Empieza carrera de jóvenes para evitar su deportación

AFP / EL NUEVO DÍA
Autoridades migratorias estadounidenses comenzaron ayer a recibir las peticiones de esperanzados jóvenes indocumentados que buscan diferir su deportación, una iniciativa del Gobierno de Barack Obama que podría beneficiar hasta a 1.7 millones de personas.

Esta directiva, el mayor cambio en la política migratoria estadounidense en décadas, fue anunciada hace dos meses por Obama para beneficiar a inmigrantes que hayan llegado a Estados Unidos con menos de 16 años, sean menores de 31, estudien o sean veteranos militares y no tengan antecedentes criminales.

“Las personas que cumplan estos requisitos y cuyos casos sean diferidos podrán ahora vivir libres del miedo de una deportación, y podrán contribuir con sus talentos a nuestra gran nación”, dijo en un comunicado el director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (Uscis).

El Gobierno estima en más de 800 mil las personas que pueden aplicar a partir de ayer, pero centros de estudios demográficos las sitúan en 1.7 millones, cerca de un millón que podrían hacerlo inmediatamente y los restantes a medida que cumplan la edad mínima de 15 años.


Dos años más de estadía

Los beneficiados, llamados comúnmente “Dreamers” por el proyecto de ley Dream Act para beneficiar a los jóvenes indocumentados que fracasó en el Congreso, verán su deportación diferida por dos años, renovable, y podrán recibir un permiso de trabajo temporal.

Congresistas y organizaciones de defensa de inmigrantes realizaban ayer en todo el país sesiones informativas para ayudar a los jóvenes a registrarse.


“Todavía no siento que sea verdad. Todavía no me ha golpeado en el corazón que esto esté pasando”, declaró Nathaly Montaño Vargas, una boliviana de 17 años que llegó a Estados Unidos en 2001, tras llenar los formularios en el Foro Nacional de Migración en Washington, donde la ayudaron abogados y voluntarios.


“Estamos acá para mostrar a todos que no hay nada malo en aplicar”, dijo Montaño Vargas, quien sueña con poder estudiar medicina, para despejar temores de jóvenes reacios a registrarse.

AFP

Comentarios