Falta información fiable sobre cultura, deporte y recreación

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
El gran lunar del informe de Calidad de Vida de Ibagué Cómo Vamos fue la ausencia de datos claros y pertinentes acerca de estos temas claves para el bienestar de los habitantes de la Ciudad Musical.

Aunque la ciudad avanzó en temas como el índice de gobierno abierto, que mide el nivel de cumplimiento de normas anticorrupción, este positivo resultado contrastó con la falta de información en áreas como cultura, recreación y deporte.

Por un lado, los datos entregados por la Secretaría de Cultura, Turismo y Comercio se quedaron cortos para conocer el grado de participación y asistencia de los ibaguereños en escenarios culturales.

Sin embargo, a esta falta de información se sumó la no entrega a tiempo por el Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación (Imdri), de las cifras que están bajo su responsabilidad.

Durante 2013 y 2014 el Índice de Gobierno Abierto mejoró para la ciudad, lo que la ubicó en una mejor posición en el país en cuanto al cumplimiento de normas anticorrupción.

Igualmente, en términos financieros la ciudad mejoró su posición nacional en 2013 con el Índice de Desempeño Fiscal, sin embargo, sigue siendo una de las ciudades con desempeños más deficientes entre la Red de Ciudades Cómo Vamos.

Cultura, recreación y deporte

 La calidad de vida presupone el reconocimiento de las dimensiones materiales, físicas, culturales, psicológicas y espirituales del hombre, por lo tanto al abordar el tema es necesario evaluar también su carácter subjetivo e inmaterial, y su repercusión sobre todas las dimensiones del ser humano.

La socialización y la convivencia logradas a través de actividades lúdicas, recreativas y deportivas, culturales y artísticas hacen posible el desarrollo pleno del individuo. De acuerdo con ello, el Informe evalúa algunos indicadores sobre la oferta cultural en Ibagué.

Según la Secretaría de Cultura, Turismo y Comercio municipal, en 2014 se celebraron alrededor de 30 eventos culturales de los que destacan por su número de asistentes el Festival Folclórico Colombiano, el Festival Nacional de Música Colombiana, la Navidad Tolimense y el VII Encuentro Nacional Infantil de Danza Folclórica “Capital Musical”.

Sin embargo, la asistencia reportada a estos eventos carece de fuentes de información confiables que ayuden a determinar con mayor certeza la participación de la ciudadanía en escenarios culturales.

A ello se le suma que la realidad cultural es dinámica y cambiante, por lo que se convierte en un tema complejo y de difícil análisis.

La propia concepción de cultura y su relación con el desarrollo no está claramente definida en nuestra ciudad, lo que implica confundirla muchas veces con el entretenimiento.

De otro lado, en cuanto al uso de la red de bibliotecas públicas de Ibagué se evidenció que hubo un aumento del 87.05 por ciento en el número de asistentes, pasando de 185 mil 110 personas en 2013 a 346 mil 244 en 2014. Estos registros no se refieren necesariamente a mayor recurrencia en la consulta bibliográfica que ofrecen, sino también a la programación cultural asociada a ellas como talleres, conferencias, exposiciones y conciertos, y otras actividades en las que la comunidad participa.

Respecto a recreación y deporte no fue posible tener resultados, dado que la entidad encargada de proporcionar la información al Programa, el Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación de Ibagué (Imdri), no la suministró en el tiempo preciso. 

Transparencia y finanzas públicas

Para este Informe, el programa Ibagué Cómo Vamos optó por efectuar la evaluación del Gobierno de la ciudad a través de dos índices: el primero de ellos es el Índice de Gobierno Abierto (IGA), mediante el cual la Procuraduría General de la Nación adelanta un monitoreo y evaluación anuales del cumplimiento de normas estratégicas anticorrupción al interior de las alcaldías y gobernaciones locales.

El IGA para 2013 - 2014 de Ibagué fue de 82.93 sobre 100, posicionándose en el lugar 58 entre mil 101 municipios, con resultados mucho mejores que en 2013, en el que ocupó la posición número 508 del ranking nacional.

Este indicador evalúa la gestión que se haya dado a la información a través de su organización, cuya calificación fue de 65.5 sobre 100, su exposición con 91.7 sobre 100 y su diálogo con la ciudadanía cuya valoración final fue de 82.9 sobre 100.

Es importante resaltar que la organización de la información fue el componente con el desempeño más deficiente. Es de resaltar también aspectos a mejorar por parte de la Administración municipal según la evaluación de este índice, tales como la atención al ciudadano y la rendición de cuentas.

La segunda medida se refiere al Indicador de Desempeño Fiscal (IDF), la cual fue adoptada por el Departamento Nacional de Planeación y busca hacer seguimiento a ciertos conceptos todos ellos referidos al asunto financiero de las entidades territoriales. Esta medida cuenta con un año de rezago, por lo que se exponen los resultados para 2013.

Este último índice se compone de seis indicadores que califican de cero a 100 el desempeño de aspectos básicos de las finanzas de la ciudad, tales como la autofinanciación de sus gastos de funcionamiento (43.34), cuya calificación indica qué gran parte de los recursos de libre destinación está presupuestada a pagar la nómina y los gastos generales de operación de la Administración municipal.

También, el respaldo al servicio de la deuda (10.64), la cual es la valoración más baja dentro de esta evaluación y merece especial atención, por cuanto esta medida guarda relación con los indicadores de la Ley 358 de 1997 y 819 de 2003 y se espera que la deuda total no supere la capacidad de pago de la Administración ni comprometa su liquidez en el pago de otros gastos.

Además evalúa la dependencia de las transferencias que se hacen desde el nivel nacional y de las regalías (66.99), generación de recursos propios (87.66), porcentaje de recursos que están destinados a la inversión (86.72), y la capacidad de ahorro de la administración (53.97), que obtuvieron calificación favorable para la ciudad.

Los aspectos mejor evaluados de este índice fueron la generación de recursos propios y la magnitud de la inversión, aún cuando se puede ver que la generación de recursos propios fue mejor evaluada en 2012 que en 2013.

Los aspectos con desempeños más deficientes fueron el respaldo del servicio de la deuda y el autofinanciamiento de gastos de funcionamiento, aspectos que también desmejoraron su desempeño entre un año y otro.

Así, Ibagué obtuvo un IDF de 76.03, que aunque no significa algo negativo para las finanzas del Municipio, no supera el índice obtenido en 2010, que muestra el mejor comportamiento de las finanzas en los últimos años, con un valor de 83.3.

Igualmente al comparar lo obtenido por Ibagué contra otras ciudades de la Red Cómo Vamos, se evidencia que la ciudad ocupa el penúltimo lugar, con uno de los índices más bajos. 

ANÁLISIS DE IBAGUÉ CÓMO VAMOS

Comentarios