La Personería de Ibagué se opone al decreto 3050 de 2013

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La Personería Municipal radicó ante el Consejo de Estado una acción de nulidad en contra del decreto 3050 de 2013, por medio del cual las empresas de servicios públicos de acueducto y alcantarillado están en la obligación de expedir la certificación de viabilidad y disponibilidad inmediata de dichos servicios cuando sean solicitados, y en la cual solicita suspensión temporal de la ley mencionada.

Esto, debido a la problemática que se presenta en la urbanización La Arboleda, proyecto de cinco mil viviendas, cuyo colector de aguas residuales La Honda no tiene la capacidad para dicha carga, al igual que el suministro de agua es insuficiente, por tal motivo, podría colapsar.

La Personería de Ibagué, considera que se debe declarar la nulidad de dicho decreto debido a la imposición y obligación de expedir la certificación de viabilidad y disposición inmediata de los mencionados servicios cuando sean solicitados, sin haberse desarrollado los estudios técnicos previos.

“Nosotros consideramos que se debe declarar la nulidad del decreto, porque impone el deber de efectuar esta viabilidad sin tener en cuenta la disponibilidad de fuentes hídricas ni las redes que corresponden, lo que va más allá de ser violatorio de la carta superior; además, impide un ejercicio coherente de las labores de los prestadores de servicios públicos, lo que necesariamente ocasionaría un problema de grandes magnitudes”, acotó Zulia Peláez, delegada de servicios públicos de la Personería Municipal. De igual forma, la entidad ratificó que no se trata de quitarle la imposición a las entidades prestadoras del servicio público de que certifique, sino que previamente se verifique si existe la viabilidad en los sectores para construir.

Por su parte, Peláez agregó que no debe ser una imposición como lo asigna el decreto, porque cuando efectivamente no hay garantías para prestar el servicio, no están obligados a expedirlas.

EL NUEVO DÍA

Comentarios