En febrero se empezará a cobrar peaje a la entrada a Líbano

Crédito: SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍAEl vicepresidente de Gestión Contractual de la ANI, Luis Eduardo Gutiérrez Díaz, explica ante los presentes, lo que significa esta obra para las tres poblaciones que pagarán peaje.
Con la condición de que pronto sea adecuada la carretera Murillo - La Esperanza, los pobladores de Murillo, Villahermosa y Líbano aceptaron el cobro del tercer peaje que operará en el norte del Tolima.
PUBLICIDAD

En Murillo se cumplió la Mesa de Concertación del Proyecto Vial Cambao – Manizales, con la presencia de los alcaldes de Líbano, Murillo y Villahermosa, el vicepresidente de la ANI, el gerente de la concesionaria Alternativas Viales, comerciantes, transportistas y pobladores.

Los conductores, quienes el pasado viernes levantaron el paro convocado en el cruce Armero – Líbano y acordaron esta reunión, expusieron sus inquietudes por la manera en que operará el peaje, pues dicen que no deberían de cobrar por una obra que no inicia y no se sabe cuándo se intervendrá en su totalidad.

Ante estas inquietudes, el vicepresidente de Gestión Contractual de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, Luis Eduardo Gutiérrez Díaz, explicó la manera en que se intervendrá la carretera, con el fin de que se pueda iniciar el cobro.

Aseguró que desde el primero de febrero se cobrará el peaje, desmintió que todo el dinero recaudado será dirigido a las arcas de la Concesionaria Alternativas Viales, y fijó la fecha de la próxima reunión, en la que mostrarán los avances de adecuación de la vía, la cual se adelantó siete meses.

“Logramos un acuerdo, escuchamos las inquietudes, buscamos alternativas, y lo primero que llegamos es que el Concesionario, que tenía la obligación de iniciar la obra Murillo - Alto Ventanas a partir de agosto, se adelantará e iniciará intervenciones la primera semana de febrero.

“También, hay unos tramos de la vía que están críticas, lo que vamos a hacer la semana entrante es intervenir ese corredor. Y, en la parte del preacuerdo, se llegó a que el cobro será a partir del primero de febrero, para cumplir las obligaciones contractuales”, contó Luis Eduardo Gutiérrez.

El vicepresidente de la ANI recalcó ante la audiencia, que como mayor logro, fue adelantar las obras antes del cronograma establecido, y también, se realizarán seguimientos, y por ellos se fijó para este 29 de enero una nueva mesa para mostrar los trabajos en los puntos críticos de la vía. 

Sobre el tema de licencias, el funcionario contó que la obra cuenta con ellas, y lo que necesita son los permisos de intervención de cauce que otorga Cortolima, y aseveró que ya se tramitaron los permisos y están pendientes de que los entreguen.

“Llevamos un acompañamiento para buscar que Cortolima rápidamente nos autorice y entregue los permisos para cumplir las intervenciones de este corredor que conduce Murillo – Ventanas – La Esperanza”, narró.

Esta redacción intentó contactar a la directora de Cortolima, Olga Lucía Alfonso Lannini, pero aunque vió el mensaje, no respondió.

 

Recursos y mano de obra

Una de las incógnitas surgidas por los asistentes, generadas por la instalación prematura del peaje sin antes iniciar la obra, es el dinero recolectado, si iba directo a la concesionaria, sin primero entregar la carretera.

“Había una mala interpretación de los recursos, ese contrato no tiene recursos públicos, se financia con el recaudo del peaje. Se interpretó que daríamos una partida, pero no van a recibir nada. 

“Es importante tener en cuenta, que los recaudos van automáticamente a una subcuenta que se llama ‘recaudo de peajes’, y el concesionario solo podrá disponer de ellos cuando recibamos la totalidad de las obras”, explicó. 

Sobre el uso de mano de obra local, es decir, que se utilicen obreros de las tres poblaciones, el Vicepresidente de Gestión aseguró que con esta obra mejorará la empleabilidad en la región, pero dejó en claro que también se necesita mano de obra calificada y de manejo de maquinaria.

Finalmente, Gutiérrez Díaz recordó que la intervención inicial consistirá en mejorar la calzada, identificar puntos críticos los cuales serán intervenidos de manera preliminar para luego realizar los trabajos definitivos.

 

Opinión del Alcalde de Líbano

El alcalde de Líbano, Jesús Antonio Giraldo Vega, vio esta reunión positiva, pues dice que se logró un acuerdo entre las partes, en especial con los camioneros de esta zona del norte del Tolima, quienes piden primero se termine la carretera hasta Manizales, y ahí si cobren el peaje.

“Lo importante es que se llegó a un acuerdo, los camioneros al principio veían dura la situación, pero escucharon los argumentos de los ingenieros de la concesionaria y llegaron a un acuerdo de arreglar y luego cobrar. 

“Se va a intervenir con pavimento, como se acordó hace cuatro años, se van mejorar los trayectos, las curvas, porque hay que entrar a limpiar la maleza y subir material para mejorar el piso. Al menos podrán pasar turbos y luego continuarán con los arreglos en el tramo Armero”, contó Giraldo Vega.

Uno de los puntos que no convenció a la comunidad, son las condiciones para ser beneficiarios de la tarifa diferencial, aquella que se otorga a los residentes de los tres municipios, pero que deben de ser recurrentes en sus viajes.

Pero allí pocos clasificarían, porque la condición es por lo menos transitar por el lugar entre ocho a 15 veces por mes, y son pocas las personas que se movilizan constantemente por allí, salvo transporte intermunicipal y de carga.

 

Opinión del Alcalde de Murillo

José Antonio García Rodríguez, mandatario de los murillenses, se mostró complacido con la reunión cumplida en su población, y resaltó que si bien se acordó entre todos el cobro del peaje a partir del primero de febrero, la condición para Alternativas Viales es realizar el mantenimiento previo de la carretera hasta La Esperanza y deberá trasladar pronto la maquinaria para iniciar los trabajos y esta se evidenciará con la próxima reunión.

Y sobre la licencia que falta, la de Cortolima, el mandatario informó que la autoridad ambiental ya recorrió la zona y se espera si esta se otorga.

 

Opinión de la Colonia Caldense en Bogotá

“Insistimos en que el trazado Cambao- Líbano – Murillo – La Esperanza no es solución como alternativa a la vía Fresno – Manizales, ya que el solo hecho de transitar por el propio corazón del Nevado del Ruiz, a cero grados y en un trayecto de más de 70 kilómetros, después de haber viajado por Puerto Boyacá – La Dorada – Honda – Mariquita – Armero - Guayabal y Líbano, constituye un verdadero peligro para los pasajeros por hipotermia, razón por la cual el proyecto que nos quiere imponer Invías no es solución y amerita concepto de las entidades ambientales y de salud.

“Además, existe un fallo del Tribunal Superior del Tolima que prohíbe la continuación de las obras, obedeciendo algunas demandas de organismos ambientales y defensores del ecosistema existente en la región y que solo beneficiaría a la población de Murillo, ya que la vía Líbano – Armero – Guayabal es prácticamente una autopista y sus habitantes en su inmensa mayoría viajan a Ibagué, Bogotá y otras ciudades y no a Manizales”.

 

DATO

Para la persona que considere necesita la tarifa diferencial, deberá demostrar, mediante un certificado, que reside en alguna de las tres poblaciones, anexar copia de la cédula de ciudadanía y Soat.

 

DATO

11 mil pesos costará el paso por el peaje, y quienes logran la tarifa diferencial pagarán $5.500.

Regional

Redacción regional

Comentarios