Comunidad le pide al Municipio remover tubería abandonada en Bello Horizonte

Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
La presencia de varios tubos sobre la vía se ha vuelto el lugar propicio para que se reúnan consumidores de sustancias psicoactivas.
PUBLICIDAD

En medio de la maleza, al agua y al sol permanecen varios tubos sobre una de las vías del barrio Bello Horizonte en la comuna Nueve de Ibagué, la comunidad explicó que los mismos están en el lugar hace varios años dispuestos para ejecutar las obras del denominado tanque de la Fiscalía; sin embargo, ante la falta de uso ahora se ha convertido en el refugio de consumidores.

Heriberto Rojas, uno de los líderes de la comunidad, señaló que la tubería sería de la firma contratista quien tenía la intención de llevar agua a la zona de expansión de la capital del Tolima, pero ante la incertidumbre por la ejecución del contrato, la tubería quedó en el lugar sin que por ahora haya claridad de quién es el responsable.

Por lo mismo, le piden apoyo al Municipio para que se defina quién debe hacerse cargo de la tubería y si es posible se retire del lugar, pues además de las afectaciones de movilidad, terminan por afear el lugar, que también tiene serios problemas en materia de alcantarillado y pavimentación.

“Esos tubos pertenecen a la firma contratista que estaba haciendo la expansión de la red de acueducto en la Administración pasada y creo que no terminó por unas demandas de incumplimiento de alguna de las partes.

“Nosotros en alguna ocasión oficiamos al Ibal solicitando el retiro de ese material, porque sobretodo en las noches hay una concentración de personas, consumidores de sustancias psicoactivas, pero no se obtuvo respuesta. Siempre hemos pensado que ese material se adquirió con nuestros impuestos y no importa quién sea el responsable”, señaló Rojas.

La obra contratista de la que habla el ciudadano, tendría que ver con el contrato que se suscribió en el 2015 entre la Alcaldía y el consorcio Atria por $9.970 millones con el que se pretendía construir un tanque de almacenamiento de 10 mil metros cúbicos en el sector El Papayo y que iría interconectado a los tanques de la calle 29, Mirolindo y Picaleña. 

Este trámite a la fecha sigue en puntos suspensivos, pues se está surtiendo un trámite judicial luego de que la Alcaldía declarara el incumplimiento del consorcio, situación que refuta el contratista y quien señala que el proceso estuvo plagado de irregularidades y por el que ahora ante el Juzgado le exige al Municipio resarcir los daños con tres demandas que suman más de $9 mil millones.  

Cabe recordar que en mayo, otra parte de la obra y que también está relacionada con el mismo contrato, una base de hierro de varias toneladas, fue víctima de vandalismo luego de que algunas personas se estuvieran llevando poco a poco el hierro, para ese entonces la obra permanecía también a la intemperie, hoy tiene vigilancia por parte de la Alcaldía.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

REDACCION IBAGUE

Comentarios