Balance y compromisos

El 2014 cierra con muy buenas noticias para Ibagué y el Tolima. A nivel departamental hay muchos hechos destacables: se alcanzó un histórico presupuesto de inversión superior al billón de pesos, que permitió la financiación de proyectos estratégicos para el departamento, especialmente en materia de vivienda, servicios públicos e infraestructura vial, educativa y de salud. Se logró el ascenso a segunda categoría, que potencia la inversión pública y privada en la región, y eleva el nivel de confianza del Departamento en el ámbito nacional e internacional. Se consiguió la aprobación del plan de saneamiento fiscal y financiero para el hospital Federico Lleras Acosta, que representa, ni más ni menos, el instrumento para salvar definitivamente la institución de salud más importante del Tolima. Se suscribieron los convenios para la financiación y construcción de los escenarios deportivos para los juegos nacionales y paranacionales que se llevarán a cabo en su gran mayoría en territorio tolimense. Se conquistó un honroso tercer lugar en la calificación del Índice de Gobierno Abierto, que indudablemente certifica la gestión eficiente y transparente del Gobierno seccional. Se alcanzaron envidiables indicadores de cobertura, además de la obtención del premio a la Excelencia Educativa 2014, otorgado por el Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa. Se obtuvieron significativos avances en las obras contenidas en el Contrato Plan del Sur del Tolima, y ya se iniciaron obras en el norte, que hacen parte de lo que será un nuevo Contrato Plan para el Departamento.

En Ibagué también hay mucho que resaltar: la ciudad se ubicó en el privilegiado segundo lugar en el informe “Doing Business” del Banco Mundial, que sumado al posicionamiento que ha tenido Ibagué en términos de inversiones, ratifica una dinámica de negocios positiva que contribuye a fortalecer nuestra economía. Se entrego la primera etapa de lo que serán las 1.100 viviendas gratis para los ibaguereños más pobres. Se aprobó el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, que además de habilitar el suelo necesario para la construcción de importantes proyectos urbanísticos, permite la proyección de nuevas vías, reducir el déficit de espacio público de la ciudad y proteger miles de hectáreas que poseen un alto valor ambiental. Se ha avanzado considerablemente en la recuperación de la deteriorada malla vial urbana, mejorando la movilidad en muchos sectores de la capital. Y se han abierto puertas para que cientos de ibaguereños con escasas posibilidades económicas puedan acceder a estudios superiores a través de la “Universidad Humana”.

No obstante, hace falta mucho por hacer. El gobierno departamental deberá invertir con celeridad y eficacia los 200 mil millones de pesos gestionados por el mandatario seccional a través del acuerdo de concurrencia con el Gobierno nacional, para completar exitosamente su histórica inversión social. La construcción de los escenarios deportivos deberá cumplir tanto en tiempos como en calidad, para consumar la promesa de realizar los juegos en noviembre de 2015. La etapa de gestión de predios deberá concluirse en forma expedita, para comenzar la tan anhelada construcción de la segunda fase del acueducto complementario. Se deberá concretar el inicio de las cuantiosas inversiones prometidas por el Gobierno nacional. Y entre otras cosas, la lucha por la defensa ambiental del territorio debe continuar, para que ni La Colosa, ni ningún otro proyecto lesivo, deteriore el patrimonio natural del Tolima.

Feliz y próspero 2015.

Comentarios