La cultura política de los colombianos

En Colombia estamos haciendo año a año muchas elecciones, se puede dar el mensaje de alta participación política de los ciudadanos y precisamente el próximo año, el comportamiento de las personas, organizaciones y grupos va a estar influenciado por la participación en política, porque el 25 de octubre se elegirá un nuevo gobernador y 47 alcaldes, los integrantes de la Asamblea y de los concejos de cada municipio, refiriéndome exclusivamente al Tolima, porque el fenómeno se desarrollará en todo el país.

Quiérase o no, la mayor parte de las decisiones gubernamentales va a estar influenciadas por los candidatos al ejecutivo y a cada una de las corporaciones públicas; se podría decir que este es un país democrático, pero según la última encuesta de cultura política, de 2013, el 13.4 por ciento de la población de 18 y más años, apta para votar, opina que el país no es democrático y otro 53.5 por ciento, que es medianamente democrático y sólo un poco más allá de la mitad de los encuestados por el Dane, el 53.5, manifiesta que el país sí lo es. Estos resultados se prestan para muchas interpretaciones, y son objeto de estudio sobre comportamiento electoral de los colombianos. Se admite que la política interviene en gran parte de las organizaciones y en la mente de las personas, tanto que en cualquier corrillo, en las calles, se habla mucho de política. Desde octubre pasado hasta el 25 de agosto próximo, hay posibilidad de inscripción de cédulas, para hacer parte del censo electoral y definir el lugar donde cada quien desee votar y sin embargo, falta información y divulgación.

¿Por qué hay desinterés por la participación electoral, como uno de los patrones de comportamiento del electorado colombiano? Una posible explicación puede ser que de acuerdo con la encuesta a la que hago referencia, un poco más de la mitad de las personas que siempre votan, tienden a disminuir, lo cual implica que los que nunca votan, también se incrementan.

En la encuesta de cultura política del Dane en 2011, un 60.6 respondió que siempre votan, cifra que descendió a 53.9 por ciento.

En cuanto a los que manifiestan que nunca votan, pasó de 15.2 a 21.1 por ciento. Este último dato significa que una quinta parte de las personas aptas para votar declaran que no les interesa y que la mayor razón para no votar, entre otras razones es que el 74.9 por ciento de los encuestados “no tienen preferencias políticas”, se trata de un electorado que va de un lado a otro y en el caso de Ibagué, es preciso decir que el porcentaje de voto de opinión es muy bajo, según la percepción que se tiene, en las próximas elecciones, habrá un interés especial por elegir un gobernador y un alcalde de sus preferencias y éstas, usualmente , se generan en red de amistades, o de favores recibidos o de expectativas de recibirlos, siendo esto último una práctica común en estos debates.

Se esperan campañas capaces de dar ejemplo a la juventud, con la altura que el país y el departamento merecen porque no es descalificando ni constriñendo, y mucho menos apagando la luz de la vivienda del otro como brilla la propia, es con argumentos, con hechos y con propuestas claras.

Coletilla: Feliz año para todos nuestros lectores y el deseo de una actitud más optimista, proactiva y propositiva en cada hogar, donde se brinde a diario el amor que en familia cada miembro merece. ¡Muchos éxitos para 2015!

Comentarios