La Minga y la sordera histórica

¿Cuántos años llevan los indígenas pidiendo que se les escuche? Podría decirse que más de 500. Pero no, en realidad los escuchaban más en tiempos de Carlos V, cuando los intereses étnicos eran tutelados por las Leyes de Indias y había funcionarios destinados a defender los derechos indígenas, amenazados de manera frecuente por sus vecinos blancos y mestizos. Uno de los principales deberes de las reales audiencias era la protección de los indios.

Del Terra-planismo y otros demonios

A Cristóbal Colón, Vasco da Gama y Fernando de Magallanes les cabe el mérito histórico experiencial de haber confirmado las tesis de antiguos astrónomos y filósofos sobre la redondez de la tierra. Después de ellos, decenas de avances científicos y tecnológicos como los satélites han permitido que gente común y corriente pueda comprobar este hecho; aún así, y contrariando toda evidencia, hay quienes sostienen que la tierra no es esférica sino plana.

¿Quién pinta las pintadas?

Arrancamos mes con un nuevo hecho de terrorismo psicológico: más de 60 municipios de 12 departamentos amanecieron con casas y muros pintados alusivos a la Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y miles de panfletos con comunicado de esa banda criminal.

La tierra de los elefantes

Si piensan que voy a hablarles de Botsuana, el país africano al que solían ir las escopetas más aristocráticas de Europa a cazar elefantes, entre ellas el rey emérito de España Juan Carlos I, se equivocan. Desde hace un tiempo, venimos descubriendo que al paso que vamos Colombia va a tener más elefantes que dicho país; según la Contraloría General de la República, existen más de 1.400 obras de infraestructura abandonadas, con o sin terminar, y otras que nunca fueron utilizadas para lo que fueron proyectadas. Proyectos perdidos que cuestan $25 billones. Casi nada.

Una nueva mirada

El próximo 26 de septiembre se cumplen cuatro años de la firma de los acuerdos de paz en La Habana. En este tiempo ha habido avances, retrocesos y estancamientos, pues tal como se consagró en ese texto, y posteriormente en el del teatro Colón en Bogotá el 25 de noviembre, luego de la pérdida del plebiscito del 2 de octubre, los pactos tenían como propósito “la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”, cuya es meta de largo aliento.

Hitos Regionales

Una de las cosas que tenemos que cambiar en el país es la manera como percibimos la provincia. Tenemos una mirada desdeñosa de todo aquello que sucede fuera de Bogotá, somos un país política, social y culturalmente centralista. No sé cuál sea la razón por la cual esto es así, pero es tiempo de construir una nueva percepción y darle a Colombia nuevas miradas, de redescubrir el país y superar el prejuicio de que la vida provincial es de tercera clase.

El túnel del tiempo

Por fin se hizo realidad el Túnel de la Línea. Sólo puede sentirse alegría y esperanza, pues ha sido una de las grandes aspiraciones no solo de tolimenses y quindianos, sino de millones de colombianos que a diario tienen que enfrentarse a una geografía agreste y rebelde, para movilizarse a lo largo y ancho del país.

Mariquita Reverdece

Ustedes podrán pensar que es amor. Y sí, es amor. Pero no solo eso. Es también el reconocimiento a una tierra ligada a nuestra historia regional como ninguna otra, pues como lo hemos dicho en varias oportunidades la provincia de Mariquita fue el Tolima antes del Tolima, una tierra que lograba conectarse con el mundo para hablar de ciencia, flora y fauna, que servía de referencia para el precio del oro y de la plata, y de la cual salían grandes hombres como Gaspar de Figueroa, José León Armero, Francisco Antonio Moreno y Escandón, o José María Samper, nacido en Honda, que en sus días de República fue su capital.

Desde los tiempos del hechizado

Colombia ha tenido siempre más geografía que historia. Es otra manera de decir que hemos tenido más territorio que Estado o que en muchas regiones y rincones de la patria éste brilla por su ausencia y es una ficción o un acto de fe.

Un alcalde en apuros

En Medellín, nada es lo que parece”. La frase es de John Jairo, un amable taxista que me recogió en el aeropuerto José María Córdova en Rionegro, en febrero pasado. Y la lanzó, a raíz de mis comentarios sobre la hermosura de la ciudad y en general de la región, extraordinariamente bella y embellecida, porque es mucho el valor agregado.