Para atrás como el cangrejo

Es indudable que el despelote en materia de orden público que vive Colombia es el resultado de cuatro años del gobierno que termina, empeñado a toda costa en hacer  trizas el Acuerdo de Paz de La Habana, pactado con las Farc, que  concluyó con su desarme y desmovilización.

El legado del Duque

Hoy cuando Duque está a escasos dos meses de dejar la presidencia, bien vale la pena mirar cuál es su legado en materia de respeto a los derechos humanos de los ciudadanos y concretamente si la crisis humanitaria que padece Colombia tuvo algún alivio durante su gobierno, o si por el contrario, se acrecentó.

Cambalache

Lo que se esperaba como un ejercicio democrático encaminado, con alegría, a la conciliación, resultó convertido en una guachafita de insultos, ofensas e irrespeto a la privacidad y acusaciones infundadas. Todo menos la construcción del camino hacia la conciliación y la paz. Ese es el sinsabor que deja la campaña electoral a la presidencia de Colombia. Las propuestas sobre los graves problemas de Colombia se vuelven secundarias.

Aquí no pasa nada

Hace más de cuatro meses se esfumaron de las arcas del municipio de Purificación más de diez mil millones de pesos y hasta el momento no ha pasado nada y, como pintan las cosas, no va a pasar nada.

Seguimos cansados

El pasado sábado tuvo lugar en la Feria  Internacional del Libro Bogotá-Filbo- 2022, el lanzamiento del más reciente libro del escritor tolimense William Ospina, “En busca  de la Colombia Perdida”, de la Editorial Penguin Randon  House, 2022.

Gulumbiando

Estamos en las últimas etapas de la elección, en las que siguen primando los discursos veintijulieros, donde lo importante es polarizar al electorado y estar pendientes de lo que indican las encuestas, para acomodar las tesis y las propuestas a dichas mediciones.

¿Qué nos espera?

Ya está probado hasta la saciedad que la política no funciona en Colombia ni en la mayoría de los países Latinoamericanos porque está desenfocada de los problemas de la gente; los políticos se dedican a solucionar los propios problemas de la política, pero no los problemas de la gente. Están desconectados del pueblo y consideran que basta con la improvisación para ser buenos gobernantes.

La campaña política

Estamos en la época de repartir promesas hasta para lo que no existe y ningún promesero menciona la cultura, el desempleo en el campo, la educación, la salud, la violencia contra la mujer y menos mencionar la corrupción porque se pisan los callos. Pasaron los días de compra de votos y de callos pisados y se llegó a la época de los acuerdos de las arepas de mute que se arman o dan forma lentamente, se ponen sobre el fuego y se voltean un montón de veces para que queden asadas para que les metan muela.

La voz de Francia

En medio del caos que vive este país, donde no hay certeza en la justicia ni en la honestidad de los gobernantes, ni de los políticos, donde hay un fraude en las recientes elecciones y no pasa nada, hay una luz de esperanza que enciende una mujer negra del Cauca. Francia Márquez quien desde niña ha alzado su voz ante la injusticia; hecha a pulso, se convirtió en defensora del medio ambiente de los territorios ancestrales y de los Derechos Humanos.