Alcalde de Líbano responde por demolición de casa antigua

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Germán Castellanos, alcalde de Líbano, respondió a las críticas que se han originado por la decisión de autorizar la demolición de una casa antigua en pleno centro del municipio.

La polémica se dio luego de que el exconcejal Guillermo Rubio le pidiera públicamente al alcalde Castellanos que revisara la licencia de demolición del segundo piso de la emblemática casa.

Según el excabildante, la destrucción de la casa sería una pérdida cultural que debe evitarse a toda costa.

Sin embargo, el alcalde tiene otra opinión al respecto. “Una cosa es el desconocimiento de la historia y otra cosa es el conocimiento de la norma”, afirmó. Según su argumento, la casa de la discordia sería de propiedad privada, y dicho privado no estaría interesado en buscar una declaratoria patrimonial del inmueble.

“Ante esto, la Alcaldía no puede pasar por encima del derecho de propiedad del privado”, argumentó el mandatario.

“Primero hay que revisar la ley 397 de 1997, la ley 1185 del 2008 o la resolución 983 que fija la norma para el tratamiento de estos temas de patrimonio cultural”, dijo el alcalde Castellanos.

Según la norma, para que un inmueble sea declarado como patrimonial debe ser autorizado primero por el Consejo Departamental de Patrimonio Cultural cuando es de carácter municipal o departamental, y cuando es de carácter nacional debe serlo por el Ministerio de Cultura y el Consejo Nacional de Cultura.

“La Alcaldía puede hacer la solicitud de declaración patrimonial, pero si el dueño de la casa dice que no está de acuerdo no hay nada que se pueda hacer”, finalizó el mandatario.

EL NUEVO DÍA

Comentarios