Habitantes de este sector de Ibagué se encuentran azotados por la inseguridad

Este sendero se ha convertido en una olla de microtráfico.
Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA.Este sendero se ha convertido en una olla de microtráfico.
Contenido Exclusivo
Los habitantes del barrio El Tunal, en la comuna Nueve de Ibagué, manifestaron que desde hace varias semanas son amenazados por una banda de jíbaros que tiene azotado el sector conocido como Sendero Ecológico.
PUBLICIDAD

La comunidad del barrio El Tunal se cansó de la inseguridad que reina en el sector desde hace más de dos meses por cuenta de una presunta banda de expendedores de estupefacientes comandada por un sujeto conocido con el alias de ‘Ratón’ e integrada por algunos miembros de su núcleo familiar. 

Una vecina de la zona, que prefirió mantener en reserva su identidad, le dijo a este medio de comunicación que tres residentes de la calle 79 con carrera 1A sur, instalaron cámaras de seguridad para contrarrestar los hurtos a residencias que también se registran en el barrio. 

Pero lo que no imaginaron fue que dicha decisión despertara la ira de un grupo de al menos 10 sujetos que apenas se enteraron de la medida, la emprendieron contra las viviendas y sus propietarios.

 

Hay preocupación debido a que por acá cruzan estudiantes de, al menos, cuatro colegios.

 

Estos presuntos delincuentes serían los integrantes de una banda dedicada a la venta de estupefacientes en un pequeño parque conocido como sendero ecológico, ubicado en la parte trasera del Colegio Ciudad Luz.

Otro habitante, que también pidió omitir su nombre, aseguró que el problema se debe a que dicha ‘olla’ de microtráfico es controlada por una familia que no vive en el barrio: “Hace como un año hay una problemática con unos ‘vergajos’ que venden droga y quieren tener todo el territorio a merced de ellos. Llegan tipo 4 de la tarde y a veces, cuando patrulla la Policía se vuelan, pero al rato regresan.” 

Hace dos meses hicimos una reunión durante una jornada de ‘Alcalde al barrio’ y allí la rectora del colegio Ciudad Luz le pidió al alcalde que antes de habilitar las nuevas instalaciones de la institución para la presencialidad, erradicara la ‘olla’, le hiciera mantenimiento al sendero y construyera un cerramiento.

 

Falta de mantenimiento

 

A la inseguridad en el sendero se suma la falta de mantenimiento por parte de entidades como Ibagué Limpia, Interaseo o Infibagué. La maleza ha invadido el lugar, el parque infantil fue desmantelado y algunas personas aprovechan el abandono del sitio para arrojar basura a las zonas verdes aledañas a la quebrada Hato de la Virgen. 

Un habitante del barrio Ciudad Luz, también denunció que la falta de vigilancia por parte de las autoridades facilita el accionar de los delincuentes y el consumo de estupefacientes, situación que perjudica a los vecinos de este barrio, a los de Altamira y a los residentes del conjunto residencial Hacienda Villa Luz. 

 

Delincuente trepó hasta un tercer piso y destruyó dos cámaras de seguridad.

 

Dato

 

El sendero ecológico está ubicado detrás del colegio Ciudad Luz, institución que fue remodelada hace poco y está pendiente de algunas adecuaciones menores para abrir sus puertas a niños y jóvenes de los barrios del sector.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción Judicial El Nuevo Día

Comentarios