Escuela de música en Ibagué no puede dictar sus clases por construcción de un megaproyecto: denuncia ciudadana

Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA
La escuela musical Sinfonía Casa de Arte, ubicada en el barrio Ciudad Luz de Ibagué, se ha visto afectada por la construcción de un Megaproyecto de la constructora Colpatria.
PUBLICIDAD

Sandra Echecerry, directora de la escuela musical, que tiene más de 13 años de trayectoria en el sector, denunció, que la constructora Colpatria, encargados de la construcción del Megacolegio Ciudad Luz, “ha incumplido todos los acuerdos” para la realización de la obra.

Según Echeverry, al momento de realizar el acto de vecindad, “se aclaró que teníamos una escuela de música” y se concertó con la constructora que ellos avisarían con antelación los horarios para el desarrollo de la construcción, con el objetivo de evitar la interrupción de las clases.

Sin embargo, esto al parecer no ha sucedido, pues la mujer afirma que “nosotros a ellos solo les pedimos que nos informaran los momentos que tenían este trabajo donde requerían tanto movimiento y tanta bulla, pero no fue posible”

El exceso de ruido, ha impedido el desarrollo de las clases, que se dictan tanto de forma presencial, como virtual e incluso ha afectado a los demás habitantes del sector, quienes realizan trabajo en casa, además, las calles se han deteriorado y las casas se han empezado a agrietar a causa de la obra.

La directora, indicó que este sábado 8 de mayo, la constructora no avisó que realizaría trabajo de fundimiento y “hoy lastimosamente la clase fue violentada una vez más por la constructora Colpatria. No nos avisaron”

Por este motivo, los niños, adolescentes y directores de la escuela musical decidieron hacer presencia en la calle, para dar a conocer su inconformismo con el proceder de la constructora y la afectación que está generando la obra.

Asimismo, Echeverry indicó que en ningún momento impidieron que las maquinas continuaran con su labor.

“Nosotros llamamos a la Policía y efectivamente vino, pidió que hiciéramos un acta con el director de la obra, el señor Jimmy, quien no quiso firmar el acta” indicó la denunciante.

Finalmente, apeló al derecho al trabajo y a la no violación de los derechos de los niños e indicó que las autoridades les dijeron que podían permanecer en el lugar hasta tanto no se llegará a un acuerdo con la constructora.

“Estamos diciéndole a los dueños de estos proyectos que por favor cuando hagan una construcción respeten el vecindario, nuestra Ciudad Luz, es un barrio de gente trabajadora, honesta y que vive del día a día y estamos cansados” concluyó. 

Esta redacción se intentó comunicar con la constructora Colpatria para conocer su versión frente a la denuncia ciudadana, sin embargo al cierre de esta edición no se logró contacto con la constructora.
Redacción Web

Comentarios