Ibal dejó de percibir más de $106 millones por no cobrar a tiempo

Ibal dejó de percibir más de $106 millones por no cobrar a tiempo
Por “ineficiencia” de los funcionarios según la Contraloría, la empresa dejó de recibir dinero del recaudo por acometidas al sistema de acueducto y alcantarillado que deben asumir los usuarios.
ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La Contraloría evidenció que 738 procesos de acometidas en el sistema de acueducto y alcantarillado hechos por el Ibal no contaron con gestión de cobro.
Foto: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
23 Ago 2019 - 3:01am

Un informe técnico de auditoría, realizado por la Contraloría de Ibagué al Ibal para la vigencia 2018, evidenció un presunto detrimento dentro de la empresa por $106 millones 475 mil, esto luego de que se dejará de percibir este valor al no realizar el cobro de las acometidas domiciliarias de manera oportuna a sus usuarios.

Según estableció la Contraloría en una revisión realizada a las Órdenes de Trabajo de Acueducto y Alcantarillado (Oteas), donde se da cuenta de los cobros hechos a los usuarios por este tipo de procesos en la facturación, 738 de ellos, a corte del 31 de diciembre de 2018, se encuentran sin gestión de cobro.

Es de resaltar, que los costos generados por las acometidas al sistema de acueducto y alcantarillado, debe asumirlos el usuario, según lo establecido en la normatividad de servicios públicos; sin embargo, reseña la Contraloría le ha faltado efectividad a los funcionarios del Ibal encargados para gestionar dicho recaudo.

“Los funcionarios encargados de la gestión de cobro de estas Oteas, no han sido eficientes, oportunos, continuos y eficaces, incumpliendo las obligaciones, deberes y prohibiciones que le son propios como servidores públicos”, acotó el ente de control de las finanzas públicas.

Aunado a la falta de gestión, la Contraloría también evidenció que desde el área de acueducto y alcantarillado a la oficina de facturación, se remitieron cobros que incumplen con lo establecido en el régimen de los servicios públicos domiciliarios en lo referente a cobros inoportunos.

Según explicó este ente de control, luego de pasados cinco meses no se puede cobrar bienes o servicios que no se facturaron, bien sea, por error, omisión o investigación de desviaciones significativas frente a consumos anteriores.

Es que en el listado que suministró el Ibal a la Contraloría, la empresa ya perdió facultades para el recaudo de algunas conexiones domiciliarias, puesto que dichas reparaciones fueron hace más de cinco meses.

 

Argumentos del Ibal

El Ibal, en el documento, refutó lo expuesto por la Contraloría y aclaró que la empresa tiene el registro de que las Oteas fueron trasladadas al área de facturación, donde “efectivamente han realizado el cargue y cobro correspondiente a cada matrícula afectada, que tampoco se ajustan al periodo de cobros inoportunos”.

Sin embargo, pese a lo expuesto, la Contraloría de Ibagué ratificó el detrimento patrimonial por más de $100 millones, que además es de carácter administrativo con incidencia disciplinaria y fiscal.

Total de los hallazgos

En el informe expuesto por la Contraloría de Ibagué, los hallazgos totales por presunto detrimento al Ibal, ascienden a $527 millones 745 mil, cuyas observaciones son de carácter administrativo, fiscal y disciplinario.

 

Cifra

$527 millones es el valor total de los hallazgos encontrados en el Ibal. 

Publicada por
EL NUEVO DÍA