La educación superior a distancia

El Primer Encuentro internacional de Educación a Distancia, que se celebrará entre el 7 y 9 de mayo en el Auditorio Alfonso López Pumarejo, un evento del Instituto de Educación a Distancia de la UT, en la conmemoración de los 70 años de la Universidad, servirá de pretexto para hablar de esta modalidad que día a día crece en el mundo.

Se contará con la participación de reconocidos teóricos internacionales y nacionales con la suficiencia en el campo de la educación, y principalmente de la modalidad a distancia, propicio para dar una mirada internacional en el tema; dejar reflexiones y construir conocimiento a partir de sus conferencias y las ponencias de quienes hasta el momento se han inscrito.

Como antecedente, se llevó a cabo el Primer Encuentro Nacional de Educación a Distancia, el sábado anterior, en los Auditorios de la Universidad del Tolima, y que tuvo como conferencista inaugural a la directora de la Red de Universidades y directora del Doctorado en Educación Rudecolombia - Universidad del Tolima, Liliana Margarita Del Basto Sabogal, junto con 20 ponencias nacionales, que de nuevo plantearon reflexiones sobre los ‘Retos y Desafíos de la Educación Superior’.

Es pertinente divulgar que a nivel mundial existen 20 megauniversidades, con la modalidad de Educación a Distancia, de las que 14 están en Asia, en Europa tres, en Norteamérica tres y en África una. Son aproximadamente 12 millones de estudiantes, sin embargo, en estos mismos continentes los gobiernos respectivos ofrecen educación bajo esta modalidad en un gran número de universidades. (Arboleda y Rama, p. 86)

España ha permeado a Latinoamérica en el ofrecimiento de programas en la modalidad mencionada, a través del Institutito de Educación a Distancia, Uned; la UNA de Venezuela, la Uned de Costa Rica y la Unad de Colombia, dedicada exclusivamente a esta modalidad, la Universidad Nacional Abierta y a Distancia que precisamente tiene una de sus sedes en Ibagué.

Pero la Universidad del Tolima tiene el Idead, con centros regionales en 18 departamentos, así hace oferta de Educación Superior de cobertura nacional, a través de esta modalidad, con bajos costos de matrícula y teniendo como requisito de ingreso los resultados de las pruebas de Estado, que sólo permite seleccionar un cupo limitado de estudiantes por programa, hecho que garantiza mejores niveles de calidad.

Encuentro válido el planteamiento que hace Liliana Del Basto, en cuanto a la responsabilidad social que tienen las universidades en la formación, como la exigencia de que no se pierda de vista la humanización de la educación.

Tal como lo plantea la filósofa norteamericana Marta Nussbaum, en su libro ‘Sin fines de lucro’, citada por la conferencista, “se presenta una crisis silenciosa en la que se están produciendo generaciones enteras de máquinas utilitarias, en lugar de ciudadanos cabales, con la capacidad de pensar por sí mismos, poseer una mirada crítica sobre las tradiciones y comprender la importancia de los logros y los sufrimientos ajenos”.

La Educación Superior tiene la responsabilidad de transformar el conocimiento e intervenir en la formación de la sociedad, los docentes tienen la posibilidad de esculpir las mentes y las almas de sus estudiantes y así aportar a una sociedad más justa, más tolerante, más crítica pero constructiva.

Comentarios