Con gestores de espacio público, la Alcaldía espera recuperar la Tercera

Crédito: Archivo/EL NUEVO DÍADesde la época decembrina la carrera Tercera está a ‘reventar’ de vendedores ambulantes.
Debido a la ocupación indebida de la carrera Tercera por parte de vendedores ambulantes, la Alcaldía de Ibagué se apresta a contratar un grupo de gestores de espacio público que, en compañía de la Policía Metropolitana, se encargará de garantizar la recuperación del principal corredor peatonal de la ciudad.
PUBLICIDAD

En años anteriores, la carrera Tercera se descongestionaba una vez pasaba la época decembrina, pero esta vez, a causa del impacto de la pandemia en la economía de los hogares, la invasión se ha prolongado durante las primeras semanas del año con vendedores de toda clase de productos y artículos.

“Hoy vemos cómo gente inescrupulosa está metiendo gente por la carrera Tercera, pero de la mano de nuestros gestores, con apoyo de la Policía Metropolitana y nuestros agentes de tránsito, vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para avanzar en la recuperación del espacio público. Recordemos que hay unos acuerdos con las asociaciones de que no se pueden ubicar por la Tercera”, afirmó Carlos Portela, secretario de Gobierno.

El funcionario dijo que la Administración no ha decomisado bienes y mercancías de los vendedores porque entiende que la crisis provocada por el Covid-19 empujó a nuevos grupos de personas a desarrollar actividades informales para buscar el sustento de ellos y sus familias.

“La época de pandemia conllevó a que mucha gente utilizara las ventas ambulantes para poder tener algún tipo de ingreso y por eso se han proliferado los vendedores en la ciudad, eso es una realidad que tenemos que apuntarle a disminuir, pero nosotros no le hemos quitado mercancía porque ha sido  bastante compleja la situación y por eso llegamos a un acuerdo”, indicó Portela.

Dada esta situación, el Secretario recordó que esta semana, con la visita de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, se puso en marcha el plan piloto ‘Laboratorio social para la inclusión productiva’, a través del que se busca formalizar al comercio informal de la capital tolimense, brindando una mejor calidad de vida y más garantías para la reactivación económica segura de esta población.

Con el plan, que durará tres años, se espera beneficiar a cerca de 4.000 micronegocios, incluidos los de mantenimiento de vehículos automotores y comercio al por menor. Para lograr esta meta, se brindará capacitación y financiación, a través de la oferta institucional del Estado a los territorios.

Por su parte, Efraín Valencia, presidente de la Junta Directiva de Fenalco Tolima, indicó que la economía informal ha ayudado a la reactivación económica, pero existe preocupación por dos hechos: el contrabando que se está moviendo  a través de esta actividad y las condiciones de salubridad, pues no se estarían cumplimiento medidas básicas como el uso del tapabocas.

“Nos preocupa que desde la informalidad no se han tomado las debidas protecciones para el manejo de alimentos, por ejemplo. También vemos aglomeraciones en el centro y los vendedores ubicados sin ningún tipo de control”, indicó el dirigente gremial.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios