Municipio necesita $1.26 billones para cubrir el saneamiento básico de la ciudad

Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Una de las inversiones más grandes está reflejada en el cambio y reposición de redes de acueducto y alcantarillado de la ciudad, pues el 70 % de las mismas permanece en mal estado.
PUBLICIDAD

En la socialización del Plan Maestro de Alcantarillado de la ciudad, el gerente del Ibal, Rodrigo Herrera, expuso las inversiones que se requieren para cubrir todo el saneamiento básico en la capital del Tolima, según indicó en materia de diseños y obras, el Municipio necesita alrededor de $1.26 billones.

Estas proyecciones de recursos se definieron a través de la actualización del Plan Maestro de Alcantarillado que realiza la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo del Tolima (Edat), por medio del consorcio Alcantarillado Ibagué con una inversión de $8.279 millones, con recursos del Plan departamental de aguas, proceso que tiene un avance del 79% en todos sus componentes y oficialmente se entregará el próximo año en febrero. 

Herrera resaltó la importancia de los avances en el saneamiento básico de la ciudad, pues el documento que existía del plan maestro de alcantarillado era de 1973, -hace 48 años- y por ende tiene diseños y presupuestos desactualizados, además no refleja que el perímetro sanitario del Ibal se ha expandido; la situación se repite con el plan de saneamiento y manejo de vertimientos, pues el documento del 2009 se rige por uno de 1973, con inversiones sin fuentes de financiación, diseños y presupuestos desactualizados. 

Las inversiones 

Para el caso de la recolección de vertimientos, el Municipio requiere $46.218 millones para obras de los vertimientos de hogares e industrias sobre los diferentes afluentes que tiene la ciudad; en el caso de la cuenca del Combeima se requieren 31 obras, en la cuenca del Chipalo 33, en la cuenca del río Opia 17 y en la cuenca del río Álvarado 11 obras. 

El Ibal también contempla la optimización de los colectores principales en Combeima, Chipalo, Opia y Álvarado con el cambio entre los cuatro de 15.750 metros lineales de tubería con una inversión que alcanza los $51.225 millones.

Para la construcción de colectores nuevos y la prolongación de los existentes se habla de una inversión de $90.201 millones; entre varias de las intervenciones se fijan la del tramo La Hedionda - Combeima, Guadaleja - Combeima 2, Tejar - Arenosa, La Balsa - La Tusa, el colector Aeropuerto, Urbana, La Honda, entre otros.

La carta de navegación también contempla recursos para los interceptores entre los colectores, allí la inversión se estima es de $10.600 millones, dentro de las obras se contempla una estación de bombeo de aguas residuales de los colectores Combeima 2, Sillón, Hedionda y Guadaleja al colector Las Quintas y posteriormente a la Ptar El Escobal. 

En el caso de la rehabilitación y reposición de redes de acueducto y alcantarillado, el Ibal resaltó la inversión que adelanta por $15 mil millones para arreglar 187 calles de la ciudad; sin embargo, advirtió que a la fecha a través de las revisiones con el video robot se habla de la necesidad de cambio de 42.933 metros lineales de tubería. Pero las proyecciones van más allá y estiman el reemplazo de 282.852 metros lineales de tubería y 210.567 metros lineales de rehabilitación de la misma, “estamos hablando de 500 kilómetros y la red de Ibagué tiene aproximadamente 840 kilómetros, es como ir de aquí a Santa Marta en carro, el 70 % de la tubería está en mal estado”, reseñó Herrera. Para este cambio total de redes se requieren recursos por el orden de $493 mil 420 millones.

En cuanto al tratamiento de aguas residuales, la inversión que se necesita es de $563 mil 657 millones para distribuir la ciudad en tres plantas de tratamiento de aguas residuales con la implementación de alta tecnología para la limpieza del recurso. Aunado a esto se contempla la adquisición de predios; para el caso de la Ptar de El País se requiere un área de 6.81 hectáreas y en El Escobal un área de 13.44 hectáreas. 

La directiva del Ibal indicó que las inversiones proyectadas solo con el presupuesto del Ibal podrían tardar alrededor de 50 años, esto aunado a los daños que se pueden generar de forma posterior, por ello se insistió en la importancia de articular esfuerzos de diferentes sectores. 

“Lo que pensamos es hacer una articulación interinstitucional, de todos los que estamos involucrados con el apoyo internacional, Gobierno nacional, departamental, municipal Cortolima y privados para pensar que Ibagué pueda ser ambiental”, reseñó el gerente del Ibal. 

Al respecto, el alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado reseñó que “este Plan Maestro de Alcantarillado nos permite a nosotros organizarnos en materia de inversión y empezar a planear el tema de la tasa retributiva, pagamos altos valores a Cortolima y nos va permitir trazarnos un horizonte serio hacia el futuro”, sostuvo Hurtado.

Y agregó, “arreglar el alcantarillado de la ciudad vale alrededor de $1.6 billones, ¿ustedes saben cuanta plata tiene el Ibal para cambiar el alcantarillado al año?, tiene $7 mil u $8 mil millones al año, es decir, $32 mil millones, ¿entonces cuántos años nos vamos a demorar para arreglar, 100?, esa es la realidad que tenemos que entender para que digan porque no estamos cambiando y porque no hay la capacidad para pavimentar y cambiar el alcantarillado de la ciudad rápido, es porque el tema es de recursos, pero el principal problema estaba en que no sabíamos cuánto valía o por dónde coger, hoy en día tenemos un camino”. 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

REDACCION IBAGUE

Comentarios