Geografía del amor de pareja

En un 46 %, los centros comerciales son los lugares preferidos para una cita, muy por encima de las cafeterías, los restaurantes, la casa y el parque. Es también el sitio que más se frecuenta con la pareja y uno de los lugares mejor calificados con un 69 %, frente a un 7 %, de quienes afirmaron no llamarles la atención estos escenarios.

Los escenarios de la vida en pareja en la ciudad de Ibagué son los centros comerciales, el centro de la ciudad, los sitios para comer, el Cañón del Combeima, los bares y discotecas, la casa y los moteles. Todos estos lugares nos dan un croquis de ciudad que se disfruta en pareja. Es importante resaltar que seguimos hablando desde los dos lugares predilectos: el centro y los centros comerciales.

Las rutinas de estas parejas en dichos lugares nos dan cuenta de los modos de vida de algunos ciudadanos. Entonces, establecemos relaciones entre los lugares en los que los ciudadanos actúan o se presentan y las acciones que realizan en esos lugares que los caracterizan. De esta manera, del centro comercial les gusta más el plan de ir a cine y ver, preferiblemente, películas de acción, seguidas de comedia y drama. Estos géneros representan la oferta principal que se puede encontrar en los centros comerciales, diferente a quienes optaron por el cine independiente, que se encuentra en cine clubes o en las universidades de la ciudad.

El centro de la ciudad es un lugar predilecto para pasear y disfrutar de la oferta gastronómica que ahora se encuentra hacia el barrio La Pola, una cantidad de restaurantes que combinan arte o diseño, marca y oferta gastronómica artesanal. Aparte de los restaurantes en los que se prefiere la comida rápida, la oferta internacional o criolla, las heladerías o cafeterías, las parejas disfrutan del Parque de la Música, del Parque Manuel Murillo Toro, de la Plaza de Bolívar, el Teatro Tolima, la Concha Acústica, la Carrera 3ª y la Catedral. Pero cuando se trata de salir a bailar a discotecas de la ciudad, las parejas prefieren las bebidas alcohólicas. En otros lugares prefieren escuchar o bailar baladas y rock, también con bebidas alcohólicas.

El Cañón del Combeima también es un lugar para ir en pareja para disfrutar del descanso y el aire fresco. Pero cuando las parejas se quedan en casa, su cotidianidad se relaciona con ir al supermercado, las plazas de mercado, las iglesias o los centros de salud; hacer ejercicios juntos o hablar. Hay quienes, en medio de las risas, afirmaron frecuentar los moteles, sobre todo jóvenes y adultos de 13 a 45 años y, en su mayoría, hombres.

Pero este croquis del amor de pareja no puede estar completo si no aparecen en él quienes afirmaron no tener pareja. Hay quienes quedaron viudos o son sacerdotes, pero los demás, decían, esta vez con un gesto de decepción o aburrimiento, que simplemente no podían contestar la pregunta porque no tenían pareja.

De los ibaguereños entrevistados, estos representan el 18 %, un porcentaje de ciudadanos que dejan de lado en sus rutinas algunos de estos escenarios o que, simplemente, recorren la ciudad de maneras diferentes, a la luz de otros encuentros; pero también que se imaginan con tristeza por estar solos.

EL NUEVO DÍA

Comentarios