Por fin se liquidaría el contrato con Acualterno

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La novela del Acueducto Complementario podría tener mañana el final de su primer periodo, pero se desconoce si será uno feliz donde se logre llegar a un acuerdo sin problemas para cancelar el contrato 060 de 2011, o tan solo será el inicio de otro capítulo aún más dramático donde se inicien acciones legales.

Según los directivos del Ibal, mañana 15 de julio es el día definitivo para llegar a un acuerdo con los representantes de Acualterno y poder liquidar definitivamente el contrato 060 de la fase uno del Acueducto Complementario, de no ser así se tomarán medidas legales.

El gerente del Ibal, Carlos José Corral, aseguró ayer durante su intervención en el Concejo municipal, que uno de los compromisos con el Ministerio de Vivienda para que se congelaran los recursos prometidos al sistema de acueducto, es que se tiene que liquidar el contrato 060 de 2011 para luego poder culminar la primera fase, si esto no sucede pronto los recursos dejarían de estar garantizados.

Último intento

Luego de varias reuniones entre el Ibal y Acualterno para tratar de limar asperezas principalmente por diferencias económicas, será mañana el día crucial para tomar una decisión, porque el tiempo sigue pasando y los recursos del Gobierno nacional están dependiendo completamente de esto.

Según Ricardo Arroyo, secretario General del Ibal, “las demoras han sido porque los contratistas están haciendo un balance integral de reclamación, las cuales están sintetizadas en ocho puntos”, la principal diferencia radica en casi $4 mil millones.

Esto, porque el 18 de junio, se conoció que Acualterno está reclamando el pago de $6 mil 416 millones, de los cuales el Ibal ha considerado que tan solo serían $2 mil 700 millones los que la firma contratista debería legalmente solicitar, situación que ha impedido que se llegue a un acuerdo.

Según el Ibal ya se tiene el borrador para el proceso de liquidación que pretende sea bilateral, ya que según los delegados para esta función, hay un buen ambiente con los contratistas, quienes en ningún momento se han levantado de la mesa, pero no dejan de reclamar el dinero que consideran les corresponde.

Advertencia

Si mañana no se conviene, aseguró el Secretario General de la empresa pública, existe la aprobación de la junta directiva de la entidad, para que se interponga la liquidación del Contrato ante la Cámara de Comercio, o ante la Procuraduría delegada en lo Administrativo.

Recordemos que la Junta directiva del Ibal tiene como presidente al alcalde Luis H. Rodríguez, y está conformada por los secretarios Gilma Lucía Peña, de Salud; Jorge Alberto Pérez, de Infraestructura; Camilo Clavijo, de Planeación; y Oswaldo Mestre, de Hacienda; al igual que dos representantes sociales quienes cumplen la labor de vocales de control, Jaime Ávila Cortés y Bertha Yamile Muñoz.

Sean los más de $6 mil millones o los $2 mil, o lo que finalmente se acuerde, al parecer, sería el municipio el que tendría que pagar estos dineros al contratista, y a pesar que los directivos del Ibal no quisieron referirse al tema, dijeron que hay un procedimiento legal que se entraría a agotar.

La tarea de convencer al Consorcio Acualterno está bajo la responsabilidad de Fernely Ramírez, jefe de Planeación del Ibal; Ricardo Arroyo, secretario General de la misma entidad; y Letty Salcedo, quien es la directora Operativa de la empresa de acueducto y alcantarillado; por su parte, el Gerente Carlos José Corral, informó que hasta hoy estará gestionando ante el Ministerio, ya que se tomará unos días por cuestiones médicas y no estará presente en esta reunión.

Recursos nacionales

“Si ese contrato 060 no se liquida y no se garantiza la terminación de la etapa uno, no hay manera de que el Gobierno nacional mantenga los recursos, ya que es una condición ‘sine qua non’ del Ministerio de Vivienda, por eso ya se tiene destinado el crédito de $15 mil 500 millones para terminar la primera fase”, expresó Corral.

