Alcaldía y Cortolima firman convenios para recuperar fuentes hídricas y huertas caseras

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍAEl alcalde de Ibagué y la directora de Cortolima, durante la firma de los dos convenios.
Se espera generar más de 200 empleos en recuperación ambiental comunitaria y apoyar 500 familias con proyectos de producción sostenible.
PUBLICIDAD

El primer convenio es con el propósito de recuperar las fuentes hídricas de la ciudad, la Alcaldía de Ibagué y Cortolima ejecutarán el proyecto de recuperación ambiental comunitaria, que tendrá una inversión superior a los $2.000 millones.

Tras un estudio técnico, se evidenció el alto grado de contaminación en ríos y quebradas, a causa del asentamiento de comunidades en subzonas hidrográficas y mala disposición de los residuos sólidos.

Para la recuperación del recurso hídrico, la Administración municipal aportará $1.500 millones y la autoridad ambiental $779 millones. En esta estrategia se implementarán acciones de control de erosión con obras de bioingeniería y participación de la comunidad con la figura de gestores ambientales.

“Con este convenio que firmamos, vamos a beneficiar a 284 personas que tendrán un ingreso para sus hogares y adicionalmente vamos a generar cultura ciudadana a través de las buenas prácticas ambientales y cuidado de las fuentes hídricas de nuestra ciudad”, dijo el alcalde Andrés Hurtado.

El proyecto comprende la intervención de 17 quebradas en un área de 83,4 hectáreas, como el Hato de la Virgen, La Saposa, San Antonio, La Arenosa, La Pioja, San Bernardo, entre otras, con jornadas de limpieza y recolección de residuos sólidos.

Además de la sensibilización de 5.000 familias, siembra de 11.000 árboles nativos, construcción de seis obras de bioingeniería y la contratación de más de 200 ciudadanos para promover la protección de la naturaleza.

Por su parte, la directora de Cortolima, Olga Lucía Alfonso, destacó esta alianza con la Administración municipal para promover el cuidado de los recursos naturales y la generación de empleos durante la reactivación económica de la ciudad.

“Queremos destacar el papel fundamental que las comunidades van a tener en estos proyectos, son quienes van a liderar estos procesos de recuperación de las fuentes hídricas e implementar esas acciones en sus barrios y centros poblados”, manifestó la funcionaria.

 

Seguridad alimentaria

El segundo convenio se firmó para el proyecto de seguridad alimentaria, que beneficiará a 500 familias de la capital a través de huertas caseras.

Tras una visita a centros poblados, se evidenció la disminución en la producción de alimentos como consecuencia de los altos costos de las siembras y daños al suelo con el uso indiscriminado de agroquímicos.

“Queremos brindar herramientas a nuestros campesinos para que nos ayuden con la implementación de las huertas caseras, hacer del campo un lugar más sostenible y que tengan la posibilidad de generar ingresos con la producción de alimentos saludables”, dijo el alcalde Andrés Hurtado.

El proyecto cuenta con la financiación de la Administración municipal con un aporte de $420 millones y la Corporación $547 millones. Estos recursos permitirán promover el acceso de alimentos saludables, con enfoque ambiental, social y productivo en la ciudad.

Además, para mejorar la calidad de vida de hogares pertenecientes a estratos 1, 2 y 3, víctimas de desplazamiento, madres cabeza de familia e indígenas, se implementarán jornadas de mercados campesinos y capacitación en agricultura y emprendimiento.

“Hago parte de una asociación de 33 mujeres empoderadas por el campo que vienen trabajando con la implementación de huertas caseras, y estos proyectos nos ayudan a fortalecer estos procesos para el beneficio de nuestra comunidad de Juntas”, señaló Xiomara Arango, habitante del Cañón del Combeima.

La población beneficiada recibirá asistencia técnica, insumos y herramientas que faciliten el desarrollo de las huertas con productos 100% orgánicos como el tomate, acelga, lechuga, apio, repollo, cilantro, acelga, entre otros.

“Son 500 familias que serán capacitadas en producción orgánica que además de proporcionarles sus alimentos, les permitirá generar ingresos para sus hogares con la venta de sus productos en los mercados campesinos que vamos a acompañar”, manifestó Olga Lucía Alfonso, directora de Cortolima.

EL NUEVO DÍA

Comentarios