“Hay gente irresponsable e inconsciente que no le teme a esta amenaza biológica”: Alcalde del Espinal

Crédito: JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
Con toques de queda y haciendo una restricción diaria por géneros, se busca en la ‘Ciudad de la tambora’ que el virus que ya deja un deceso, no se expanda. Hasta la fecha se han iniciado 14 procesos judiciales por violación a los decretos.
PUBLICIDAD

El alcalde del Espinal, Juan Carlos Tamayo, indicó que con la ampliación del tiempo de aislamiento por parte del Gobierno nacional, su administración emitió un nuevo decreto con más restricciones para los ciudadanos, con estas decisiones se busca controlar la expansión del virus que deja hasta la fecha tres personas contagiadas y un deceso.

Entre las medidas está un ‘toque de queda’ después de las 6 de la tarde todos los días y el sábado el toque de queda empieza a las 4 de la tarde hasta las 5 de la mañana del lunes, ese decreto pasó el control del Ministerio del Interior”.

“El pueblo venía un poco desordenado, hay gente irresponsable e inconsciente que no le teme a esta amenaza biológica que no es solamente acá, sino en el mundo”.

Y justamente a mitad de esta semana, empezó a regir el pico y género, medida que aunque fue difundida ampliamente, varios espinalunos no la acataron dejando como resultado en el primer día varios comparendos y la judicialización de dos jóvenes que ya tenían infracciones policivas por violar la medida de aislamiento obligatorio.

“Tenemos cerca de 14 casos judiciales, en Semana Santa procesamos a alrededor de ocho personas que venían en una turbo y posteriormente algunas personas nos reportaron (denuncias) a través de quejas ciudadanas y pudimos advertir el ingreso a escondidas de ciudadanos en turbos”, explicó Tamayo.

 

Lea: ---> Espinalunos no le tienen mucho miedo al Coronavirus

Lea: ---> Alcalde de Espinal y su 'jalón de orejas' a los habitantes por "irresponsables"

Una de las preocupaciones de la Administración local era la plaza de mercado, lugar del que salieron los primeros pacientes por contagio del Covid–19 y en el cual se aglomeraba decenas de compradores, aunque inicialmente se habló de un cierre, la medida que se implementó fue ubicar a los vendedores sobre una de las calles que rodea el lugar dejando una distancia considerable entre ellos, asimismo, se les dotó y exigió el uso de guantes, tapabocas, gel antibacterial y alcohol. Mientras que a la par se hizo un proceso de limpieza, desinfección y fumigación.

“En estos días van a estar en ese mismo sitio, pero suspendemos totalmente la actividad del domingo de venta de mercado, porque se aglomeran más 30 mil personas por costumbre. La gente empieza a aprovisionarse de víveres desde el lunes hasta el sábado a las 4 de la tarde”, explicó el burgomaestre.

En cuanto a los casos, el primero fue confirmado el pasado 9 de abril e involucró a un hombre de 44 años que se habría contagiado en Bogotá y trabaja en la plaza, el segundo un hombre de 57 años que acostumbraba almorzar en este lugar, lamentablemente falleció. Y el tercero caso se dio, al parecer, porque tiene un estrecho vínculo con el primero. Hasta el miércoles la ‘Ciudad de la tambora’ contaba 12 muestras bajo evaluación por sospecha y 26 descartados.

 

Las ‘banderas rojas’ símbolo de la necesidad

Jesús Antonio Quintana, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Luis Carlos Galán, expresó que hasta la fecha a su sector no ha llegado ningún apoyo por parte de los gobiernos municipal, departamental o nacional.

“Este es uno de los barrios más vulnerables del Espinal y viven cerca de 160 madres cabeza de familia que se rebuscan diariamente la comida para sus hijos y en este momento se acuestan sin comer, están en una situación dura”, narró.

Las mujeres se rebuscaban el día a día vendiendo rifas, mango picado en las puertas de los colegios o verduras en la plaza, labor que por el aislamiento social no pudieron volver a hacer, mientras que los padres de familia ‘esculcaban’ en el campo las semillas de maíz o arroz que dejaban las máquinas de recolección.

“La gente que vive acá no tiene empresa, ni finca, ni es empleada, nada de eso, sobreviven de lo que consiguen diariamente”.

Para dar a conocer el hecho, las viviendas que están ubicadas por la Calle 11, cerca al barrio Villa Paz, se vistieron con trapos rojas para llamar la atención de la crítica situación por la que estaría atravesando cerca de 300 familias en condición de vulnerabilidad.

Al consultarle, al alcalde Tamayo sobre las banderas rojas que hay en diferentes barrios del municipio como el Luis Carlos Galán, indicó que se está buscando neutralizarlas con los kits nutricionales adquiridos con recursos propios en jornadas que van hasta la madrugada. Agregó, que está a la espera que se active nuevamente el pago del ingreso solidario.

 

¿Y la contratación?

Bajo la urgencia manifiesta en Espinal, según el mandatario, se contrató hasta el momento fumigaciones, adquisición de elementos de protección y “el personal técnico para que maneje salud pública y están recorriendo las calles. Contratamos un vehículo porque hemos tenido problemas con el personal médico, la gente del servicio público se queja. Se hace tres viajes al día a Girardot para traer al personal”.

En cuanto a los kits nutricionales, cuya compra en diferentes departamentos y municipios generó una fuerte polémica precisó que “son 13 productos, los más baratos del Tolima, acá hemos tenido al Ministerio Público en cabeza de la Personería, recuerde que corresponde a un partido opositor nuestro que acabó de salir de la alcaldía (Cambio Radical).

“Aunque celebramos ese control, el fastidio de tener un policía cerca contándonos cada mercado que se descarga del camión y pesando cada producto e incluso viendo la fecha de vencimiento de la sal. La gente no tendrá que preocuparse, estamos sometidos al tamiz de la crítica, pero no deja de causar incomodidad sobre la forma que lo vienen haciendo”.

Se estima que la contratación por la emergencia del Covid–19 ya superó los $500 millones.

 

Retoma de labores

Desde el pasado 13 de abril, los trabajadores de planta de la Alcaldía regresaron a las labores de manera presencial, decisión que generó preocupación entre diferentes sectores, uno de ello los sindicatos que vieron esta decisión como una violación a las medidas establecidas y aunque se habló de horarios especiales, esto no convencía del todo.

Sobre ello, Tamayo explicó que se necesitaba personal, para ello se adoptaron turnos por grupos, uno de 8 a.m. a 1 p.m. y el otro va de 2 a 5 p.m., “las recomendaciones del decreto presidencial para no contraer la economía y (siga) el ejercicio de las administraciones es que se debe hacer teletrabajo o en su defecto semipresencial y es lo que estamos cumpliendo, no estamos violando el aislamiento preventivo”.

Agregó que aunque son cerca de 60 personas laborando, se distribuyeron en dos edificaciones evitando aglomeraciones o que haya más de dos personas en una misma oficina.

 

Alivios tributarios

Sobre este tema Tamayo comentó que en medio de la pandemia ya se logró un recaudo por impuesto predial de $2 mil 500 millones, sin embargo, se está trabajando en un ajuste de valores de acuerdo con lo establecido en los decretos presidenciales, por lo que una vez se tengan las tarifas definidas se dará a conocer las fechas de pago y se empezará a imprimir la respectiva facturación.

 

Dato

Las medidas vigentes son pico y género, pico y placa para vehículos particulares y taxis, también toque de queda.

EL NUEVO DÍA

Comentarios