Un imperdible viaje a lo profundo del Magdalena

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAHonda, lugar donde se estrenará el documental Las voces del río, un viaje de emociones en lo profundo del Magdalena, hoy a las 8:00 p.m.
El 2 de noviembre de 2021 en Bocas de Ceniza en Barranquilla, empezó el recorrido de tres semanas, que recogió los rostros y sentimientos de los habitantes de la ribera que ha sido la arteria fluvial más importante del país, el cual culminó en la Laguna de la Magdalena en las montañas del Huila.
PUBLICIDAD

Hoy, viernes 29 de abril, a las 8 de la noche, desde Honda, Tolima, es el lanzamiento de Las voces del río, un viaje de emociones en lo profundo del Magdalena, un documental que compila las voces de esperanza y dolor de quienes habitan a la sombra de la grandeza del río.

La producción estuvo a cargo de un equipo de realizadores audiovisuales encabezados por los directores Wilson Giraldo y Vladimir Dacol que, en esta travesía del Sistema de Medios Públicos (Rtvc), hicieron un recorrido alterno para recoger el sentir de los pobladores de este majestuoso afluente colombiano y condensarlos en el documental de una hora de duración.

El acto de presentación de Las voces del río, un viaje de emociones en lo profundo del Magdalena, tendrá lugar en la ‘Ciudad de los puentes’, una de las poblaciones por donde transcurrió la expedición, como un reconocimiento y agradecimiento a quienes compartieron sus emociones sobre el Magdalena; el resto del país podrá ver el documental en simultánea por las pantallas de Señal Colombia y Canal Institucional.

“Este documental es una búsqueda del significado que tiene para la cultura ribereña, quienes lo habitan. Es indagar esos significados, oficios y personajes en torno a un río que desconocemos absolutamente. Es un trabajo sincero de escudriñar, de escuchar qué ha sido para esas gentes ese río que, para uno como citadino, tiene otros valores porque ha crecido en el cemento y eso no deja ver lo grande que puede ser para una nación y para una sociedad”, dice Wilson Giraldo, uno de los directores del proyecto.

Por su parte, el codirector Vladimir Dacol, sostiene que más que la importancia del documental hay que referirse a la importancia del río Magdalena para el país. “Nosotros fuimos simplemente un instrumento para recoger esas voces, esas sensaciones y esos momentos… para recoger la vida del río”, expresa.

“Cualquier trabajo que intente recuperar o hacer volver la vista hacia un país que está lejano desde las ciudades y desde los ámbitos políticos y de poder, ya tiene una importancia fundamental; llámese Río Magdalena, Amazonía, ‘Por los pueblos de Colombia’, economía… Un documental que intente de una u otra manera hacer visibles esas personas que componen más del 80 por ciento de la idiosincrasia colombiana es meritorio y esta es una aproximación a unos temas desde la realización de un retrato honesto”, agrega Dacol.

Además de los codirectores, se destaca la participación de Germán Ferro, director científico y curatorial del Museo del Río Magdalena, de Honda (Tolima), a quien atribuyen un papel esencial en la selección de los personajes y las paradas de la excursión que hacen parte del documental.

Su conocimiento ayudó a ubicar lugares, oficios y personajes en una especie de curaduría que facilitó contactos y direccionó al equipo hacia sitios determinantes para contar la historia. Por eso, la producción asegura que tuvo una participación importante en el documental y ayudó a encaminar la investigación como un guía constante para el desarrollo del tema.

Así mismo, se destaca el aporte de la artista, docente e investigadora Clemencia Echeverry, cuyas obras se ven en el documental y cuyo trabajo artístico está direccionado hacia los ríos y la violencia en ríos como el Cauca y el Magdalena. Y como ella, sobresale el trabajo de Fernando López, quien apoyó a los directores con su conocimiento y su experiencia de haber filmado recientemente un largometraje en Puerto Berrío, una de las poblaciones que visitaron.

Ejemplo de convergencia

Giraldo, Dacol y el equipo de edición se dieron cuenta que la emoción estaba en los testimonios de los ribereños, solo había que dejarlos hablar y sobre todo escucharlos y es lo que les permite afirmar que el documental es esa reflexión a profundidad.

“Sorprende la importancia que tiene para ellos el río. Hacen ver ese concepto de un ser aparentemente inerte desde nuestro centralismo, pero tan lleno de vida, tan majestuoso y magnífico. Fue una gran revelación porque además el Magdalena es un río que une, no distancia, y eso se percibe desde Bocas de Ceniza hasta arriba en la Laguna de la Magdalena cuando escuchas al mamo, a distintas culturas, los climas, pero en el fondo es un mismo río y como humanos somos lo mismo”, agrega Wilson Giraldo.

De otro lado, con el documental se cierra el proyecto Ruta del Magdalena, 1.540 kilómetros de historias, que es un ejemplo fiel de lo que significa el trabajo en convergencia de RTVC Sistema de Medios Públicos.

“Este es el resultado de un esfuerzo que requirió la participación de todas nuestras marcas y toda la capacidad de nuestros profesionales. Este es el cierre de un trabajo que se tradujo en decenas de contenidos escritos, sonoros, visuales y digitales que, en conjunto, constituyen un documento de enorme valor investigativo por su aporte cultural, periodístico, histórico y social para el país”, explica Álvaro García, gerente de RTVC.

A esta afirmación se suman toda una serie de recursos desplegados por RTVC y sus marcas Señal Colombia, Canal Institucional, Radio Nacional de Colombia, Radiónica, Señal Memoria y RTVCPlay, que involucró la producción de notas para televisión, videos, fotografías, audios y podcast, entre muchos otros contenidos que se entregaron a sus audiencias a través de RTVC Noticias, las frecuencias de las emisoras y de las plataformas digitales del Sistema de Medios Públicos de RTVC.

Así se une a la historia, música, gastronomía, riqueza natural, poesía, pintura que se han forjado durante siglos a orillas del río Magdalena, con rostros, voces y sonidos del río en este documental, que entra a formar parte de un archivo invaluable para la memoria histórica del país en donde los dramas, necesidades, tragedias, anhelos y demandas de cientos de pobladores suenan al unísono con el clamor de las aguas del Magdalena.

La esencia

Las voces del río, un viaje de emociones en lo profundo del Magdalena involucró un equipo de investigación y producción cuyo propósito fue recoger aspectos en profundidad de la principal corriente fluvial del país, su esencia, el sentimiento de quienes han visto su evolución, el deterioro, pero también toda su grandeza.

Alto valor

Las voces del río, un viaje de emociones en lo profundo del Magdalena, hace una mirada pausada en la que se filtra el pensamiento y el sentir de pobladores y comparte imágenes privilegiadas de las aguas que surcan a Colombia y han determinado su historia y su desarrollo. Una pieza hermosa del proyecto convergente con el que RTVC Sistema de Medios Públicos rinde tributo al río madre de Colombia para resaltar sus historias, su música, las tradiciones y ancestralidades de los pueblos que han crecido a sus orillas y acerca a los colombianos a un tesoro desconocido para la mayoría.


 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

 

Redacción EL NUEVO DÍA

Comentarios