El cabildante Carlos Portela le pidió en sesión del Concejo al Gerente del Ibal que fuera claro con la comunidad

“Estamos diciéndole a la ciudadanía que contamos con esos recursos pero están condicionados al primer proyecto, y se podría llegar a pensar que esos recursos no están claros para poder desarrollarse no solo durante esta Administración sino en una futura; esto, porque si pasa el tiempo y no se terminan las obras rápido, lastimosamente tenemos que decirle a los ibaguereños que se estarían perdiendo los dineros”, manifestó el Concejal.

Ante este cuestionamiento Carlos José Corral le dio la razón al cabildante y le dijo que “los recursos están congelados, pero si no se cumple con esta parte, todo el trabajo y gestión hecha se perdería”.

El tiempo

Así se logre liquidar en los próximos días el contrato 060 de 2011 para culminar la primera fase del Acueducto Complementario, se tendría que dar inicio a un proceso licitatorio para que se concluyan las obras, lo cual muy seguramente no alcanzará a cumplirse antes de finalizar el año.

Es decir que así los 35 mil millones de pesos prometidos por el Ministerio se ‘descongelen’ el 26 de octubre, no se podrá hacer uso de éstos, hasta que no finalice la primera fase del atropellado acueducto alterno de Ibagué.

Recordemos que el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, dijo el pasado primero de julio en exclusiva a EL NUEVO DÍA que “por órdenes del presidente (Santos) vamos a mirar con la persona que sea elegida, cómo podemos tener un plan de choque y tener esas licitaciones el próximo año; esta será una tarea que ojalá pueda hacer este Alcalde antes de salir, o si no será algo pendiente para el próximo año”.

Es decir que aunque siguen pendiendo de un hilo los recursos, pasará un tiempo considerado para que se puedan ejecutar.

Temores

Según un estudio que habría adelantado Ingeominas en el año 1996, la zona del cañón del Combeima podría presentar un alto riesgo de erosión al estar ubicada en varias fallas geológicas, y generaría inconvenientes en la trazabilidad de las obras correspondientes al Acueducto Complementario.

La concejal Diana Jaidy Castro, le solicitó a las entidades de Control estar vigilantes ante este tipo de cosas, ya que según ella solo se basan en presentar hallazgos, pero no se sabe si se ejecutan las amonestaciones correspondientes a las irregularidades encontradas.

El Ibal asegura que están enfocados en el acueducto y no se tiene los recursos para hacer los estudios y diseños correspondientes al Plan Maestro de Alcantarillado, lo cual se estaría convirtiendo en un problema de salud pública debido a los constantes colapsos en la red que afecta a muchas familias ibaguereñas.

Al debate que se realizó en el Concejo a la junta directiva del Ibal, no asistió el Alcalde en su calidad de presidente, y generó malestar que el secretario de Hacienda abandonara el recinto, y que de los vocales de control, uno no asistiera y el otro no participara.

Fases del proyecto

 La primer fase es la linea de Aducción Cocora desde el kilómetro 0, hasta el 4.5., el cual es el que sigue generando traumatismo, y todo el proyecto está valorizado en $29 mil 832 millones de pesos.

La segunda fase corresponde al Sistema Matriz de Abastecimiento al Sector Sur, que corresponde al que está viabilizado por el Ministerio y tiene un valor de $38 mil 539 millones de pesos.

Tercera fase, es el proyecto de la Fiscalía como la futura zona de expansión, y tiene tres de sus cuatro proyectos por ejecutar y del faltante se están buscando los recursos por parte del Ministerio, todo el proyecto cuesta 18 mil 815 millones de pesos.

La fase cuatro corresponde al Nuevo Sistema en la Quebrada Cay, el cual según el Ibal está viabilizado y tendría un costo de $3 mil 360 millones.

Fase cinco que es el Sistema Alsacia estaría por ser ejecutado y valdría 5 mil 425 millones de pesos.

La fase seis del proyecto es el Sistema Salado, que no tiene los recursos ni fuente de financiación, y según sus estudios costaría $5 mil 253 millones.

La fase siete corresponde al Sistema Boquerón, tampoco cuenta con el presupuesto y valdría 10 mil 351 millones de pesos.

Y la fase ocho que es la Planta de Boquerón tampoco está programada y su construcción tendría un valor de $27 mil 834 millones. 

HERYK FARFÁN

Comentarios