Los vasos comunicantes del senador Mario Castaño con el Tolima

 Castaño llegó al Congreso en 2014 como representante por Caldas, después de haber sido gerente en la Industria Licorera de Caldas. En el 2018 saltó al Senado y en estas elecciones busca mantener su curul.
Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA.Castaño llegó al Congreso en 2014 como representante por Caldas, después de haber sido gerente en la Industria Licorera de Caldas. En el 2018 saltó al Senado y en estas elecciones busca mantener su curul.
El polémico congresista liberal, acusado de liderar una red de corrupción que exigía dinero por viabilizar contratos y proyectos, ha tenido aliados y presencia electoral en el Departamento.
PUBLICIDAD

El grueso de los ciudadanos del Tolima no  saben quién es el senador liberal Mario Castaño, uno de los barones electorales de Caldas y el Eje Cafetero, pero desde hace varios años el polémico congresista incursionó en el Departamento.

Acusado de liderar una red de corrupción para direccionar millonarios contratos a cambio del 10 % de cada uno, Castaño Pérez busca mantenerse cuatro años más en el Senado de la República y, de paso, seguir consolidando su poder en la región.

En las elecciones de 2018, cuando ostentaba una curul en la Cámara por su natal Caldas y aspiró al Senado, Castaño obtuvo 3.212 votos en Tolima, repartidos especialmente entre Ibagué (762) y municipios del norte del departamento como Armero-Guayabal (670), Mariquita (555) y Honda (251).

De acuerdo con una investigación de la Fiscalía revelada en los últimos días, la organización criminal operaba en el Tolima, a través de la relacionista pública Lorena Cañón, gestionando ante ministerios la viabilización de proyectos y obras en favor de algunas alcaldías.

Por ejemplo, según trascendió, la banda ‘patinó’ contratos ante el Ministerio del Interior para la administración de Armero-Guayabal, dirigida por Medardo Ortega, quien en 2018 coordinó la campaña de Castaño en el norte del Tolima.

Sobre Cañón, a quien la Fiscalía le detectó pagos por $144 millones por sus gestiones ante entidades del Gobierno nacional, el congresista aseguró en entrevista con W Radio no trabaja para él y la conoció durante la pandemia, a raíz de las labores humanitarias que ella adelanta.

“Es una persona que yo conozco, que es comunicadora, que trabaja para medios. No trabaja para mí, hace gestiones de diferente índole de labor social, yo la conocí trabajando en actividades en el Tolima, sacando certificados de origen para las cosas de La Chamba y entregando ayudas humanitarias en el tema de la pandemia. Ahí la conocí”, aseguró.

 

Amigos y enemigos

 

Archivo /  EL NUEVO DÍA.

 

En 2019, Castaño se fue lanza en ristre contra la dirigencia liberal del Tolima, encabezada por el exsenador Mauricio Jaramillo, a quien fustigó de estar amenazando, junto al representante Ángel María Gaitán, a diputados y concejales del Departamento para controlar el otorgamiento de avales de cara a las elecciones regionales que se avecinaban en ese entonces.

Ese año electoral, Castaño encontró como aliado en el Tolima al exdiputado liberal Alexander Tovar, quien incluso organizó un acto de adhesión al entonces candidato a la Gobernación Ricardo Orozco en el que abundaron los logos del congresista caldense.

Castaño apareció a finales de noviembre en Ibagué para participar en el homenaje que se le rindió al gobernador Óscar Barreto a pocas semanas de que dejara el cargo. No fue un asistente cualquiera:  ocupó un lugar en la primera fila, en video quedó registrado el efusivo abrazo que se dio con el entonces mandatario e intervino en el evento para elogiar a Barreto.

 

Compra de votos

 

En 2019, el fotógrafo y dirigente comunal de Ibagué José Máximo Salas fue condenado a una semana a 24 meses de cárcel por estar comprando votos en favor del congresista Castaño en las elecciones legislativas de 2018.

Según informó la Fiscalía, el hombre fue sorprendido ofreciendo 50.000 pesos a ciudadanos para que votaran por el senador  caldense y, tras ser capturado, le fueron hallados 754.000 pesos en efectivo, propaganda política del partido Liberal y fotocopias de cédulas de ciudadanía.



Dato

 

Graciela Vergara, exdiputada y candidata liberal a la Cámara, es la fórmula del senador Mario Castaño en el Tolima. La aspirante no se ha pronunciado sobre la polémica que protagoniza su coequipero. 

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

REDACCIÓN POLÍTICA.

Comentarios