Conozca cuál es la comida callejera favorita de los ibaguereños

Crédito: El Nuevo Día.
Ibagué es una ciudad central, no solo en el departamento sino en todo el país. Esta privilegiada ubicación, ha hecho posible que se nutra de diversas culturas y también gastronomía.
PUBLICIDAD

Por ello, no es de extrañarse que en las cientos de calles que componen la ciudad, se vea casi en cada esquina una venta de comida diferente: desde chicharrones, comidas rápidas, pasando por arroz chino y churros. Sabores dulces y salados que se mezclan dando a los ibaguereños de dónde escoger.

Algunos son clientes número uno de este tipo de ventas informales, otros son reacios a comer alimentos preparados en la calle. Lo cierto es que ibaguereño que se respete, ha consumido alguna vez en su vida productos de ventas callejeras.

 

Pero, ¿cuál es la comida preferida por los ibaguereños?

El Nuevo Día salió a las calles del centro de Ibagué, y dialogó con decenas de transeúntes preguntándoles, ¿cuál es su comida callejera favorita de Ibagué? El ganador indiscutible fue: la empanada.

1

Del total de personas entrevistadas, el 50% expresaron preferir las famosas empanadas, tal vez la comida callejera que más se ve en la ciudad. Se encuentran casi en cada esquina, tiendas, panaderías, y su precio económico (desde los 500 hasta los 2 mil pesos), más su buen sabor, las hace la reina de las comidas callejeras de Ibagué, según expresaron los mismos transeúntes.

En un segundo lugar, y con un 15% de predilección, se hallan las comidas rápidas, principalmente las hamburguesas, que, si bien no son tan económicas como una empanada (pueden ir desde los 2.500 hasta los 7mil pesos), es una alimento bastante balanceado al traer desde proteína, hasta verdura. Así mismo, los perros calientes son los más apetecidos por los niños.

2

Por último, el 35% restante se dividió equitativamente entre churros, chorizos con arepa, arepas rellenas, arroz chino, pizza y “no me gusta consumir comida de la calle”, como lo expresó un ciudadano de media edad, quien aseguró que “es antihigiénico”.

 

Don Roque y su negocio de longanizas

Sobre la calle 15 con tercera, cerca al edificio del Banco Agrario, Don Roque saca su negocio de chorizos y longanizas, en los que atiende a sus clientes con una gran sonrisa en el rostro. El hombre expresó, mientras soplaba la comida para que se ase al carbón a la perfección, que afortunadamente cuenta con una buena clientela, y se vende al graneo bastante bien todos los días.

3

“Graneamos bueno. Tenemos gente que viene de los pueblos, de Bogotá, de la ciudad y nos compran, y vuelven porque les gusta (…) a veces cuando hay monedita es cuando más se vende, pero cuando pasa la quincena es cuando se baja y graneadito”, contó.

Don Roque es uno de los miles de vendedores informales que espera sacar su sustento diario con las comidas callejeras, apetecidas por unos y temidas por otros, pero que sin duda son eje central de la economía que mueve la ciudad y sustenta familias enteras.

Redacción web.

Comentarios