Balance poco satisfactorio dejó medición del Programa Ibagué Cómo Vamos

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La capital del Tolima sigue navegando en dirección contraria, así lo señala el informe que pretende ser un instrumento que oriente la formulación de estrategias en beneficio de los ibaguereños.

El programa Ibagué Cómo Vamos dio cuenta como el gobierno de Guillermo Alfonso Jaramillo tiene el reto de diseñar políticas públicas eficientes para superar los penosos resultados que dejó la administración anterior. En el más reciente informe, la ciudad sale mal referenciada en diferentes aspectos.

Edwin Martínez, coordinador del Programa, entregó el análisis anual que le toma el pulso a la ciudad en materia de pobreza, educación, salud, mercado laboral, demografía, entre otros. Los resultados que arroja el informe se hacen con base en datos que suministran las entidades locales y nacionales, y aunque no todos los indicadores son negativos, no dejan de ser alarmantes las cifras que se conocieron en la mañana ayer.

“Claramente el último año, es decir el 2015, fue el peor año para la ciudad en términos de la evolución de la calidad de vida durante la gestión del exalcalde Luis H. Rodríguez, sobre todo en el campo educativo fue un cuatrienio perdido, no hubo avances”, señaló Martínez.

Pobreza y desigualdad

El 2015, según cifras del Departamento Nacional de Estadística (Dane), la población de la capital musical del país se encuentra por debajo de la línea de pobreza con una representación de 17.5 por ciento, lo que indica un aumento de 1.1 puntos con respecto al año 2014.

Por su parte, la pobreza extrema representa el 2.6 por ciento. En comparación con el promedio de la Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos, Ibagué ha mostrado una tendencia al incremento en la pobreza monetaria entre el año 2008 al 2015. De esta manera, se concluye que 100 mil personas llegaron a esa condición.

“Parece que no existieron respuestas locales para mitigar o reducir las consecuencias de la desaceleración de la economía, como consecuencia Ibagué fue una de las pocas ciudades donde este índice aumentó ”, dijo Martínez.

Según el coordinador del Programa, la inflación de los alimentos en la ciudad estuvo por encima del promedio nacional y el incremento del salario mínimo de este año tuvo incidencia en el aumento de la pobreza.

La desigualdad, según el coeficiente Gini para el año 2015, tuvo un pequeño incremento con respecto al 2014. En este ítem, Ibagué ocupa el quinto puesto entre las ciudades de la Red Cómo Vamos.

Educación

Es uno de los resultados más desfavorables, en los cuatro años del gobierno de Luis H. no se presentaron avances significativos en las tasas de cobertura neta en educación, tanto en los niveles de primaria, secundaria y educación media, de hecho, en todos los niveles, la cobertura disminuyó. Durante el periodo de 2012 a 2015 la ciudad tuvo problemas para retener niños y jóvenes en el sistema educativo.

La población de edad escolar en la ciudad en ese periodo disminuyó, pasó de 117.006 niños a 114.652. Además, entre 2012 a 2015 la matrícula ha disminuido de manera sostenida. Mientras en el 2012 un total de 80.674 niños fueron matriculados en colegios oficiales, el año anterior fueron 76.691. Por parte del sector no oficial se pasó de 18.312 a 21.095 niños, o sea un incremento de 2.783 jóvenes.

Cabe mencionar que durante el periodo de estudio la oferta educativa gratuita se ha fortalecido, sin embargo la matrícula oficial muestra que ha decrecido. Martínez explica que las razones obedecen a la repitencia, la calidad y el entorno escolar.

Por el contrario, lo que sí registró un aumento es el número de niños no vinculados a instituciones oficiales y no oficiales, con una representación de 14.7 de niños en edad escolar que no están matriculados en ningún tipo de institución, lo que se traduce a 16.866 niños que no están en el sistema educativo formal.

En cuanto a calidad educativa, los resultados del Índice Sintético de Calidad Educativa (Isce) son similares al comportamiento que se han registrado en los últimos años.

Entre 2014 y 2015 se encontró una leve ventaja de los colegios oficiales respecto a los no oficiales. Todos los colegios del sector oficial tienen un mayor Isce.

Salud

A nivel nacional la tasa de mortalidad se redujo, la tendencia ha mostrado una disminución que pasó de 12.76 a 10.39 en el periodo de estudio.

Uno de los pocos aspectos positivos tiene que ver con el número de nacidos vivos con bajo peso, ya que presentó una leve evolución favorable durante la administración anterior.

