crítico social, en el que el diálogo con las personas se constituye en fuente de nuevos conocimientos científicos.

Entonces, eventos como el que describo,  tienen la intencionalidad de romper con mitos arraigados en la cultura popular sobre la actividad investigativa.

 El país necesita mayor actividad investigativa, dirigida a satisfacer múltiples interrogantes y vacíos de conocimiento científico sobre la vida social, cultural y económica, problemas del entorno y la búsqueda de su transformación y corresponde a las instituciones educativas de educación superior, cumplir con el eje misional de la investigación.

 

INDIRA ORFA TATIANA ROJAS OVIEDO
Correo
tatianarojasoviedo34@gmail.com

Comentarios