Concejal Perdomo cuestionó trabajo de la personera encargada de Ibagué

Crédito: Archivo - Suministrada / El nuevo día.Linda Esperanza Perdomo, concejal (izquierda), y Francy Ardila, personera (e) (derecha).
En la Corporación se cuestionaron varios procesos de contratación adelantados por la funcionaria entre el 2020 y 2021.
PUBLICIDAD

En el debate de control político a la Personería de Ibagué, la concejal Linda Esperanza Perdomo cuestionó la gestión que viene realizando la personera encargada Francy Johana Ardila desde la llegada a su cargo en septiembre de 2020.

Según la cabildante, existen aparentes irregularidades en la ejecución de varios contratos, así como en el personal que ha dispuesto la titular de la entidad del Ministerio Público.

La corporada también denunció malos tratos por parte de la funcionaria con algunos de sus colaboradores, “uno no entiende cómo en la entidad que debe promover la protección de los derechos humanos y la garantía del ejercicio de las competencias humanas a veces no se puede porque el trato hacia los funcionarios, a veces no es el adecuado”, señaló Perdomo, quien indicó ante el cabildo que la situación le fue expuesta por diferentes empleados al servicio de la entidad.

Perdomo además cuestionó el hecho de que Ardila ejerza no sólo su encargo como Personera, sino que también esté al tanto de la Dirección Administrativa de la misma entidad.

“¿Por qué si tiene una cantidad de funciones como Personera municipal no permite que otros funcionarios de planta desarrollen las funciones administrativas?”, señaló la citante al debate, quien también preguntó cuál es el salario que devenga si está realizando doble función.

Frente al tema de contratación la corporada pidió la atención de la Contraloría municipal pues advirtió que hay temas que merecen ser investigados como el pago de hasta $6 millones mensuales por prestación de servicios para abogados adscritos al despacho de Ardila, mientras que los profesionales que colaboran en las Personerías delegadas recibirían sueldos mucho más bajos con un compromiso mayor.

Perdomo indicó que en los informes de la oficina de control se habla de pocos recursos para la contratación de personal, pero que los precios por los que se contrata, permitirían un mayor flujo de personas al servicio.

“En los informes de la oficina de control interno se evidencia la falta de recursos para la contratación de personal, me llama la atención que una entidad que tiene tantas necesidades y recursos tan limitados, tiene contratistas bendecidos por el despacho, contratistas de $6 millones mensuales, mientras hay otros contratistas que tienen pagos de $2 millones. Si la falta  es de personal, porque con lo que paga un contratista mejor paga dos de $3 millones y genera la posibilidad de que esa gran falta de personal que tiene la entidad pueda ser solventada”, aseveró la concejal.

Según la corporada, solo en el despacho de la Personería habrían al servicio 14 abogados.

Asimismo, se puso en entredicho el por qué de la contratación directa con una entidad sin ánimo de lucro, cuando para tal fin se debe trazar un proceso competitivo con las empresas que se ajusten a las necesidades del sector.

Uno de los contratos que se expuso fue el 027 del 2021 suscrito entre la Personería y el Centro de Capacitación del Tolima, Cencaptol, que tiene como principal función la capacitación de cursos en alturas, pero que para este caso su objeto contractual está dirigido para actividades de seguridad y salud en el trabajo frente al Covid-19.

“Por qué se tiene que contratar a una entidad para que haga los protocolos (de bioseguridad), si no se tiene que inventar nada, el Ministerio (de Salud) ya los dio (...) y no se hizo una revisión del decreto 92 de 2007 que establece cuál debe ser el procedimiento para contratar con entidades sin ánimo de lucro”, acotó la concejal.

Por estos hechos desde el Concejo se solicitó al contralor, Iván Darío Delgado  iniciar un proceso de auditoría express.

 

¿Qué dice la Personería?

Tras la exposición de motivos de Perdomo, la Personera (e) indicó que no existen malos tratos en la entidad, que es una persona humana y que no ha atropellado a nadie; sin embargo, aseguró que le ha costado “sacar de la zona de confort a algunos funcionarios ubicándolos en el contexto y misión que tiene la Personería”.

Asimismo, sostuvo que si existe la necesidad de hacer cambios en la entidad los hará efectivos y que está dispuesta a entregar la información necesaria a los entes competentes.

La funcionaria indicó que desde su encargo en la titularidad de la entidad del Ministerio Público, solo ha recibido el sueldo que le corresponde al cargo personero, es decir $14.439.012, mismo salario que recibe el Alcalde de Ibagué al mes, “el salario de Directora Administrativa está liberado con un saldo disponible en el presupuesto”, dijo Ardila.

Asimismo, argumentó que no tiene 14 abogados adscritos solo ha su despacho como señaló la Concejal, sino que estos son apoyo a las Personerías delegadas.

 

Así está la contratación en la vigencia de la Personera (e)

En la información entregada por el Ministerio Público se indicó que de septiembre a diciembre del 2020 se suscribieron 17 contratos avaluados en $252.872.889, ocho de ellos son por contratación directa para la prestación de servicios.

En el periodo que comprende entre enero y mayo del presente año, la cifra es mayor, pues se suscribieron 53 contratos que representan costos por el orden de $777.289.236, de esta cifra $601.950.000 tienen relación con la contratación directa para la prestación de servicios de 38 profesionales, también se hizo la contratación de otras seis personas para servicios de apoyo a la gestión.

El presupuesto previsto para esta vigencia es de $3.474.416.243, y ya se ejecutó un 55.99% es decir $1.945.162.465.

El Nuevo Día.

Comentarios