Un tema preocupante son los niveles de suicidio e intentos de suicidio entre 2009 y 2015. Al comparar el ciclo completo, se muestra que un total inicial de 23 casos de suicidios en el año 2009, para el 2015 se pasó a 30 casos.

Sin embargo, en el periodo 2012 a 2015 muestra una leve reducción al pasar de 33 casos a 30. En cuanto a los intentos de suicidio, entre el mismo periodo pasaron de 176 a 283, lo que implica un incremento de 107 casos.

Es bastante alarmante la evolución de los casos de VIH Sida, el numero de casos en total entre 2010 y 2015 se triplicó, hay 229 casos por cada 100 mil habitantes, la media nacional es 160 casos.

“Estamos en unos niveles muy por encima del promedio nacional, por sexo, la participación de los hombres en el total de los casos está aumentando, paso de 69 al 71 por ciento, y en rangos de edad va hasta los 34 años donde más predominan los casos de VIH en la ciudad”, dijo el coordinador del Programa.

Vale la pena señalar que la cobertura de varias vacunas disminuyó, en particular la de fiebre amarilla e influenza tipo B que se desplomó la cobertura entre los años 2014 y 2015.

Vivienda

Se presentó un incremento en la adquisición de vivienda comercial, pero la de interés social e interés prioritario registró una disminución, además en el total de las construcciones, el porcentaje de las obras paralizadas e inactivas aumentó significativamente entre 2014 y 2015. El porcentaje de las obras paralizadas se explica en la parálisis de nuevas obras en el sector comercial, lo que muestra de alguna manera podría ser un síntoma de que la dinámica de crecimiento del sector de la construcción en la ciudad viene perdiendo fuerza y que además el sector comercial también pierde fuerza.

Mercado laboral

Entre el periodo 2012 – 2015, la ciudad pasó de tener 21 mil niños a 11 mil niños que ejercen actividades laborales, aunque la cifra sigue siendo alarmante, al último trimestre del año anterior la ciudad presentaba una tendencia a la reducción.

Seguridad

En relación con el empleo, el informe Ibagué Cómo Vamos, muestra que la informalidad se redujo, pero disminuyó al mismo ritmo de reducción a nivel nacional, es decir, que la brecha de informalidad entre el mercado laboral de Colombia y el mercado laboral de Ibagué no se redujo.

Para el cuarto trimestre de 2015 la tasa de desempleo alcanzó el 11.7 por ciento, apenas un leve incremento con respecto al mismo periodo de 2015, de esta manera Ibagué se ubicó como la segunda más alta dentro de las 13 principales ciudades del país. La mayoría de las personas ocupadas desempeñan cargos en el sector de comercio, hoteles, restaurantes y servicios comunales, sociales o personales, lo que se reflejó en una alta tasa de informalidad laboral, que a su vez implica un incremento en el subempleo, lo que permite establecer la baja calidad en el empleo que se genera en la ciudad.

“Es necesario desarrollar esfuerzos más importantes y una política pública de empleo digno que empiece a mejorar los estándares en la generación de empleo en la ciudad”, dijo Martínez.

ASPECTO POSITIVO

Los delitos de mayor impacto en la ciudad son el hurto, las lesiones personales, el hurto a residencias y los homicidios. Como era previsible, el informe registró que en 2015 el índice de hurtos incrementó con una representación de 419 casos por cada cien mil habitantes. Entre 2012 y 2014 la tasa de hurtos había bajado de 407 casos a 354.

Las lesiones personales aumentaron en el periodo 2012 – 2015, la tasa por cada cien mil habitantes pasó de 238 casos a 419. Por otra parte, los homicidios aumentaron de 103 casos del año anterior, frente a los 94 que se presentaron en 2014. Según el informe, son los hombres entre 18 y 32 años las principales víctimas. Las comunas Uno, Nueve y Doce es donde se presentaron más casos en los tres tipos de delitos.

Demografía

La ciudad pasó de tener 515.424 habitantes a 553. 524, o sea 38.100 personas más. Aunque la población se ha incrementado entre 2008 y 2015, la tendencia de crecimiento poblacional está perdiendo fuerza. La tasa de crecimiento poblacional más grande se ubica en las personas mayores de 65 años.

La tendencia a la disminución se acentúa, de esta manera para el 2018 empezará el proceso paulatino de envejecimiento relativo de Ibagué, lo que implica la adopción de medidas para mejorar la competitividad, ingresos y políticas públicas para el adulto mayor.

EL NUEVO DÍA

Comentarios