“Nos van a cobrar por una obra que no se sabe si algún día existirá”, comerciantes de Líbano

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍADe Murillo hacia Caldas el paso es casi intransitable y existe la duda si permitirán esta obra privada.
Transportistas, comerciantes y población en general de Líbano, Murillo y Villahermosa, confirmaron la protesta para hoy a las 9 a.m. en el cruce Armero, donde instalaron un peaje para una carretera que se supone llegará a Manizales, pero no hay adelantos en la obra.
PUBLICIDAD

Gonzalo Martínez, vocero de los camioneros de Líbano, mostró su inconformismo por este peaje, y añadió que la obra ni siquiera va en un 70% y les van es a cobrar la entrada a casa, pues incluso, desde Murillo hacia La Esperanza y Manizales, no hay una carretera en condiciones.

“Van a cobrar como una obra inconclusa, lo que va a ocurrir es que afectarán la economía, esto subirá costos. Por eso invitamos a todas las personas afectadas para que nos acompañen, ya tenemos apoyo incluso de Convenio y Padilla”, indicó el líder.

Lea también --> En el cruce Armero - Líbano hay incertidumbre por nuevo peaje

Javier Dávila, comerciante de Líbano, también se pronunció ante el cobro de $13.200, que se habrían establecido para acceder a estos tres municipios del norte del Tolima.

“Por qué los libanenses tenemos que pagar por una obra que se construyó hace más de 40 años, y que ahora la limpian, nos dan como contentillo que es una vía de desembotellamiento hacia Caldas, la cual no hay inicio de trabajo a corto plazo.

“En cambio, tenemos que pagar por llegar a nuestra casa, y ver si será cierta esta obra, o como el Túnel de La Línea que se demoró muchos años. Solo buscan impuestos, por algún lado tienen que atracar al pueblo”, apostilló el comerciante.

Lea también --> Con anuncio de protestas de camioneros inicia cobro del peaje del cruce de Armero

Otros ciudadanos aseguran que no es lógico cobrar por una obra que no se construye y que no tiene conectividad, pues el tramo entre Murillo y Manizales es casi imposible transitarlo, por el alto deterioro en el que está.

“El tramo entre Líbano y Murillo también está deteriorado, lo que hicieron fue un parcheo, incluso dejaron unos morros que dañan la suspensión de los vehículos. Hay un mal presentimiento en un peaje con unas obras sin terminar”, opinó un ciudadano.

Lo que es seguro, es que los habitantes de estos tres municipios del norte del Tolima se oponen a un cobro que iniciará desde mañana, en una carretera sin arreglos y que no conduce con seguridad a Caldas y que ha tenido problemas entre ellos ambientales por su cercanía al Parque de los Nevados.

EL NUEVO DÍA

Comentarios