Murió el joven que fue apuñalado cerca a la Boyacá

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Falleció ayer el menor de 16 años que fue herido en dos ocasiones con arma blanca. El menor estuvo 12 días internado en distintos centros médicos, pero los galenos no pudieron hacer nada. El padre del niño habló con EL NUEVO DÍA.

Entre análisis médicos, cirugías y observaciones estuvo 12 días Luis Fernando Triviño Quintero, el menor que fue apuñalado cerca de la institución educativa Boyacá y que ayer falleció en una clínica de la ciudad.

El joven, de 16 años de edad, había sido víctima de dos heridas con arma blanca en su humanidad, una de ellas en el lado izquierdo del pecho y una segunda, debajo de su mentón, el pasado 10 de octubre.

Luis Fernando murió tras sufrir tres infartos que le causaron un grave daño cerebral. Según Fernando Triviño, padre del menor, en diálogo con EL NUEVO DÍA, “el niño quedó en estado vegetal (…). Y no se pudo hacer nada”.

¿Qué pasó con Luis Fernando?

“Le dije que Dios y el arcángel San Miguel nos cuidan y nos protegen”, estas fueron las palabras que Triviño pronunció a su hijo aquel jueves. El joven, que cursaba sus estudios en la jornada nocturna de dicha institución, fue víctima de una persona que lo apuñó dos veces cerca a la entrada del plantel.

El hecho ocurrió entre las 6 y las 7 p.m., al parecer, instantes en que entraba al centro educativo. Una testigo que presenció lo ocurrido dijo, en su momento, que el menor estaba cerca a la entrada cuando un joven, también de aproximadamente 15 o 16 años, se le acercó montado en una bicicleta.

“El niño estaba saliendo o entrando del colegio cuando llegó otro joven. Pensé que eran amigos, pero el niño lo empujó (…). No sé si era que lo iba a robar, cuando lo vi corriendo y el otro fue tras él y lo apuñaló. Luego se fue corriendo”, dijo la testigo.

De igual manera, el padre mencionó que una mujer auxilió a su hijo y lo llevó al hospital San Francisco, pero, debido a la gravedad de las heridas, el joven fue remitido en una ambulancia hasta el hospital Federico Lleras Acosta sede La Francia.

Ya en el centro médico, el menor registró complicaciones y fue intervenido. “Le hicieron una cirugía de corazón y todo salió bien (…)”. Sin embargo, el joven sufrió tres infartos que le causaron daños serios en su cerebro, lo que finalmente le produjo la muerte.

¿Peleas internas?

El coronel Fernando Murillo, comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, indicó que este hecho haría parte de “una confrontación que existe al interior del centro educativo entre los mismos estudiantes”.

El padre del menor señaló que la investigación quedó en manos de la Sijín y que por parte de la familia no se tiene conocimiento de lo que en realidad ocurrió ese día.

Así mismo, Fernando Triviño recalcó la invitación a la misma institución a que se tome medidas de seguridad alrededor del centro educativo.

“Esta situación la pueden estar padeciendo otros padres de familia. Por favor, necesitamos seguridad”, puntualizó.

EL NUEVO DÍA

Comentarios