18 de Noviembre del 2017
Publicidad
Columnista Invitado
13 Abr 2017 - 3:01am

Contra el ‘uribesantismo’ mediático

Publicada por
SANTIAGO GÓMEZ
Autor:

Las sociedades únicamente son capaces de evolucionar cuando pueden hacer miradas colectivas a su pasado y pensar estratégicamente en el presente para construir un futuro mejor. Solo las que entiendan que el bien común debe primar siempre, sin excepción, sobre el colectivo, son las que logran niveles superiores de desarrollo. Este no es un llamado de atención a unos o a otros, es una alarma que dejo sonar para todos. El que quiera que despierte, el que no, bien puede despertar en cinco minutitos más. Pero seguro lo deja el bus.

Solo con una mirada temporal extendida se pueden evaluar los desarrollos alcanzados y también los proyectados por los países y su gente. No podemos seguir mirando, como burros amarrados, lo que pasó el año pasado, ni programando el futuro de nuestro país para lo que queremos que pase el siguiente. Colombia es mucho más que Uribe y Santos, sus problemas se derivan de épocas tan lejanas como inicios del siglo XIX y sus soluciones no son derivadas de escenarios políticos coyunturales, sino estructurales.

Desde 1974 no había en Colombia tan pocos homicidios. Hoy hay bastante menos secuestros, extorsiones y delitos relacionados con el conflicto interno, gracias a su finalización formal el año pasado. La pobreza se ha reducido del 49% al 28% en los últimos 17 años; las coberturas en salud y educación son superiores al 92%; la infraestructura vial ha mejorado sensiblemente en la última década, impulsando al país a escenarios de competitividad superiores; la esperanza de vida es mayor a la de cualquier otro momento de nuestra historia; una inflación controlada en cifras de un dígito desde hace varios años y un desempleo que no amenaza la estabilidad macroeconómica son síntomas de una economía saludable. El país está hoy mejor. No se trata de Uribe o Santos, el país es más que eso. Algo hemos hecho bien, aunque hayamos hecho tanto mal. Hay que seguir mejorando, por ejemplo votando mejor y asumiendo nuestros deberes como los ciudadanos de un país nos necesita y que no solo es de quienes se lo roban.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my space
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Todos los derechos reservados Editorial Aguasclaras S.A. - 2014 - Ibague - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.
Términos y condiciones