Auditoría a la USI estableció hallazgo por más de $54 millones

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍAEn la auditoría regular, la Contraloría calificó la gestión fiscal como desfavorable con 40.5 puntos.
Para la vigencia 2019, la Contraloría de Ibagué estableció 16 hallazgos administrativos, uno de ellos con incidencia fiscal.
PUBLICIDAD

En el marco del plan general de auditorías que adelanta la Contraloría de Ibagué, la entidad evidenció 16 presuntos hallazgos administrativos, uno con incidencia fiscal avaluado en $54 millones 066 mil pesos en la Unidad de Salud de Ibagué (USI), para la vigencia 2019.

Además, inició un proceso sancionatorio contra la USI por incumplir el plan mejoramiento que recomienda la entidad.

El hallazgo fiscal, único que detectó el ente de control, refiere que no se habría garantizado el recaudo efectivo ni oportuno por parte de la USI, luego de que presuntamente no se hiciera la presentación de facturas con su soporte para hacer la debida radicación, aceptación y pago.

“Se evidenció un presunto hallazgo fiscal por un monto de $54.066.381 ante la falta de trámite adecuado de las facturas que se han derivado de la prestación del servicio de la USI a diferentes EPS del país, siendo necesario iniciar un proceso de responsabilidad fiscal con el fin de establecer la existencia o no de un presunto detrimento patrimonial”, indicó el contralor Iván Darío Delgado.

Asimismo, el ente de control fiscal advirtió de una observación y hallazgo administrativo que quedó fijada en la auditoría por una situación que a futuro puede generar un detrimento al erario, pues a marzo de 2020 la empresa contratista encargada de la facturación de la USI, no ha radicado facturas en las diferentes EPS por $230 millones 835 mil pesos.

Al respecto, la USI no aceptó tal observación e indicó que trabaja en el mejoramiento y modernización administrativa; sin embargo, reconoció que hay algunos errores de sobrefacturación en el proceso de revisión y reclasificación.

 “Se vienen realizando ajustes en el proceso de facturación para mitigar la presencia de errores en el mismo, evitar procesos de refacturación y poder garantizar una radicación de las cuentas dentro de los tiempos que establece la norma”, indicó la USI.

Pese a la explicación, la Contraloría dejó en firme el hallazgo.

 

Proceso sancionatorio

La Contraloría además inició un proceso sancionatorio contra la USI por el incumplimiento en el plan de mejoramiento suscrito en la auditoría que se adelantó en 2018.

 

Dato:

El proceso de auditoría, modalidad regular, revisó los procedimientos entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2019.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios