La evolución de la actividad edificadora en Ibagué

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍALa ciudad actualmente se expande hacia el sector del Parque Deportivo, donde varias constructoras desarrollan sus proyectos de vivienda.
En la primera edición de EL NUEVO DÍA se publicó la noticia ‘Vivienda a la lata, pero todavía hace falta’, en la cual se mencionaba que Ibagué iba camino en 1992 a tener la actividad constructora más alta de los últimos 10 años.
PUBLICIDAD

En 1992 se habían otorgado 499 licencias para construir 3.835 soluciones de vivienda en Ibagué. Un área de 201.946 metros cuadrados (m²) fueron destinados a construcción de vivienda unifamiliar, 13.303 a vivienda bifamiliar y 67.283 a multifamiliar.

Esta última distribución refleja la forma cómo se construía en los años 90, donde la vivienda multifamiliar, es decir, los edificios de varias plantas, con numerosos apartamentos, aún no tenían la participación de hoy en día. No obstante, la Vivienda de Interés Social (VIS) empezaba a ser popular.

Por ese entonces, se otorgaron autorizaciones de construcción a las urbanizaciones Nueva Colombia y Villa Café I y II, Cutucumay III, Irazú, Cañaveral, La Floresta, la etapa II de la Ciudadela Simón Bolívar y la construcción de la III. En la mayoría de las urbanizaciones mencionadas se iban a construir viviendas de tipo unifamiliar, 974 unidades ya estaban previstas.

Por otra parte, en el periódico de los tolimenses, las constructoras publicitaban las ofertas de vivienda que reflejaban los sectores en desarrollo. El “nuevo Ibagué” nacía con los proyectos urbanísticos de El Vergel, Cañaveral, Chicalá y el Rincón del Pedregal sobre la avenida Ambalá; la expansión continuaba hacia El Salado.

 

28 años después

Todavía hay vivienda a la ‘lata’. En 2019 el mercado de vivienda alcanzó su pico más alto en los últimos 12 años. De acuerdo con la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) Tolima, en total se comercializaron 9.063 viviendas en la Ciudad Musical, de las cuales 4.524 fueron de Vivienda de Interés Prioritario (VIP), 3.053 VIS y 1.486 No VIS.

Otra cifra que refleja el buen momento del sector edificador, es que durante 2019, en Tolima se licenciaron 878.291 metros cuadrados (m²) para edificaciones, lo que se tradujo en un crecimiento de 11,8% respecto a 2018.

Sin embargo, dicho ritmo se vio interrumpido por el Covid-19, que provocó una crisis en el sector de la construcción como en toda la economía.

De ahí que, el Gobierno nacional lanzó 200 mil subsidios de vivienda, por lo que los analistas del sector coinciden en que quizás en la historia de Colombia no habían existido tantas posibilidades de adquirir una vivienda nueva. Actualmente están activos los programas Semillero de propietarios, Mi casa ya y el mecanismo de Subsidio concurrente.

En este contexto, las ventas de vivienda en septiembre marcaron un nuevo récord en el país. En el caso de Tolima, se igualó el comportamiento de 2019 con la comercialización de 648 unidades.

A corte de octubre de 2020, en el departamento se vendieron 5.231 viviendas, y la oferta asciende a 4.361 unidades.

Aniversario26

La ciudad se expande

La vivienda multifamiliar a diferencia de hace 30 años, ahora es la que más se construye. Edificios que pueden superar hasta los 20 pisos se empiezan a erguir en la ciudad a medida de que se aprueban nuevos planes parciales en áreas del suelo de expansión urbana.

Una de las causas de este modo de construir es evidente: la población crece. Según el XVI Censo de Colombia de 1993, desarrollado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en Ibagué vivían 365.163 personas. Para 2020 la proyección de la población ascendió a 541.101 habitantes.

Por esta razón, son varios los proyectos de vivienda en desarrollo y los que se tienen proyectados para los próximo años. Pero, sin lugar a dudas, por su estructura, la ciudad se continuará expandiendo hacia el nororiente.

En el sector del Parque Deportivo, que ya cuenta con edificios ancla como la Clínica Medicádiz, se han aprobado seis planes parciales en los últimos 10 años, allí se construirán miles de vivienda de todos los segmentos.

El sector cuenta con aproximadamente 666 hectáreas (ha), de las cuales 412 corresponden a los planes parciales aprobados.

No obstante, en el sector de Picaleña se han aprobado otros dos planes parciales, destinados principalmente a usos residenciales y de comercio. Este sector cuenta con 510 ha, de las cuales 162 se encuentran incluidas al perímetro urbano.

Además, estaría en proceso la formulación de otro plan parcial cuya área es de 146 ha en este suelo de expansión.

En otros sectores como Varsovia, El Salado, Ambalá, entre otros, la ciudad se sigue densificando. Así pues, la actividad edificadora se encuentra en un auge promisorio.

En cuanto al área metropolitana de Ibagué, que nunca se llegó a constituir, y que reúne a la capital del Tolima, Cajamarca, Alvarado, Venadillo y Piedras, sigue siendo uno de los aspectos pendientes para incrementar la capacidad de gestión de la región.

JUAN JOSÉ AGUIRRE Z.

Comentarios