‘La Dama de la Radio Ibaguereña’

EL NUEVO DÍA
Los locutores celebraron ayer su día, y en el Tolima existen profesionales que dejan su vida por llevar la mejor información y acompañar a sus oyentes; uno de estos casos es el de Enelia Caviedes, quien lleva cerca de seis décadas en la radio de los ibaguereños.

“Ibagué era mi destino y acá encontré mi felicidad”, así se refiere con orgullo Enelia Caviedes Pérez, cuando habla acerca de su llegada a esta ciudad en 1960. ‘La Dama de la Radio Ibaguereña’, como es conocida, nació en Teruel (Huila) y es toda una institución si de voces femeninas se trata.

Llegó a la Capital Musical de Colombia para trabajar en la Oficina de Impuestos Nacionales, pero a los pocos días se enamoró de la radio y Ecos del Combeima le abrió sus puertas; en ese entonces la emisora era manejada por Camilo Rafúl y tenía como director artístico a Juan Eugenio Cañaveral.

En la época del Radio Teatro, un espacio de Ecos, el cual servía como plataforma para los nuevos artistas, fue donde Enelia Caviedes logró su puesto como locutora, recuerda que esta emisora le ayudó a obtener su licencia, pues en ese entonces nadie podía hablar a través de los micrófonos sin este preciado documento.

En 1962, La Voz del Tolima se enamoró de su voz, y fue contratada para conducir el programa ‘Festival Infantil’, este era dedicado a los niños de los barrios, comunas y veredas de Ibagué.

 

Ayudó a la grandeza del folclor

Cuando se decidió que Ibagué necesitaba celebrar sus fiestas del folclor, los medios de comunicación fueron parte fundamental para dar a conocer esta gran actividad y que este año va para su edición 46.

Imagen eliminada.

Por supuesto, la voz de Enelia Caviedes siempre estuvo presente y desde La Voz del Tolima salía por las calles de la capital tolimense a transmitir la llegada, presentación y coronación de la soberana de esta patrimonio artístico y cultural de la Nación.

“En ese tiempo todos nos uníamos, La Voz del Tolima, Radio Festival, La Voz del Nevado, Ecos del Combeima y Ondas de Ibagué, era una gran asociación para transmitir todo lo que llegaba a la ciudad, los conjuntos musicales y escuchar las historias de los artistas, era un deleite”, añora doña Enelia.

Por supuesto, ella contaban con grandes voces masculinas, y de ellas recuerda a sus colegas Antonio Rocha Peñaloza, Luis Eduardo Ruiz Rubio, René Vargas, Germán Valencia, Jorge Eliécer Barbosa, entre otros. “Era un grupo de locutores que nos encantaba la radio”.

Imagen eliminada.

Y entre aquellos artistas que participaron en las primeras festividades, no olvida a ‘El Indio Rómulo’, un humorista y costumbrista boyacense, quien según doña Enelia, contaba historias extraordinarias de este departamento del oriente colombiano.

“También aparecieron en escenario Jorge Veloza, con un canto y una protesta social extraordinaria; conocimos a José A. Morales y a todos esos compositores que hicieron fuerte el festival. Fuimos muy felices porque sembramos el camino del folclor nacional”.

 

La Dama de la Radio

“Para mí es un honor, y agradezco infinitamente a todos mis compañeros por este título; he trabajado con locutoras, un grupo de mujeres como Oliva Herrán, Gloria Beltrán, Martha de Palacio, María Victoria Doza, damas con buena calidad y talento para ayudar a las causas sociales.

“La presencia femenina en el periodismo ha sido importante, recuerdo a Lola de Acosta quien trabajó en El Cronista; tuvimos también la revista ‘Ellas’. Vimos el auge de los baladistas, ese grupo de cantantes provenientes de España e Italia con orquestas que hacían de la radio la gran compañía”.

Imagen eliminada.

En la actualidad, doña Enelia conduce los domingos desde las 6 a.m., el programa ‘Sí Sí Colombia’, el cual busca ayudar a la sociedad ibaguereña, divulgando lo que sucede en la ciudad y divulgando las labores de fundaciones que apoyan a personas desfavorecidas.

 

Saludo a sus colegas

“Decirle a los compañeros que digamos adelante, que nosotros somos los oídos de la sociedad, y pedirle a los jóvenes, que el lenguaje que utilicen sea el más comunicador y bondadoso, porque la gente que está oyendo necesita una radio que construya paz y armonía; que los sonidos algunas veces fuertes, se cambien por palabras que construyan paz, porque la necesitamos, este es un trabajo que podemos hacer los locutores para mejorar este país”.

 

Las nuevas generaciones

“La radio tiene ahora una cantidad de de egresados que vienen a surtir los puestos que vamos dejando, pero ellos vienen bien preparados desde las universidades que cuentan con toda la técnica en los sistemas modernos de las comunicaciones.

“Falta mas diálogo, pero no porque no quieren, sino por la inmediatez que se requiere y esto no permite que vayan a la par en lo que vamos nosotros los mayores”, indicó Enelia Caviedes.

Imagen eliminada.

 

Imagen eliminada.

 

Imagen eliminada.

 

Imagen eliminada.

ANTONIO GUZMÁN OLIVEROS

Comentarios